Desde la desaparición del comunismo primitivo, para dar paso a otra forma de organización social, obviamente más avanzada pero atravesada por la explotación de unos seres humanos por otros, existe la lucha de clases.

Desde entonces este es el hecho que ha atravesado todos los estadios de la historia y se expresa en el campo filosófico, el económico y el político. La propiedad o no propiedad de los medios de producción determina el lugar en esa lucha de clases.

Asumimos que esta es una cuestión vigente hoy día. Confirmamos el criterio de Marx y Engels señalado en el Manifiesto Comunista, según el cual el capitalismo no ha abolido la lucha de clases, sino que la ha reducido a dos clases principales, la clase obrera y la burguesa. Esto como cuestión general, independientemente de que en muchos país hayan vestigios de formas de producción y de que existan estamentos intermedios, etc. Este es el parámetro, el punto de partida mediante el cual abordamos la propuesta del Socialismo del Siglo XXI. El socialismo en el siglo XXI, ha de ser el resultado de la lucha de clases y de la abolición de la propiedad privada. La revolución científico técnica, con todo lo que ha impactado en la cultura general y en las formas de hacer las cosas y de vivir, no ha modificado esa realidad esencial que es la existencia de la propiedad privada y la lucha de clases que la misma genera.

No hay cabida en nuestras convicciones para otro socialismo que no sea el señalado en el Manifiesto Comunista.

En nuestro partido hemos iniciado la discusión en torno al tema del socialismo, especialmente del llamado Socialismo del siglo XXI, que se promueve a lomo de la popularidad del Comandante Chávez y la Revolución Bolivariana en Venezuela, y en torno a lo cual consideramos lo siguiente:

1.- En general, es importante que este tema comience a ocupar un lugar preponderante en los debates de círculos políticos, académicos y en los medios de comunicación, porque es un indicador de que efectívamente va quedando bien atrás aquel momento simbolizado con la caida del Muro de Berlín, en el que la palabra socialismo era poco menos que satanizada.

2.- El llamado Socialismo del Siglo XXI, que formula el intelectual alemán Heinz Dieterich y que es la fuente teórica del planteamiento del Comandante Hugo Chávez, comporta entre otros atentados al socialismo científico, el hecho de que pretende eregirse sin eliminar la propiedad privada sobre los medios de producción.

El PCT se afirma en el punto de vista marxista de que la eliminación de la propiedad privada sobre los medios de producción y la socialización de los mismos, es condición de primer orden para avanzar en la construcción del socialismo.

3.- En este punto, es preciso distinguir entre los conceptos “propiedad estatal” de “propiedad social”. Porque, en primer lugar, habría que precisar en manos de qué clase está el Estado. Estatización no es sinónimo de socialismo, porque es el caso, de que incluso dictaduras fascistas, han convertido en públicas a muchas empresas privadas, e incluso han creado y desarrollado una economía pública.

Y en segundo lugar, si la burguesía ha sido desplazada del control del Estado, habría que determinar cuál es el nivel de decisión y control político y social de la clase obrera, tanto en los estamentos del poder como en los mecanismos de planificación y dirección de la economía nacional.

4- Nos parece que en esta cuestión hay un asunto vital. Es preciso determinar si la clase obrera dirige de manera efectiva, o si en cambio, un reducido grupo de personas dirige en nombre de la clase obrera. Esto refiere a la democracia socialista, a los niveles de participación directa de la clase obrera en las decisiones y ejecución de las políticas.

II.- Para el PCT, que defiende en la práctica al Comandante Chávez y la Revolución Bolivariana, lo que se está dando en Venezuela es un proyecto revolucionario de reformas avanzadas, que bien podría abrir unas perspectivas más claras y amplias al socialismo.

1.- La bolivariana es un proceso revolucionario singular que debe ser ponderado y estudiado por todo lo que comporta de novedoso: encabezada por un lider de masas que sale de los cuarteles, fortalece el liderazgo entre los militares y con este apoyo cívico- militar, gana una y otra vez procesos electorales, cuestiona al imperialismo norteamericano, lleva a cabo un proceso de cambios progresistas y desarrolla la causa nacional de los venezolanos.

2.- Conforme al Marxismo- leninismo, es de lugar apoyar consecuentemente ese proceso.

3.- Tampoco hay lugar para que nos forjemos unas expectativas más allá de las reformas, con los gobiernos que han estado surgiendo en América del Sur. Son gobiernos que se reivindican de izquierda, pero a lo sumo de una izquierda reformista avanzada, es decir, que hacen de las reformas su máximo objetivo. En general, cuestionan al imperialismo norteamericano, lo cual es muy importante.

4.- Consideramos importantes estos procesos, los apoyamos en cuanto contradicen políticas de los yanquis, adoptan medidas encaminadas a defender el patrimonio nacional y mejorar las condiciones de vida de los pueblos.

! VIVA EL MARXISMO-LENINISMO!