JPEG - 21.3 KB

Foto arriba: El Presidente ecuatoriano Rafael Correa.
_____________________________________________

El presidente Correa denunció que los servicios de inteligencia del Ecuador estaban totalmente infiltrados y sometidos a la Central de Inteligencia Americana CIA y anunció su decisión de terminar con aquello. ¿Qué opina el MPD al respecto?

Es una actitud valiente y consecuente de Rafael Correa. Reafirma la posición patriótica del gobierno nacional, que se evidenció claramente luego del bombardeo del 1ro de Marzo pasado al denunciar a la comunidad internacional la masacre de Angostura y defender con firmeza nuestra soberanía nacional frente a los planes guerreristas de Uribe y la doctrina intervencionista de las guerras preventivas de Bush. Las acciones de Correa en ese plano son en lo fundamental correctas y se sintonizan con el sentimiento mayoritario de los ecuatorianos que aspiramos a una Patria verdaderamente libre y soberana.

La presencia de la CIA en el Ecuador no es nueva, ha sido denunciada por décadas por la izquierda y las organizaciones populares. Sus siniestras acciones incluyen golpes militares, sabotajes, propaganda “sucia”, infiltración, asesoramiento para reprimir, torturar, desaparecer y ejecutar a los luchadores populares. De ahí que quienes desde la derecha pretenden minimizar la presencia de la CIA como algo “normal” y de colaboración entre gobiernos “amigos” asumen en los hechos posiciones abiertamente entreguistas y vendepatrias.

La decisión anunciada por el gobierno de terminar con el sometimiento de la inteligencia militar a la embajada norteamericana es consecuente y debe ser apoyada. Un primer paso ha sido el relevo del Coronel Mario Pazmiño. Pero es necesario ir al fondo, investigar todos los nexos de la CIA en las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional , hay que depurar las fuerzas armadas, debe juzgarse a los involucrados por traición a la Patria , porque se han puesto al servicio de una potencia extranjera. Incluso habrían entregado información a Colombia, según el presidente de la República , a un gobierno que bombardeó nuestro país. Al mismo tiempo deben desmontarse todos los convenios militares, públicos o secretos, que someten a nuestras fuerzas armadas al comando de la CIA y el Comando Sur del Pentágono.

Rafael Correa ha advertido que por asumir esta posición contra la CIA puede caer el gobierno e incluso estaría en riesgo su vida, ¿ese es un peligro real?

Creo que sí. Hay que tomar en cuenta que están en juego los intereses de los yanquis en la región. El imperialismo se propone a toda costa mantener el control económico y político de nuestros países, asegurar para sí la riqueza petrolera y minera, las fuentes de agua y la biodiversidad de nuestros territorios; por eso se propone la corriente democrática y de izquierda en América Latina.

La historia de la CIA incluye cientos de golpes de Estado, invasiones, asesinatos políticos en todo el mundo. Basta recordar la responsabilidad de la CIA en el golpe militar contra Salvador Allende en 1973 y su apoyo la sangrienta dictadura de Pinochet, más recientemente organizó el intento de golpe de estado contra Hugo Chávez y el papel de la embajada norteamericana apoyando a los sectores separatistas en Bolivia contra el gobierno de Evo Morales.

En nuestro país hay una conspiración en marcha, la oligarquía no se resigna ni se resignará a perder su poder. Ahora mismo, voceros de Lucio y los socialcristianos golpean las puertas de los cuarteles, reclamando definiciones de los generales y los coroneles, llamando a defender el “honor de las Fuerzas Armadas”.Estos afanes golpistas deben ser desenmascarados y rechazados. Nosotros, como MPD, convocamos a todos los sectores populares a movilizarnos para defender el proceso de cambios, que hoy lidera el Presidente Correa.

¿ La CIA está involucrada con la presencia de tropas norteamericanas en la Base de Manta?

El accionar de la CIA en nuestro país, las tropas militares yanquis y su puesto de avanzada el FOL en Manta forman parte del Plan Colombia, como lo reconocieron públicamente los propios mandos norteamericanos. En el bombardeo de Angostura es evidente la coordinación de los servicios de inteligencia colombianos y ecuatorianos, bajo el mando de la CIA. El informe de la FAE determinó que las bombas que se utilizaron sólo pueden usarse desde aviones de alta tecnología que no tiene Colombia y que sí poseen los Estados Unidos. El FOL en Manta es un puesto que provee de información con sus aviones espías y brinda abastecimiento logístico para este tipo de operaciones militares norteamericanas y colombianas.

Más allá de las declaraciones y maniobras de algunos lacayos socialcristianos como el Alcalde de Manta, asambleístas de la Sociedad Patriótica y el PRIAN para defender la presencia yanqui, el clamor de los ecuatorianos exige que los militares norteamericanos salgan AHORA. Incluso los sectores populares de Manta y Manabí conformaron el Frente de Defensa de la Soberanía Nacional.

Por eso, nuestro bloque en la Asamblea Constituyente ha propuesto un Mandato para terminar inmediatamente con el Convenio que entregó inconstitucionalmente la Base de Manta a los norteamericanos. Esta iniciativa ha recibido el respaldo entusiasta de varios asambleístas de Pachacutik y de Alianza País, así como de las organizaciones populares. Aspiramos a que en las próximas semanas este Mandato se apruebe por el pleno de la Consituyente.

¿Qué opinión tiene el MPD de la demanda del gobierno contra Colombia en la Corte de la Haya por las fumigaciones de glifosato en la frontera?

Es una medida justa. Las posiciones timoratas y cómplices de los gobiernos anteriores permitieron que Colombia siga envenenando a nuestros compatriotas de la frontera norte. Hay suficientes estudios y evidencias científicas del daño que causan a los seres humanos, a plantas y animales las aspersiones. El gobierno colombiano tiene que responder, indemnizar a las víctimas y parar las fumigaciones. En ese mismo sentido la compañera Lucía Sosa, Prefecta de Esmeraldas, en conjunto con los Consejos Provinciales de Carchi y Sucumbíos, presentaron una demanda contra la compañía DYNCORP, que, financiada por Departamento de Estado Norteamericano, ha fumigado desde el año 2000 afectando a la población de nuestras provincias fronterizas. Pese a las maniobras del gobierno de Bush este juicio fue admitido y se está tramitando por las cortes federales norteamericanas.

¿Qué rol debe cumplir la Constituyente en la defensa de la soberanía nacional?

Un papel decisivo. La nueva Constitución debe abrir cauces para avanzar en la consecución de un Patria realmente soberana. Los primeros artículos aprobados al respecto son importantes, pues por un lado consagran la soberanía de nuestro país sobre los recursos naturales y por otro prohíben la presencia de tropas y bases extranjeras en nuestro territorio. Una limitación, sin duda, fue la no inclusión de las 200 millas de mar territorial como propuso el MPD. En todo caso, estos artículos reflejan una posición correcta a favor de los intereses nacionales, por eso no nos extraña la oposición que tienen de parte de los sectores más reaccionarios. Los mismos sectores que entregaron la base de Manta, los mismos que permitieron el saqueo de nuestros recursos naturales por las trasnacionales.