Debido al reconocimiento y la trayectoria de constante lucha de la Jota, OPCIÓN pudo conversar con Andrés Quishpe, para saber las perspectivas que tiene esta organización juvenil en el actual momento político que vive nuestro país:
- ¿Cuál ha sido la participación de la Jota en la Asamblea Constituyente, la campaña del referéndum y la Constitución ya aprobada?
La instalación de la Asamblea Nacional Constituyente fue fruto de toda una lucha de la juventud, de las amas de casa, de los trabajadores, de los maestros y todos los sectores populares, que tenían como anhelo un cambio mediante la instalación de la Constituyente. La JRE estuvo en las calles, pero también estuvo en las aulas, en los sindicatos, en las comunidades, elaborando propuestas y mandatos populares para que la Asamblea los recoja y atienda los derechos de la juventud y del pueblo. Con esa misma consecuencia respaldamos la nueva Constitución, que se caracteriza por ser democrática, anti neoliberal, progresista, ha sido construida por la juventud, por los trabajadores, por diferentes organizaciones sociales y populares del Ecuador.

- ¿Qué implica para ustedes la entrada en vigencia de la Constitución?
- Una vez que hemos obtenido este triunfo, viene un segundo paso, que es exigir que se aplique todo lo que se ha aprobado, y en este caso la juventud está considerada como un sector estratégico. Para nosotros, ser el sector estratégico significa: acceder a la educación gratuita en el colegio y la universidad, poder participar en la vida política del país de mejor manera, esta vez obteniendo el voto facultativo a partir de los dieciséis años. Propuestas que hemos trabajado con otras organizaciones juveniles y del Frente Popular y han sido recogidos en una buena parte. Hoy nos encontramos empujando la aplicación de estos derechos, por ejemplo el hecho de que la juventud pueda trabajar desde los 15 años en adelante, pero bajo las normas básicas con las que debe contar un empleado, es decir: seguridad social, beneficios, una carga horaria exacta, derechos que están recogidos en la actual Constitución. Para nosotros, los jóvenes agrupados en la JRE, esta nueva Constitución rescata derechos bastante beneficiosos para los pueblos del Ecuador, pero nuestra patria todavía no está libre de esta enfermedad llamada CAPITALISMO. Para nosotros la única salida a esta crisis es cumplir precisamente con los pueblos que vienen respaldando este proyecto político de cambio hacia una Patria Nueva, es decir, empujar la construcción de un país socialista. Esa es la meta para los jóvenes, que no solamente nos conformamos con esta Constitución, somos más valientes pero sobre todo somos más ambiciosos, queremos curarle a nuestro país de la crisis con la lucha, y con un medicamento que se llama Socialismo.

- ¿Qué piensan acerca del artículo que reconoce a los jóvenes como actores sociales?
- Los jóvenes siempre hemos sido actores de la vida política de nuestro país, lastimosamente, gracias a los gobiernos neoliberales y derechistas, no teníamos ese reconocimiento dentro de la Constitución; en la actual Carta Magna, a través de varios artículos, se reconoce este elemento: el poder votar a los dieciséis años, el poder acceder a ser candidatos para diferentes puestos dentro del Estado. En los actuales momentos, lo que este artículo nos permite es derrumbar ese mito de que en los centros educativos no se debe hacer política, ya que para nosotros los jóvenes, política no sólo es el arte de gobernar, sino también de tomar posición frente a un fenómeno, y precisamente la juventud ha adoptado diferentes posiciones cuando ha visto afectados sus derechos y también cuando en nuestro país se ha estado violando su soberanía, cuando se han llevando nuestros recursos. En esos momentos hemos estado los jóvenes para dar respuesta, y en ese instante estamos haciendo política.
- ¿Cuáles son las tareas concretas de la JRE en este nuevo proceso?
La posición de mi organización política es la posición de los pueblos del Ecuador, es decir, empujar el cambio, empujar la Patria Nueva, apoyar el proyecto político que actualmente se viene aplicando en nuestro país. Nosotros hemos determinado tareas, y una de ellas es apoyar el gobierno del economista Rafael Correa, somos parte de este cambio que se está viviendo en nuestro país, porque hemos luchado por él, y en esa medida hemos definido otras resoluciones, como es exigir que se aplique la gratuidad de la educación superior, que es un golpe a la política neoliberal que fue implementada en las universidades; luchamos para que la soberanía radique, de manera real, en el pueblo ecuatoriano, como lo manifiesta la nueva Carta Magna. Pero nosotros, insisto, tenemos una tarea más grande, que no está definida en los momentos actuales sino que fue puntualizada desde que nació la JRE, esa tarea grande a la que yo me refiero es la construcción de una Patria Nueva, la construcción del Socialismo en el país.