El comunicado que lleva la firma del secretario General Daniel das Neves y la secretaria de Derechos Humanos Ana Villarreal enfatiza que con esa determinación, el Tribunal realizó una particular interpretación de la Acordada de la Corte Suprema de Justicia, ordenando a los Tribunales Orales y Públicos de todo el país, dónde se juzga delitos de lesa humanidad, el ingreso de los medios audiovisuales y radiales.

El Tribunal tampoco permitió el ingreso a la sala de las cámaras de televisión ya que decidió ofrecerles a los medios televisivos las imágenes de circuito cerrado que se utilizó en las audiencias.