Reconoce que a esta radio, con influencia en la zona sur del conurbano bonaerense y de la ciudad de Buenos Aires, llegan todos los días muchas propuesta de programas, algunos con buenos recursos económicos. “Cuando hay necesidades te ves presionado de caer en la tentación de aceptarlos para traer dinero, pero sin embargo nosotros en FM La Tecno los fuimos rechazando porque queremos cuidar la línea de la radio que nos fijamos”.

Y esos objetivos apuntan a la comunidad. “No vamos a salir solamente apoyándonos en otros medios, como la publicidad de nuestra programación, sino realizando muchos trabajos de formación en el tema de las comunicaciones en distintas organizaciones de la comunidad. Pensamos desarrollar experiencias de radio en todos los colegios de la zona sur para generar conciencia ciudadana”, explica Juliá.

- ¿Cuál es el balance de dos años en el aire?

- Es difícil hacer un balance muy objetivo, uno tiene muy bien puesta la camiseta de la Tecno y a veces nos parece que las cosas van saliendo mejor de lo que pensamos. Pero tratando de ser objetivos te diría que yo me había trazado un plan para estos dos años que creo cumplido. Necesitaba ese tiempo para alcanzar la primera meta que era que la radio fuera tomada como propia dentro de los ámbitos de la propia facultad. Hoy puedo asegurar que la radio es un departamento de los más importantes dentro de la Extensión Universitaria de la Facultad Regional Avellaneda. Se ha tomado conciencia que es una herramienta estratégica no solamente para la comunidad sino también para la propia facultad. Primer objetivo logrado.

Segundo era ampliar nuestros espacios para la transmisión, tener una sala de producción, ampliar el recinto donde están los equipos y comprar un nuevo equipo para tener uno muleto de buena llegada. Esto lo logramos en el término de este segundo año. Me parece que es un buen objetivo poder comprar fierros nuevos para duplicar las áreas de llamada de la radio y sumar potenciales oyente de zonas con alta densidad de población.

Y la tercera etapa propuesta fue construir, con mucho cuidado, la programación que queríamos. A las radio llegan todos los días un montón de propuesta de programas, algunos con buenos recursos económicos. Cuando hay necesidades te ves presionado de caer en la tentación de aceptarlos para traer dinero, pero sin embargo nosotros en FM La Tecno los fuimos rechazando porque queremos cuidar la línea de la radio que te has fijado. Esto fue bastante duro pero lo hemos logrado. Construir esa línea es muy difícil y lleva mucho tiempo pero destruirla lo efectúas en veinticuatro horas. Ahora tenemos una programación equilibrada con los últimos ajustes de este mes. Continúan los programas que están desde los primeros días. Se incorporó gente nueva y otros se han ido. Creo que es como un largo camino, pero la estructura sólida de la radio, el elemento humano, sigue con nosotros.

- Es destacable de resaltar eso de convencer a profesionales que no están formados en la comunicación social y el periodismo sobre la importancia que hoy tienen los medios comunitarios o alterativos en la sociedad actual.

- Si fue bueno convencer a una rama de la ciencia que piensa en la tecnología pero no piensa en el mensaje comunicacional que se emite. Si esta misma radio la habríamos hechos en la Facultad de Sociales de la UBA o de cualquier otra, tendríamos cola de estudiantes para concebir programas y aquí los estudiantes todavía no se han interesado por la radio, pero a eso vamos a llegar iniciando nuevas metas que nos parecen muy importantes porque no pensamos la radio solamente como una única herramienta de la facultad sino como una instrumento de la comunidad donde la facultad esta inserta. Cuando llegué y presenté el proyecto decía que la radio tiene que servir a la facultad en cuanto pueda servir de puente de comunicación de la Facultad con la comunidad. Y ahora queremos ir por la comunidad en su conjunto. Pero no vamos a salir solamente apoyándonos en otros medios, como la publicidad de nuestra programación, sino realizando muchos trabajos de formación en el tema de las comunicaciones en distintas organizaciones de la comunidad. Pensamos desarrollar experiencias de radio en todos los colegios de la zona sur para generar conciencia ciudadana. Tenemos las capacidades para concretarlo en todo sentido y enfrentar entre todos el poderío de los grandes medios.

- ¿Cómo se sustenta la radio económicamente?

- La radio, hasta ahora, se sustenta gracias al esfuerzo de la Facultad Regional Avellaneda y de la Universidad Tecnológica Nacional. Aunque en términos monetarios para una radio puedan ser aportes muy pequeños, para la Facultad es un esfuerzo muy grande, y esto se debe indudablemente al apoyo de las autoridades de las casa, por eso nos sentimos orgullosos de que crean en el proyecto y vean que la radio puede ser muy positiva y útil para el conocimiento de la institución universitaria en la comunidad.

- ¿Qué planifican para el futuro de la radio?

- Vamos a entrar ahora en una etapa de formar un grupo de empresas del sur que nos apoyen en todo el desarrollo de este proyecto. Los otros conversaban con unos empresarios y hablaban de responsabilidad empresaria. Algunos tienen bajo ese concepto que plantan una florcita alrededor del arbolito frente a la empresa y ya cumplieron: Planta cuidada por la empresa tal. A mi parece que se tiene tener en cuento eso siempre y cuanto la responsabilidad empresaria sea siempre seria y no sea para justificar otros males. Nosotros queremos recurrir a la responsabilidad de los grandes, medianos y pequeños empresaria del sur para hacer de esta radio una herramienta útil de la comunidad.

- ¿Por qué la radio lleva el nombre de FM “La Tecno”?

- La expresión, además de ser una síntesis de la palabra tecnología y de Universidad Tecnológica, me parecía moderno. Muestra que nos dirigimos mayoritariamente a un público joven. Es un nombre que resume lo que es la Universidad, se destaca, es distinto, nos identifica y llame la atención.

(*) Periodista. Integrante del Observatorio de Medios-UTPBA