El rascacielos de 52 pisos, propiedad de The New York Times en un 58 por ciento y diseñado por el arquitecto Renzo Piano, se terminó de construir el pasado año.

Si fuera elegida para la operación financiera la venta, se haría bajo la condición de que el nuevo dueño se la alquile posteriormente al grupo mediático, para que éste pueda seguir utilizándolo, según la agencia Efe.

El periódico, cuyas acciones han perdido este año la mitad de su valor, ha contratado a la firma Cushman & Wakefield como su agente en la operación, con el objetivo de aumentar su liquidez, perjudicada por la caída de beneficios y la actual dificultad para acceder al mercado crediticio.

The New York Times Company cuenta en la actualidad con dos líneas de crédito renovables de 400 millones de dólares cada una que le aseguran su liquidez, pero una de ellas vence en mayo de 2009.

Nota publicada en el portal de la FELAP (www.felap.info)