En nombre de la Directiva Nacional de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador, queremos saludar la iniciativa que por décimo segunda ocasión los fraternales: Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador y el Movimiento Popular Democrático organizamos para debatir sobre los Problemas de la Revolución en América Latina.

Este Kitu, centro de todo los pueblos shyri y yumbos, es una vez más el anfitrión de esta cita de los Revolucionarios ecuatorianos, de los hermanos latinoamericanos y del mundo. Particularmente, en estos meses, América Latina es el epicentro de un escenario político y social caracterizado por el ánimo de cambio de las grandes mayorías, de los excluidos

Grandes movimientos de trabajadores, campesinos, de los maestros, de la juventud y los pueblos, se agitan a lo largo y ancho de nuestra geografía, en busca de cambios sustanciales no solo en el modo de vida, sino un terremoto, una transformación real a la superestructura criminal del pulpo infame que es el Sistema Capitalista; nos expresamos con toda la fuerza de nuestros pulmones, la firmeza de nuestros puños y la lucidez de nuestras ideas en la lucha contra el neoliberalismo, las oligarquías locales y el imperialismo principalmente el estadounidense. Gobiernos nacionalistas, democráticos, patrióticos y progresistas, se instauran en las latitudes de la multicolor Latinoamérica y sus acciones tratan de atender los requerimientos de los movimientos populares, como en el caso de nuestro país, con el gobierno del Econ. Rafael Correa.

Es justamente en medio de esta situación, que se vuelve más vigente que nunca al escenario de la discusión política y de la acción revolucionaria, que se torna más vigente el tema del socialismo.

Pero ¿es la discusión sobre la supremacía del “famoso” socialismo del Siglo XXI o la vigencia del Socialismo Científico?. Ahí radica uno de los retos más importantes para los revolucionarios, para los jóvenes, trabajadores y los pueblos de Ecuador, América y el mundo; no huir al debate y sobre todo poner nuestros mejores esfuerzos a la acción práctica de los principios de nuestra organización para el impulso de los proyectos emancipadores de nuestros países. Plantear la vigencia del Socialismo Científico, es para los revolucionarios tarea de primer orden.

La crisis del capitalismo pone en la palestra del debate la vigencia del Socialismo

El único fracaso fue el de Francis Fukuyama, el único funeral fue el del autor del Fin de la Historia, la marcha mortuoria fue para el analista más representativo de esta falacia, el gurú de los reaccionarios que terminó convenciendo a pocos y desviándolos de la inevitable corriente que hoy vivimos y que ha sido producto del trabajo incansable de las organizaciones marxistas leninistas por defender el innegable avance de la historia.

Fukuyama nada pudo explicar ante eso, por el contrario atribuyó todo a la crisis exclusiva de valores de la “perfecta y aconsejable sociedad norteamericana”. Su firmeza de los años 80 y 90s del “fin de la historia y el último hombre”, la cambió a una más digerible y dijo ante su inminente e innegable fracaso: “La cultura que exportamos en Norteamérica en los 50 y 60 era idealizada. Realmente presentaba un paquete muy atractivo. La cultura que exportamos ahora es cínica y un modelo bastante menos atractivo para que sea seguido por otras naciones”. Seguramente se refería a nosotros los bárbaros, los incivilizados, cuánta ignorancia, cuánto atrevimiento, cuánta audacia!!!.

Lejos de imponerse la crisis en los partidos de izquierda a nivel mundial, lejos de afirmar la tesis de que el capitalismo es eterno, más lejos aún la absurda idea – sí es que es idea- de la “tercera vía” de Anthony Giddens, nacida para conciliar la política socialdemócrata en la época post-neoliberal, por el contrario es cada vez más vigente y no de moda, la ideología del proletariado, la necesidad de un partido que conduzca a la Revolución.

Pero nadie dijo que el camino hacia ese objetivo es fácil, a pesar del fracaso mencionado, los ataques anticomunistas no han cesado, ni lo harán: hoy más que nunca las oligarquías nacionales y el imperialismo se ve amenazado, y no descansan en su lucha por desprestigiar no solo a los revolucionarios sino a todo lo que se pinte de Socialismo.

