JPEG - 33.7 KB

Los ministros venezolanos y cubanos en la presentación inaugural del libro «La Paz en Colombia» del Comandante Fidel Castro en el marco de la Feria Internacional del Libro (FILVEN) de Caracas, Venezuela, 7-17 noviembre 2008.
Foto fuente, agencia ABN.
____________________________________________

El 24 de enero de 1880 José Martí inició su primer discurso en Steck Hall, en Nueva York, en los Estados Unidos, afirmando: El deber debe cumplirse sencilla y naturalmente. Transcurridos 128 años de aquella memorable expresión , Fidel Castro Ruz , después de laborar durante más de 400 horas sobre cientos de notas , informes y documentos hasta ahora reservados , culminó este mes de noviembre de 2008 la obra La Paz en Colombia y cumplió con su promesa con relación a uno de los pueblos más sufridos y laboriosos del mundo , a cuya suerte esta unida la suerte del Sur de América.

Una forma de entender la importancia estratégica del devenir de Colombia con relación a la evolución de los acontecimientos en el Sur de América fue ratificada este domingo 23 de noviembre por el actual Sub Secretario de Estado: Thomas Shannon , quien afirmo que los Tratados de Libre Comercio con Colombia y Panamá representan intereses fundamentales para los Estados Unidos. Tanto el gobierno que termina en los Estados Unidos, como el Gobierno de Colombia, han desplegado un gigantesco y persistente esfuerzo por lograr la aprobación del Tratado de Libre Comercio con Colombia. Intereses muy poderosos ligados a una forma de comprender la paz regional que alimenta las maquinarias de guerra y a una forma de entender la guerra contra las drogas que sostiene la demanda, la oferta y los precios que arrojan colosales beneficios económicos y réditos geopolíticos, pueden ser los beneficiarios del Libre Comercio que con tanto ahínco se pretende dejar instaurado.

Quienes han tenido alguna noticia de la maquina monstruosa de odio, barbarie y degradación humana , de los ríos de sangre y del laberinto de engaños , instaurados en uno de los territorios con mayor biodiversidad , fertilidad y belleza de la tierra , no ignoran cuan profundamente esta enraizado el anhelo de paz genuina que habita en la mayor parte de una población embarcada en un curso inconcebible de atrocidades desde hace mucho tiempo

En este sentido recibimos la elaborada visión de Fidel Castro con la más profunda gratitud y la plena conciencia de que las ideas plasmadas en su escrito exigen el estudio cuidadoso , la serena reflexión y la más amplia deliberación pública.La Paz en Colombia tiene valor no solo por lo que dice de manera directa , sino por lo que cabe inferir , y también por los significativos silencios sobre una realidad compleja y dinámica que no escapa al designio de estos tiempos en los que los días transcurren como siglos por las colosales variaciones con que están discurriendo.

Sin desconocer los enormes poderes de la propaganda que se hace aparecer como información y de los múltiples ardides dirigidos a manipular poblaciones que han sido investigadas con métodos conductistas para decidir los mecanismos más eficaces en su direccionamiento , es necesario afirmar con claridad rotunda que los intentos de edificar ordenes sociales en los que falta una parte esencial de la verdad : la verdad , en este caso , de las comunidades oprimidas y perseguidas , están condenados en forma irremediable al derrumbe por la verdad que les falta.

En este sentido desde la Introducción del libro de Fidel Castro quedan expresadas tres ideas con infinita potencia en la siembra de la paz genuina en Colombia : la necesidad de contemplar con serenidad el pasado mediato en el que se enraíza nuestra situación actual , sin soslayar el contexto hemisférico y planetario en el que se inscribe este esclarecedor pasado ; el irremplazable valor de la unidad en el acceso a la paz : la unidad , la unidad , la unidad , la unidad , la unidad sincera y fraterna de todos los seres y colectivos que anhelan la paz genuina y no el remedo de paz de los procesos de pacificación que dan continuidad a la confrontación ; y , en tercer lugar , pero no en el último en importancia : el valor definitivo de la ética y la honestidad , del respeto sincero y por principio a la vida y la dignidad de todos los seres humanos , y al valor de la palabra , en un proceso de transformación social que nos separe del curso involutivo de confrontación atroz y degradación humana que hasta ahora prevalece , y nos sitúe por fin en una espiral creadora del respeto pleno a la dignidad de todos y cada uno de los habitantes de este territorio.

La necesidad de la memoria para la paz surge en medio de políticas que no solo no han contemplado el derecho a la memoria, sino que han promovido el olvido y la confusión. Una memoria para la paz no es una memoria dirigida a atizar los odios y la confrontación, pero si es una memoria esclarecedora. No basta recordar, hay que abordar un esfuerzo de recordación que permita esclarecer las raíces del desangre y el enfrentamiento fratricida.

