En entrevista publicada el 15 de abril de 2008 en el diario estadounidense Los Angeles Times, Osman Ocalan (hermano del dirigente encarcelado Abdullah Ocalan) atestigua que Estados Unidos suministra apoyo logístico al PKK, organización kurda que el Departamento de Estado cataloga sin embargo como «terrorista». A pesar de ello, Estados Unidos envía camiones llenos de equipamiento para el PKK cada dos o tres meses. Como ya hemos señalado anteriormente desde estas columnas, la mano derecha del Pentágono ignora lo que hace la mano izquierda. Por un lado, Washington planificó el ataque turco contra las bases del PKK en Irak, y por el otro apoya al propio PKK a través de la rama antiiraní de dicha organización, el Pejak, para propiciar la realización de atentados en Irán.