JPEG - 33.5 KB

«El traductor, contratado por el Ejército norteamericano, sufrirá la pena de 121 meses de reclusión por tenencia ilegal de documentos relacionados con la seguridad nacional y por aprovechar papeles falsos para obtener la ciudadanía de EEUU y conseguir acceso a materiales secretos», señala el comunicado.

Además, el enjuiciado fue privado de la ciudadanía estadounidense porque la había obtenido con documentos falsos.

El verdadero nombre del traductor no se revela. En los documentos judiciales figuran varios nombres, como Abdul Hakim Nur, Abú Hakim, Nureddin Malki, Almaliki Nur y Almaliki Nur Eddin.

La investigación estuvo a cargo de una unidad antiterrorista del FBI.

Fuente
RIA Novosti (Rusia)