Esta columna, como su nombre lo indica, tiene una propuesta fundamental: hacer conocer la vida y trayectoria artística de los creadores nacionales que, en los campos del arte y la literatura, se han destacado y han contribuido para el desarrollo del arte nacional. Por esta razón han desfilado por ella muchos artistas y escritores ecuatorianos, que nos han permitido incursionar en su pensamiento y en su actividad creativa.

Por ahora, esta columna ha roto su esquema cotidiano y ha decidido poner en consideración de sus lectores una doble intencionalidad: por un lado, quiere recoger las inquietudes artísticas de un recluso del ex Penal “García Moreno” y, por otro, quiere recoger las aspiraciones de los reclusos de ese recinto carcelario. Gracias a la colaboración de Eda Muñoz, una artista plástica muy conocida en nuestro medio, y que desde hace más de dos años se encuentra realizando una intensa actividad cultural en el mencionado reclusorio, se ha podido rescatar el testimonio artístico de Dilbar Sánchez Quintero, un recluso que es parte del Taller de Arte y Literatura creado y mantenido por Eda. En este taller de arte hay presos que pintan cuadros que son copias, por lo regular de paisajes, que los ponen a la venta como una forma de obtener algún ingreso económico para solventar sus necesidades; es un “arte comercial”, para llamarlo de alguna manera; Dilbar Sánchez ha seguido los consejos de Eda Muñoz y este cuadro no es una copia sino un retrato realizado con modelo, la misma Eda; como es obvio, el rostro y el paisaje no son reales, brotaron de la imaginación del autor.

En cuanto a las aspiraciones de los reclusos, presentamos la entrevista realizada a Jean Carlos Aragundi, presidente del Comité Nacional “Eloy Alfaro”, de Internos del ex- penal García Moreno.

- ¿Cuál es la opinión de los Internos del ex penal “García Moreno frente al Referendo del próximo 28 de Septiembre?
- “Sin duda alguna, Sí; Sí y mil veces Sí”.

- ¿Qué propuestas plantea el Comité de Internos al Gobierno del Ecuador que impulsa este proceso de cambio, respaldado por la mayoría de los ecuatorianos?
- “Que lo expresado en el proyecto de nueva Constitución, que nosotros ya la hemos estudiado y analizado, se aplique. Consideramos que ella significa el verdadero cambio que necesita el país para acabar con fenómenos sociales como la pobreza, la falta de educación, la falta de empleo, etc., que han provocado altos índices de delincuencia debidos, sobre todo, a las necesidades que hasta ahora ha tenido la mayoría de la población y que han impulsado a las personas a cometer actos delictivos para poder sobrevivir”.

¿Ustedes perciben cambios sustanciales en la nueva Constitución, con respecto al tratamiento a los reclusos? “Por supuesto, a partir de ahora las cárceles dejarán de ser “universidades del delito”, para convertirse en verdaderos centros de rehabilitación social. Esto ya se está dando desde la creación del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, que está realizando una gran labor en este sentido. La Unidad de Defensoría Pública, que depende de este ministerio, queda consagrada en la Constitución en beneficio de todos los ciudadanos, en un sistema de justicia que hasta ahora se caracterizó por estar al servicio de unos pocos y que castigaba a la pobreza y no al delito, ya que se condenaba a sentencias desmesuradas a personas que no tenían recursos para pagarse un abogado de su confianza. Las garantías constitucionales son para todos los ciudadanos del Ecuador y no solo para unos pocos, como hasta ahora. La tarea del próximo Congreso es convertirse en verdadero artífice de la aplicación de la nueva Constitución, adaptando las leyes a la nueva realidad del País”.
- ¿Cuál es la opinión del Comité de Internos sobre el indulto concedido por la Asamblea Constituyente a las “mulas” del narcotráfico, y qué piensa del proyecto de rebajas de penas aún en proceso de elaboración?

- “La Ley de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, dictada por el imperialismo norteamericano con la complicidad del Partido Social Cristiano y del Alcalde Jaime Nebot, impone condenas desmesuradas, no aplicadas en ningún país civilizado del mundo, a los pequeños transportadores de droga. Tenemos ejemplos kafkianos, como el de un compañero interno de 80 años de edad, que fue sentenciado a 12 años de reclusión mayor por tenencia de 16 gramos de marihuana, para su consumo; igual, otro compañero fue sentenciado a 8 años por encontrársele con 4 gramos de cocaína. El indulto otorgado por la Asamblea Nacional Constituyente ha hecho justicia con cientos de consumidores y con pequeños transportadores, condenados como si fueran grandes narcotraficantes, y ha permitido un inmediato deshacinamiento de las cárceles. Sobre las rebajas de penas, eso permitirá que las personas privadas de la libertad accedan a verdaderos programas de reinserción social, que les permitirán un adecuado retorno a la vida social, en libertad, teniendo en cuenta que el Ecuador es uno de los pocos países del mundo que no tienen un sistema de rebajas de penas. Los Centros de Rehabilitación Social del país dejarán de ser un simple enunciado, para convertirse en auténticos lugares de reinserción”.

- ¿Ustedes están desarrollando alguna actividad de respaldo al SI en el Referéndum?
- “Nosotros no podemos votar, pero estamos realizando una campaña por el SI, para que todos nuestros familiares y amigos, que son unas doscientas mil personas, mediante charlas, entrega de libritos con el texto constitucional y carteles anunciadores, comprendan la necesidad del proceso de cambio positivo que significará esta Constitución para el País”.

- ¿Qué mensaje quieren dar ustedes a los sectores sociales y políticos del país que apoyan el proceso de cambio democrático que vive el país?
- “Que cuenten con nosotros, que todos cometemos errores en la vida y que nosotros ya estamos pagando los nuestros, pero que queremos sumar nuestros esfuerzos para conseguir una Patria Nueva, en la que todos podamos vivir sin discriminaciones de ninguna índole y en la que nuestros hijos puedan crecer sanos, felices y en paz. El cambio es ahora; dejemos el pasado atrás y trabajemos por un mañana mejor. Sí y mil veces Sí a la Constitución”.