La Universidad Central del Ecuador, desde hace tres años aproximadamente, inició una etapa bastante importante dentro de su historia: la acreditación, que consiste en una certificación otorgada por parte del Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación (CONEA), a una institución de educación superior, haciendo público al país la claridad de la misión, visión, objetivos de calidad académica, eficiencia de su gestión, y existencia de mecanismos permanentes de evaluación, investigación y planeamiento que garanticen un desempeño sostenido de calidad de la institución acreditada.

Este proceso se desarrolló en tres fases: evaluación interna, evaluación externa y , finalmente, la acreditación. En estos últimos años se han desarrollado las dos primeras fases de evaluación; en base a estos resultados se ha presentado la documentación correspondiente para culminar con este proceso. Ahora se acerca el momento más importante que le permitirá afirmar a la ‘Central’ su condición de pionera en la formación de profesionales.

Para conocer más acerca de este tema y de los nuevos proyectos académicos que se están desarrollando, OPCIÓN conversó con el Dr. Franklin Tapia, quien actualmente es Director General Académico de La Universidad Central del Ecuador:

- ¿Cuánto tiempo ha llevado este proceso de acreditación?
- En el año 2005 se inició el proceso de acreditación con la primera fase, evaluación interna. En base a los resultados que tuvimos en ésta, realizamos los diferentes planes de mejoramiento y el CONEA, conjuntamente con las autoridades de la Universidad Central, decidieron desarrollar el proceso de evaluación externa: vinieron cinco distinguidos profesores de diferentes universidades del país para que esta comisión pueda verificar todos los estándares que exige el proceso de acreditación. Actualmente nos encontramos en pleno proceso de acreditación universitaria: hemos presentado, en este momento, las diferentes unidades, tanto administrativas como académicas, los planes de mejoramiento, para que la Central, siendo la primera universidad publica del país, referente por historia y prestigio, pueda cumplir con este proceso de la manera más adecuada, que nos permita tener en pocos días la certificación que cumplimos con todos los preceptos que determina la ley y el reglamento.

- ¿Cuáles son los beneficios que la acreditación traería a ala Universidad Central?
- La acreditación da una licencia para que la sociedad ecuatoriana sepa que en esta Universidad se están cumpliendo, en los mejores términos, los procesos de docencia, investigación, extensión universitaria, en cuanto a la formación académica. A través de la acreditación podemos continuar con todos los procesos, tanto académicos, administrativos y financieros como exige la ley y su reglamento; en otras palabras, una Universidad acreditada demuestra que es una universidad solvente, organizada que trasciende en la historia y el futuro de un país.

- ¿Qué proyectos está desarrollando la Universidad?
- En este momento la Universidad Central ha respondido con proyectos que tienen pertinencia en el sector educativo nacional, los más destacados son:

‘Sistema de Evaluación, Nivelación y Permanencia Estudiantil’, que debía haberlo estructurado el CONESUP desde el año 2000, pero como no habido una respuesta adecuada, la Dirección General Académica y el Vicerrectorado Académico han propuesto a la comunidad universitaria su ejecución, para que exista un sistema único que nos permita garantizar el libre ingreso y la calidad de la formación desde el primer curso.

‘Formación y actualización del docente universitario’: consideramos que el profesor, además del conocimiento científico y especializado, también debe tener complementariamente el conocimiento pedagógico para desarrollar el proceso de enseñanza en los mejores términos: en la planificación, en la metodología, en la utilización de recursos didácticos, en la evaluación, en el dominio del contenido científico, razón por la que hemos creído pertinente en nuestra universidad desarrollar un programa de formación de cuarto nivel. En el mes de enero iniciaremos los primeros cursos para diplomado especialista y maestría, que los estamos ofertando a todos los profesores universitarios.

Otro de nuestros proyectos es la restitución de ‘la Ayudantía de Cátedra’ , que significa que los mejores estudiantes puedan ir preparándose en ayudarle al docente y poco a poco vayan adquiriendo experiencia, capacidades y destrezas que le permitan constituirse en la generación de relevo de los profesores que se jubilen, retiren o renuncien, para lo cual estamos trabajando también un programa de inducción pedagógica a los mejores egresados.

Estamos trabajando en ‘Evaluación de la Gestión Docente’: todos los docentes vamos a ser evaluados para ver como estamos cumpliendo nuestra actividad en tres fases: a) autoevaluación del docente: mediante una guía el profesor sabrá cuales son los criterios y los indicadores con los que se debe manejar en el aula de clase, lo que le va a permitir mejorar su gestión como docente en los cursos de capacitación; b) co-evaluación: en este caso, la evaluación será entre compañeros profesores, con el único afán de mejorar estos procesos, y c) la hétero evaluación: los estudiantes nos evaluarán, diagnosticarán sobre cómo nos ven en las diferentes aspectos, tanto de planificación, metodología, utilización de recursos, trascendencia de la materia, seguimiento que hace el profesor al desarrollo del aprendizaje del estudiante, esto nos permitirá seguir avanzar en tos procesos de excelencia académica.