No es casual que los primeros capítulos del libro de Fidel Castro sobre la paz en Colombia sean La Primera Declaración de la Habana del 2 de septiembre de 1960, la reunión de Cancilleres de América en Punta del Este del 22 al 31 de enero de 1962 y la Segunda Declaración de la Habana del 4 de febrero de 1962. El contexto histórico y geográfico de estos pronunciamientos es fundamental para comprender la agudización del conflicto en Colombia. Dice Fidel: “Desde un punto de vista teórico y practico, en ningún otro país se desarrollaron en grado tan alto los vínculos típicos del imperialismo de Estados Unidos y el destino de una nación latinoamericana.”

Además, la primera Declaración de la Habana se inicia así: “Junto a la imagen y el recuerdo de José Martí….” La serena relectura de esta Declaración dirigida a los pueblos hermanos de indo afro América Latina y aprobada por más de un millón de personas reunidas en la asamblea nacional del pueblo de Cuba en la Plaza de la Revolución José Martí , estremece hoy por la sencillez y la claridad en la comprensión de lo que acontecía , por la sencillez y claridad en los propósitos enunciados , y por la extraordinaria vigencia tanto de la comprensión , como de los propósitos.

La imagen y el recuerdo del pensamiento y la obra antiimperial de José Martí, quien consagró su vida y la ofrendó para sembrar la genuina independencia no solo de la isla, sino de nuestra América tanto frente al agotado imperio español, como frente al emergente Imperio estadounidense, nos evoca su consagración a “crear hombres rebeldes y cordiales que sacaran a tiempo la patria interrumpida de la nación que la ahoga y corrompe, y le bebe el alma y le clava los vuelos.”

La Declaración de la Habana fue la respuesta de un pueblo unido frente a la Declaración de San José de Costa Rica suscrita por casi la totalidad de los gobernantes del continente convocados por el gobierno de los Estados Unidos en el marco de la OEA, desde el 22 al 28 de agosto de 1960, en el Teatro Nacional de San José, para juzgar y condenar a Cuba, cuando el proceso revolucionario apenas tenía veinte meses de vida. México, en primer lugar, y Bolivia y Uruguay, se destacaron por levantar valerosamente su voz frente al indigno concierto contra Cuba fraguado con sobornos.

En Colombia ya se había puesto en marcha el Frente Nacional , un bochornoso acuerdo de las elites del partido conservador y el partido liberal para turnarse en el poder , repartirse milimétricamente el presupuesto y los empleos estatales, promover el olvido y apaciguar la ira popular que ellos mismos habían desatado , y cesar con un régimen democrático formal el gobierno de facto de la Junta Militar que sucedió por breve lapso al gobierno del Teniente Coronel Gustavo Rojas Pinilla quien en 1953 había tomado el poder en medio del torrente de sangre desencadenado con el crimen del líder popular Jorge Eliécer Gaitán y la decisión del conservador Laureano Gómez - siguiendo el ejemplo franquista - de someter y exterminar la población liberal y los núcleos comunistas que existían en el país , así como de mejorar una raza que consideraba degradada por la sangre india y negra que corría por nuestras venas mestizas.

Gobernaba en 1960 el liberal Alberto Lleras Camargo , quien en abril de ese año había estado en los Estados Unidos entrevistándose con el Presidente Eisenhower , en la sede de la OEA , en varias Universidades , en la Fundación Carnegie , y en el National Press Club , insistiendo en la idea del suministro de recursos económicos estadounidenses hacia los países de la región como “un acto político” dirigido a evitar que el hemisferio se convirtiese de “un ejemplo de orden y de equilibrio , en la zona mas turbulenta del planeta.” El programa, decía Lleras Camargo, “hoy todavía es de los gobiernos, mañana, de no ejecutarse, será el de la revolución”.

El nueve de diciembre de 1961 el gobierno de Alberto Lleras Camargo rompió relaciones con Cuba. Un día antes Fidel Castro había denunciado a los gobiernos de Colombia y Venezuela como gobiernos “títeres y cómplices” del Imperio en la tarea de promover la ruptura de las relaciones de los países de América agrupados en la OEA con Cuba: “Dos contrabandistas, dos traficantes en dólares menos en nuestro país, dos chantajistas menos y dos residencias más para estudiantes revolucionarios”, afirmó entonces el Comandante Fidel Castro. En 1945, cuando Lleras Camargo culmino el periodo presidencial inconcluso de López Pumarejo, la ascendencia del Estado Mayor Continental con sede en Washington sobre el Ejercito Nacional, se había incrementado en forma notoria.

El triunfo de la revolución cubana se tradujo en un replanteamiento de la Seguridad Continental por parte de los Estados Unidos. Colombia que desde mediados del siglo XIX (Tratado Mallarino – Bidlack) había sido considerada por los Estados Unidos como un territorio con enorme importancia estratégica , primero por su vecindad con el crucial paso interoceánico , y después , en el cambio de siglo , por todo el petróleo de la región norandina y del pie amazonico, junto a otras riquezas naturales , fue objeto de redoblada atención en una atmosfera en la que , por una parte , la llamada “seguridad interna” cobró mayor importancia que un eventual ataque extracontinental , y por otra parte , la inestabilidad política creciente estremeció la mayor parte del territorio nacional.