Hoy el socialismo, no puede ser una calcomanía de experiencias anteriores, debe estudiar y nutrirse del legado Marxista Leninista para que de acuerdo a las condiciones concretas de cada país, llegar a la conquista del poder por parte de los trabajadores.

El socialismo debe sustentarse, hoy como ayer, en la relación estrecha con las masas, quienes mejor que nosotros para conocer y determinar nuestras necesidades, las de la mayoría, las de los jóvenes, las de los obreros, las de los campesinos, las de los maestros, las de los que somos más.

Y los jóvenes, los universitarios somos parte de esas mayorías que enfrentamos estos retos, uno de esos retos incluye defender, apoyar y vigilar el proceso singular que vive el Ecuador y América Latina. En nuestro país un Gobierno que los compañeros que nos han antecedido ya definieron de manera acertada y una Asamblea Nacional Constituyente a la que cada día se desprestigia no por sus posibles errores o desaciertos sino por el contrario por los avances que este escenario nos presenta la oportunidad de trabajar y buscando que no se plasme en el país un orden jurídico diferente.

Sin embargo y a pesar de las limitaciones del Gobierno de Correa hay que rescatar un tema importante que se ha planteado en el debate de la juventud ante sus pronunciamientos:

* Correa se refiere al socialismo como algo actual, y arrastra consigo entonces la idea de ir desterrando aquello del Fin de la Historia, por lo menos del debate desde la oficialidad.

* Que el socialismo se presenta en diversas formas, si bien cuestiona la vía de la Revolución, es interesante que en las Universidades, en las plazas, en los sindicatos y en todo escenario se discuta la vigencia de la necesidad de la violencia revolucionaria.

* Acerca de los pronunciamientos del presidente acerca del Socialismo, su criterio, acertado o no en su totalidad no es un criterio aislado o traído de los cabellos, es el sentir de un número significativo de la población ecuatoriana, que hemos expresado en nuestra voluntad del voto el apoyo a esta propuesta, el reto entonces está en esclarecer y conducir a las masas por la senda de la verdad histórica de la Revolución Social, el sendero del Socialismo Científico.

Y este debate se reproduce con los gobiernos de similares características en América Latina, la vigencia del Socialismo, la posibilidad de hacer la Revolución, que los procesos que viven nuestros países contribuyen al proyecto inmenso de nuestros pueblos respaldado evidentemente y hoy más que nunca por ingentes masas populares consientes de la necesidad de cambio.

Por ello hoy, ante esta tribuna de los pueblos del Ecuador, América Latina y los hermanos del mundo presentamos nuestro renovado compromiso de continuar trabajando por la Patria Nueva y el Socialismo, abrazando hoy más fuerte que hace 66 años de nuestra FEUE las banderas de lucha que nos han caracterizado.

Una de las banderas más significativas es el tema de la gratuidad en la Educación Superior, hasta el tercer nivel, aprobada por la Mesa 1 de la Asamblea Nacional Constituyente; en la cual aprovechamos la oportunidad de esta tribuna para saludar el trabajo legislativo de los compañeros del Bloque Asambleísta del Movimiento Popular democrático, quienes han logrado contribuir con su esfuerzo y trabajo en la cristalización de los artículos aprobados para la nueva Constitución incluyente y desde abajo, desde las mayorías, constituye una acción justa como respuesta a la lucha y movilización de los universitarios, estudiantes secundarios y maestros del país. Es una Victoria de los actores de la Educación.

Sin embargo los intentos por desmantelar esta victoria no desaparecen, ni se detienen, este es el reto más importante: el de ser los Guardianes de una Constitución de los Pueblos, el de desenmascarar a los enemigos de la Universidad Pública y de los pueblos del Ecuador. Por ello no tenemos ningún reparo en decir con todas sus letras que la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador, los jóvenes apoyaremos también el voto por el SI en el próximo referéndum. Le decimos SI a todo lo que se ha ganado con esta nueva Constitución: en el ámbito económico, en favor de las mujeres, de los jóvenes, en contra de la banca y las oligarquías.

No desmayar en la lucha, la organización, la movilización y la acción es nuestro compromiso.

¡¡Por la universidad gratuita para el pueblo, la FEUE adelante!!

Luchar y estudiar junto al pueblo, por la Revolución

Patria Nueva y Socialismo

Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador