JPEG - 42.1 KB

Contra todas las declaraciones oficiales de los últimos nueve meses, un oficial de la Policía de Investigación declaró ante la Fiscalía [colombiana] que no hay correos electrónicos en los archivos de Raúl Reyes, lo que daría al traste con las denuncias del gobierno colombiano de presuntos nexos de Venezuela y Ecuador con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y con las averiguaciones que implicarían a la ex asambleísta ecuatoriana María Augusta Calle.

“Lo que Reyes almacenaba eran archivos Word y Microsoft”, que no implican cruce de correos, sostuvo el capitán Ronald Ayden Coy Ortiz, miembro de la Dirección de Policía Judicial (Dijín) al declarar ante la Fiscalía en la investigación contra [la periodista de Telesur] María Augusta Calle [1].

La declaración de Coy Ortiz fue citada por el noticiero Noticias Uno de televisión. La oficina de prensa de la Fiscalía le dijo a EXPRESO que la información sobre ese proceso es confidencial y está bajo reserva. Sin embargo, el vocero no desmintió la versión periodística.

Reyes fue abatido el pasado 1 de marzo en una incursión del ejército colombiano en la zona ecuatoriana de Angostura. En el bombardeo murieron, además, cuatro jóvenes mexicanos, el ecuatoriano Franklin Aisalla y otras 20 personas. El ejército recuperó tres computadoras presuntamente propiedad del jefe guerrillero, donde los investigadores colombianos dicen haber hallado abundante información que supuestamente compromete a los gobiernos de Ecuador y Venezuela con las actividades de las FARC.

Según el informativo, el funcionario de la Fiscalía le pidió a Coy Ortiz informar si la Dijín halló “en los elementos electrónicos incautados a Raúl Reyes archivos correspondientes a los correos electrónicos enviados y recibidos por él”.

El oficial policial dijo: “Pantallazos de correos electrónicos no se han hallado hasta el momento. Se ha hallado gran cantidad de direcciones que pertenecen a correos electrónicos, pero Reyes almacenaba la información en Word y programas de Microsoft”.

Fuentes judiciales dijeron que esta declaración podría afectar seriamente la investigación contra Calle, los congresistas opositores Piedad Córdoba, Wilson Borja y Gloria Inés Ramírez; el ex asesor de paz, Lázaro Vivero; el director del semanario Voz, Carlos Lozano; el periodista del canal oficial venezolano Telesur, William Parra y otras cuatro personas. La investigación en su contra se basaba en los presuntos correos de Reyes, pero los documentos no sirven para demostrar que hubo correos cruzados del jefe guerrillero con los investigados.

Coy Ortiz formó parte del equipo que inspeccionó las computadoras en desarrollo de sus funciones de investigación judicial, criminalística y criminológica de la Dijín.

A pesar de que expertos de la Interpol certificaron que el contenido de las computadoras no fue manipulado por las autoridades colombianas, desde un comienzo hubo controversia.

La canciller ecuatoriana, María Isabel Salvador, se quejó en su momento del contenido de la documentación enviada por Colombia que señalaría presuntos vínculos ecuatorianos con la guerrilla. La Interpol dijo que los computadores contenían 39,5 millones de páginas en Microsoft Word, cuya lectura, a un promedio de 100 páginas por día, demoraría más de 1.000 años.

Ministro afirma que existen

Al referirse a la información de los archivos de Raúl Reyes, el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, dijo que los correos existen y que prueba de ello es que las autoridades españolas los están utilizando para investigar presuntas relaciones del grupo terrorista español ETA con las FARC.

Para los investigados que un miembro de la fuerza pública haya reconocido que la computadora no tenía correos electrónicos demuestra que su intimidación hace parte del interés de Uribe de desviar la atención frente a los rostros de su Gobierno con grupos paramilitares.

“El señor Santos es un mentiroso. Lo que está tratando de decir es que sí hay correos electrónicos cuando él no es el juez instructor y quienes sí conocen de esto que es la fiscalía, lo que está diciendo es lo contrario”, dijo el periodista Carlos Lozano.

Fuente: DIARIO EXPRESO
Corresponsal en Colombia, nov. 2008.

[1] María Augusta Calle, periodista ecuatoriana y corresponsal de Telesur, la periodista es víctima de una falsa acusación del gobierno colombiano del presidente Álvaro Uribe, quien ha abierto un proceso y acusación contra ella, sindicándola de terrorista y enlace con la guerrila de las FARC. La verdad es que las investigaciones de la periodista ecuatoriana estaban demostrando más bien lo contrario, es decir, los vínculos del gobierno colombiano con el narcotráfico y los paramilitares que cada año asesinan miles de campesinos inocentes.