11-8-2008

Cancillería: ¿festival de condecoraciones?

Días atrás, en ocasión de celebrarse el 187 aniversario de Cancillería, bajo la ultra-discutible y muy inexacta premisa de sus servicios eficientes al país, se otorgó una condecoración a la correcta funcionaria de Torre Tagle Marisol Aguero Colunga, diplomática que ha escrito el libro Consideraciones para la delimitación marítima del Perú. Importante subrayar que recién en marzo del 2009 comenzará la lectura de memorias en el caso planteado por nuestro país sobre delimitación marítima con Chile en la Corte Internacional de Justicia. Y entonces, ante la impresionante inadvertencia generalizada, como en 1879, comenzará un capítulo arduo para la nación. ¿A cuénto de qué se celebra por anticipado y con un aire de frivolidad tan vituperable, circunstancias ambas que NO garantizan el triunfo?

El ministerio de Relaciones Exteriores ostenta el inverso resumen de preseas negativas ganadas a pulso y torpeza en toda su vida institucional. Del Perú luego de la revolución de la independencia sólo quedan fronteras yuguladas, tratados claudicantes, actitudes perversas, concesivas y versallescos personajes que siempre han cuidado de mandar a escribir o fabricar, panegíricos o alabanzas que a fuer de repetidas se han instalado en la mentalidad colectiva que no critica, acepta todo y da por hecho que la política externa del Perú sólo es coto de caza de pandillas que han hecho de ese ámbito la sumatoria vergonzosa de derrotas, traiciones y servilismos a cual más repugnante.

La contienda jurídica, mediática, diplomática, social que se viene en el 2009 tiene su vector fundamental de motivaciones, como ya se ha dicho, en el litigio planteado por Perú sobre delimitación marítima con Chile en la Corte Internacional de Justicia en La Haya. Bien vale la pena preguntar a ilustres intelectuales como el canciller José Antonio García Belaunde si en la memoria que Perú presentará está contemplado el componente geológico para el planteamiento delimitatorio. Es obvio que una persona que maneja conceptos geográficos como Joselo sabe mucho de estos temas. Por lo menos, y no debe olvidarse, él fue quien comparó el triángulo usurpado en el mar por Chile en Tacna, con una de sus chacras. Prueba irrefragable que el hombre tiene los pies en la tierra. No hablemos del cerebro.

Advirtió con antipación preclara, el embajador peruano Félix C. Calderón sobre el componente geológico en las consideraciones sobre la delimitación marítima y esos trabajos, dos, fueron publicados en un diario local. Poco después, el 1-7-2008, el Senado de Chile manifestó “Quieren que Chile extienda su plataforma continental jurídica más allá de la zona económicamente exclusiva” y abunda la nota de prensa: “Por unanimidad la Sala del Senado acordó pedirle al Ejecutivo que realice todas las gestiones necesarias para que nuestro país envíe prontamente la solicitud a la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, Convemar y así pueda tener derecho a extender su plataforma jurídica y ejercer derechos soberanos en el territorio marítimo localizado más allá de la zona económica exclusiva (200 millas náuticas”.

¿No es suficiente razón que los del sur adviertan, a posteriori es cierto y con una expresión política que pareciera ser respuesta a la previsión jurídica y periodística de un embajador peruano, para tomar en cuenta e informar al país de este aspecto del trabajo de la Comisión de La Haya?

Con el silencio total, la acrítica persistente, la neumática sospechosa, imperante en el Perú se vienen tiempos borrascosos. Los partidos políticos no existen sino como proveedores de burócratas mediocres, los historiadores plásticos sólo maquillan sus modus vivendi y en Cancillería, en giro típico, empieza un festival de condecoraciones inane. ¿Quién sigue, Allan Wagner, el que propuso y firmó un acuerdo con Chile, en 1985, para que el país austral y Perú hicieran esfuerzos para manejar una historia común? O sea, la cobertura perfecta para decir que las violaciones de derechos humanos, el crimen y el atropello por parte de los invasores ¿no existieron ni fueron parte de ese ayer que aún nos negamos a analizar dura y frontalmente? ¿con la complicidad nativa de cipayos y sinverguenzas que fungen de embajadores y “patriotas”?

¡Atentos a la historia, las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder, el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Rompamos el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

Lea www.voltairenet.org/es hcmujica.blogspot.com Skype: hmujica