El mejor regalo a este aniversario fue la celebración del VIII Congreso, a principios de mes, donde hicimos un balance del trabajo realizado y pusimos énfasis en los retos que debemos enfrentar para cumplir mejor nuestra misión informativa, orientadora, educadora y formadora de valores.

Han sido 45 años de periodismo revolucionario. No es casualidad, como dijo Esteban Lazo en la clausura del VIII Congreso, que los enemigos critiquen a nuestra prensa. Muchas preocupaciones tendríamos si la alabaran.

La UPEC, como representante de los más de 3.600 periodistas, ha luchado y seguirá luchando porque el periodismo cubano siga avanzando. En el Congreso quedó bien claro que los periodistas seremos soldados de primera línea en defensa de la Revolución, y que para ello nos prepararemos y cumpliremos mejor la tarea profesional informando verazmente, analizando y argumentando las realidades de Cuba y del resto del mundo. El Congreso, en fin, no desconoció que el escenario principal del enfrentamiento con los adversarios está en el terreno de las ideas, la cultura y la información, y en consecuencia es deber de todos prepararnos y organizarnos, como se dijo en el Informe Central.

El enemigo, ciertamente, dispone de una fuerza descomunal en lo que a tecnología y control hegemónico de los medios se refiere, pero eso no puede amedrentarnos ni atemorizarnos porque tenemos el arma más poderosa e invencible: la verdad.

Los 45 años de la UPEC han sido 45 años de lucha por la verdad. Y no nos cansaremos de seguir haciéndolo por siempre, por Cuba y por la humanidad.

Nota publicada en el portal de la UPEC (http://www.upec.cu/)