Más o menos un mes atrás, insistido con cierta constancia, por un programa que sale dominicalmente en el canal de Jesús María, accedí a dar una entrevista sobre la concesión del aeropuerto Jorge Chávez, el narcotráfico, Lima Airport Partners, la empresita tramposa que allí habita y temas conexos. Ciertamente, el día que debió haber salido la edición al aire, apareció Jaime, papa en la boca, Daly Arbulú, mandamás de LAP e hizo lo previsible llenando de elogios y zalemas el “trabajo” de su representada. Lo modesto mío: nada de nada.

Dos semanas atrás, y sobre el mismo tema, incluidos conflictos con los artesanos y las tiendas que laboran en el Jorge Chávez, una radioemisora, la más importante, me previno que llamaban para confirmar la participación, en vivo y en directo. La cita se llevó a cabo, por supuesto, con otras personas porque, nuevamente, funcionó el veto.

Amén que el tema era el mismo, la concesión hechiza y fraudulenta del Aeropuerto Jorge Chávez, asunto sobre el que he escrito hasta un manual pleno en datos, cifras, recuerdos y que puédese ver fácilmente en su integridad en: ¡Estafa al Perú! ¡Cómo robarse aeropuertos y vivir sin problemas! http://www.voltairenet.org/article1..., causa mucha diversión que a un periodista NO publicado en diarios, no entrevistado en radioemisoras y jamás preguntado, desde hace años, en televisoras, se le someta, por pura casualidad, no tenemos pizca de duda, a censura. No sólo es la humildad de quien esto escribe, que no la importancia del tema, sino que los artículos diarios aparecen sólo en la red y en algunas páginas web. ¿Tanta fuerza tienen y tanto aterran a algunos, estos enviones?

A la bellísima del canal, advertí sobre hechos que ella desconocía en su totalidad. No obstante, la cortesía, la sindéresis responsable y los modales mínimos, hasta hoy están ausentes ¡ni siquiera ha dado una explicación del porqué no salió la entrevista por la que tanto pugnaron por email y llamadas telefónicas y sobre la que admonicé con claridad de su probable –y fielmente cumplido- destino! ¿Reemplaza la hermosura y juventud, la rectitud ética en los comportamientos?

Si hasta la gripe, al decir de un antaño alcalde metropolitano, se acojuda en Lima, hay que, haciendo la paráfrasis, conceder que la censura se estupidiza también en Perú. ¿Qué ganarían evitando las expresiones de quien no tiene mayor influencia porque, justamente, no aparece en sus portadas o programas? ¿y cuánto pierden, obliterando mensajes que enriquecerían o harían más nutrido el debate y quien tenga mejores y más exactos datos, salga, también, al aire, a rebatirlos? ¿o es un perverso designio, mantener a la gente en la más absoluta ignorancia de toda clase de temas sumamente comprometedores y que involucran a mafias en la televisión, en la política y en la vida cotidiana?

En abono de un trabajo constante, sólo eso debo decir, ¡Estafa al Perú! ¡Cómo robarse aeropuertos y vivir sin problemas! ha cumplido un año de publicación y agotó su circunspecto tiraje. No pasaron de dos las recenciones que plumas generosas y valientes hicieron desde uno que otro diario, doce meses atrás. Pero, a la fecha, luego de esa luenga etapa ¡ningún grupo político, institución o club de madres o asociación de buena voluntad, ha querido comprarse el tan común hábito de presentarlo formalmente! Estoy dispuesto a enfrentar la dolorosa realidad que es un texto deficiente, inexacto, plagado de mentiras y barbaridades. Pero, compendian más de cinco o seis años de investigaciones puestas en blanco y negro de manera pública, y entonces, como hoy, nadie rebate nada, porque las pruebas son, dicen los lectores, rotundas e indignantes. Es obvio que el asunto quema, pica, escuece y las caídas hondas de las almas son de tal bajeza que sólo cabe para ellos el desprecio más simple a su pusilanimidad inocultable.

Que los tagarotes y Catones de juguete, que son la censura sibilina en este país, se fijen y “borren” a un periodista, divierte. Y fortalece.

¡Atentos a la historia, las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder, el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Rompamos el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

¡Sólo el talento salvará al Perú!

Lea www.voltairenet.org/es hcmujica.blogspot.com Skype: hmujica