El Centro de Capacitación, Estudio y Difusión ‘Niño a Niño’ surgió hace 16 años en la ciudad de Cuenca. Fue formado por un grupo de médicos, pediatras, comunicadores sociales, profesores de escuelas y artistas populares, que sintieron la necesidad de crear una organización encaminada a discutir los problemas que afectan a la niñez, y a recuperar los valores y derechos que esta sociedad les ha mermado o negado.

“Nosotros consideramos al niño como un sujeto con deberes y derechos; es un habitante del mundo que tiene la capacidad para organizarse, desarrollarse y definir situaciones; nuestra propuesta es mirarle de igual a igual al niño, pero no como un adulto pequeño -ni como una persona que asume roles de adulto-, sino en el sentido de respetar sus ideas, aspiraciones y visiones”, señala Jorge Quizhpe, fundador de ‘Niño a Niño’.

“Desde esta perspectiva, creemos que la situación en que viven los niños es una situación de injusticia y que, para cambiarla, no es necesario escribir Códigos de la Niñez ni cosas por el estilo, sino inmiscuirse en una lucha social, política e ideológica; desde este criterio, el niño tiene el derecho a saber que hay cosas que no están bien y que tienen que cambiar; tienen el derecho, también, a conocer quiénes son los causantes de esta injusticia y a plantear posibles soluciones”, añade Quizhpe.

El Centro está dirigido, especialmente, a profesores y a personas que trabajan con niños; a ellos se los capacita en seis ejes de acción, en las seis ‘A’ indispensables en la vida: Agua, Alimento, Amor, Afecto, Arte y Ambiente; en cada uno de estos ejes interactúan otros elementos, como la nutrición, el crecimiento, el desarrollo y el juego como método de aprendizaje, entre otros.

‘Niño a Niño’ ha desarrollado, además, varias propuestas metodológicas que ayudan a los docentes o facilitadores; una de las propuestas que mayor éxito ha tenido es la que articula el aprendizaje de la salud con las matemáticas.

“En la actualidad estamos trabajando, además, en una propuesta metodológica a nivel internacional, se llama ‘Esperanza y Alegremia’ y está enfocada a desarrollar un proyecto de eco - alfabetización, que se basa en los principios y la cosmovisión que tienen los pueblos originarios al relacionarse con su entorno y su ecosistema. En este sentido, hemos trabajado la parte teórica conceptual de nuestra propuesta -que incluso ha sido ya aceptada en algunas universidades-: se denomina ‘La salud de los ecosistemas’ y constituye un espacio de alegría, en donde conviven en armonía los seres humanos con todos los demás seres de la naturaleza. Con esta misma visión, planteamos también la necesidad de cambiar de paradigmas en la lucha de los pueblos: pasar de un paradigma antropocéntrico a uno biocéntrico, en donde el centro no es el hombre sino el ecosistema”, explica Jorge Quizhpe.

En el ámbito de la capacitación, ‘Niño a Niño’ realiza dos grandes eventos internacionales al año, con una asistencia promedio de 700 personas en cada uno de ellos. También organiza otras jornadas de aprendizaje, con un cupo máximo de 200 asistentes. Esta gran demanda por los eventos de capacitación demuestra el grado de aceptación que tiene el Centro entre los profesores y personas que trabajan con niños.

En lo referente a la difusión, ‘Niño a Niño’ ha publicado más de 40 libros; organizado más de 60 eventos a nivel nacional, regional e internacional; participado en múltiples foros y reuniones mundiales, y producido una gran cantidad de material en video y cortos de cine.

El Centro de Capacitación, Estudio y Difusión ‘Niño a Niño’ trabaja con movimientos populares y organizaciones sociales, entre ellas tiene una estrecha relación con la Unión Nacional de Educadores.

“Hay que aclarar que nosotros, por principios ideológicos, no somos una fundación: no aceptamos dinero, no recibimos ayudas extranjeras ni nacionales; sobrevivimos en base a la propia militancia de las personas que estamos en este proyecto. Nos sustentamos mediante los eventos de capacitación que organizamos y la venta de nuestros materiales impresos y audiovisuales; esto nos ha permitido sobrevivir dignamente, sostenernos como organización”, sentencia Jorge Quizhpe.

“Siempre he militado al frente de la vereda”

Jorge Quizhpe es comunicador social; se considera como un trabajador de la comunicación y la cultura popular.

En ‘Niño a Niño’ se encarga de la capacitación y formación de cuadros de comunicación popular, y también produce material didáctico en cartillas populares, guías didácticas, cine y video.

“Siempre he militado al frente de la vereda, en donde se reclama justicia y equidad, por eso he mirado el mundo de los niños, como una manera de resistencia, para luchar por sus anhelos y derechos”, manifiesta Jorge, fundador y militante activo de este Centro de Capacitación, Estudio y Difusión.