La permanencia de la poderosa empresa mexicana América Móvil en el país se definió con el acuerdo entre el Presidente de la República, Rafael Correa, y Daniel Hajj Aboumrad, yerno de Carlos Slim: propietario de ésta empresa y tercer hombre más millonario del mundo.

Aunque no se ha explicado cuáles fueron los parámetros del contrato, el Jefe de Estado reconoció que “la negociación era importante para Porta pues el pago de la concesión podría recuperarlo en dos años de operación”. Si es así ¿De qué soberanía telefónica móvil se habla al entregar 13 años la operación al magnate mexicano?. Sin embargo, existen algunos articulados que se discuten en el Asamblea Constituyente respeto a la Comunicación donde, luego de ser aprobados, se podría revertir el contrato de concesión con la empresa Porta. Está por verse.

La página electrónica “Sin Pelos en la Lengua” asegura que el Servicio de Rentas Internas (SRI) denunció irregularidades en el pago de impuestos. Con estos antecedentes, en septiembre del año anterior se realizó una investigación tributaria donde se informó que “era sospechoso que la empresa haya pagado sólo cuatro millones de dólares por concepto de impuestos a la renta en los últimos cuatro años pese ha haber registrado ventas por más de 2.000 millones de dólares”. Además, a esta posible evasión de impuestos se sumaron otras indagaciones por supuestas irregularidades en el pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA), del Impuesto a los Consumos Especiales (ICE) y retención ilegal de tributo.

La Superintendencia de Telecomunicaciones (Suptel) detectó, según información pública, graves problemas en las llamadas telefónicas, especialmente, el 25 de septiembre de 2007 donde resultaron afectados 5.5 millones de usuarios. Para intentar sancionar este incumplimiento se abrió un juicio administrativo por no garantizar el restablecimiento del servicio que duró 15 horas. Con esta serie irregularidades Porta incumplió las cláusulas del contrato de concesión que le obligaba a “instalar, operar y mantener en condiciones” la telefonía móvil celular hasta el 26 de agosto de 2008 en que finaliza el contrato de concesión. ¿Qué ha dicho el Gobierno sobre esto?

Slim: el segundo millonario en el mundo

En una reciente publicación de la revista Forbes apareció el mexicano Carlos Slim, propietario de América Móvil (Porta en Ecuador), como el segundo hombre más millonario del mundo. Según esta publicación, la riqueza de Slim se calcula en 60 mil millones de dólares, solo dos mil millones de dólares menos que Warren Buffett, un inversionista de Omaha vinculado con la empresa aseguradora Berkshire Hathaway. Bill Gates, el mentalizador de Microsoft, ocuparía el tercer lugar luego de mantenerse ocho años consecutivos en la primera posición.

El 4 de marzo, Carlos Córdova, en un artículo de la revista mexicana “Proceso” aseguró que Arturo Elías Ayub, uno de los hombres más cercanos a Slim y director de Alianzas Estratégicas, Comunicación y Relaciones. Institucionales de Telmex, que el empresario mexicano ocuparía el segundo lugar. Sin embargo, cuando Forbes hizo la presentación de su lista de World’s Richest People, el 8 de marzo, Slim apareció en el tercer sitio, con 49 mil millones de dólares. Un mes después, la misma revista reacomoda sus cifras y apunta a Slim como el segundo hombre más rico del planeta. Las razones, según esta publicación, que Carso Global Telecom sostuvo el valor de los activos, que controla Telmex y otras empresas que aumentaron un 15%.

Con las intenciones de no perder los negocios en Ecuador el alto representante de Porta llegó al país con la consigna de defender el negocio que iniciaron en Ecuador en 1993 y que actualmente lidera el mercado de telefonía móvil con 7,1 millones de clientes a los que brinda servicios añadidos de tercera generación (3G).

América Móvil, la mayor telefónica celular de América Latina, reportó por sus operaciones en Ecuador ingresos por 238 millones de dólares en el primer trimestre del año de 2008, un 13.2% más que el mismo período del 2007, según datos publicados en su sitio en Internet.

Documentos adjuntos