En la segunda mitad de la década del cuarenta, con Jorge Eliécer Gaitán, Colombia estuvo al borde un régimen político soberano y guiado por ideas que favorecían los intereses vitales de la población humilde. En la Plataforma aprobada en el Teatro Colón de Bogotá en enero de 1947 el movimiento liberal popular liderado por Gaitán señalaba en los puntos X, XII y XIII:

“X El liberalismo proclama su solidaridad con todas las fuerzas políticas de izquierda que en el Continente Americano luchan por hacer efectiva la democracia librándola de los grupos plutocráticos que en lo externo actúan como fuerzas imperialistas y en lo interno como oligarcas que concentran en su excluyente interés los poderes económicos como medio de influencia política y la influencia política como medio de ventajas económicas.”

“XII El liberalismo proclama la urgencia de una unidad real de los pueblos latinoamericanos……”

“ El liberalismo es partidario de la solidaridad de Colombia con los Estados Unidos y en ningún caso confunde a las grandes fuerzas democráticas que en esa nación batallan por el mismo ideal de los demás pueblos con los grupos imperialistas , cuya actividad es funesta tanto para la democracia del Norte , como para la de otros países….”

Ideas muy inquietantes para el gobierno de los Estados Unidos en labios de un hombre que en 1947 ya podía ser visualizado como muy probable Presidente de Colombia en las elecciones de 1950 , si se tomaba en cuenta en forma desapasionada la descomunal y fervorosa atracción que su personalidad ejercía en los humildes de de diferente filiación partidaria. En 1947 los Estados Unidos se habían convertido en la primera potencia mundial, su único rival planetario: la URSS, había culminado la segunda guerra mundial con más de veinte millones de victimas en su defensa frente al eje nazi- fascista.

Como se señala en la valiosa obra Grandes Potencias, el 9 de abril y la violencia, editada por Gonzalo Sánchez: “De Gaitán se temía en el Departamento de Estado, la nacionalización de la banca, del petróleo y la implantación de alguna forma de “socialismo de Estado”. La reestructuración de las ideas del partido liberal adelantada por Gaitán bajo un signo social y nacionalista, que reivindicaba nuestra memoria ancestral, despertó el fervor de la población en forma mucho más intensa que la predica no pocas veces sectaria del Partido Comunista que llego al punto de desestimar y enfrentar a la UNIR de Gaitán, incurrir en graves errores de apreciación sobre la evolución de la política nacional y naufragar también en “las excesivas luchas internas”. ( Ver : Treinta años de lucha del partido comunista , esbozo histórico elaborado por una comisión del Comité Central del Partido Comunista de Colombia, ediciones Paz y Socialismo , Bogotá , 1960).

A Colombia llegaron las ideas de Marx y Lenin en forma mucho más profusa que las ideas de José Martí. Las ideas de Martí, por originarse en circunstancias más semejantes a las nuestras podían haber orientado en sentidos diferentes el decurso del proceso de transformación de un orden social segregador y represivo en el que la dimensión imperial, primero de España y la Santa Sede, y después de los Estados Unidos, ha sido decisiva. Las ideas éticas y espirituales de Martí , su visión de nuestra América , su anhelo y su obrar para que la guerra que llamo necesaria fuese breve , su insistencia en la creación política acorde con nuestra circunstancias y nuestro pasado , su colosal esfuerzo de unidad fundadora que aglutinaba sectores de diversas clases sociales , la tremenda energía desplegada para que la mayor parte de la población de la isla y la migración acompañase al unísono la batalla independentista , el ejemplo de su parábola vital , su consagración durante muchos años a esclarecer los sentidos de la republica que fundaba , todavía encierran vitales significados en Colombia.

El triunfo de la revolución rusa en 1917 multiplico el interés por las ideas de Marx y Lenin en Colombia. En el IV Congreso Socialista, en 1924, un grupo de jóvenes comunistas plantearon la adhesión a la Tercera Internacional y la adopción del nombre Partido Comunista y de un Programa traído desde fuera. Las ideas de Marx y Lenin se divulgaron profusamente en la década del veinte. En 1926 nació el Partido Socialista Revolucionario, la primera organización política que en Colombia difundió las ideas de una nueva sociedad sin clases sociales, sin oprimidos ni opresores. Pero es con la marcha del 17 de julio de 1930 que se considera inaugurado el decurso del Partido Comunista en Colombia con hombre como Ángel María Cano , Jorge del Bosque , David Forero , Leopoldo Vela , el indígena José Gonzalo Sánchez , y la presencia del estadounidense James Harfield por parte de la Internacional Comunista.

Sin embargo, la resistencia popular frente a los poderes opresivos, no comenzó con la importación de las ideas marxistas leninistas. Una larga lucha por la tierra y la dignidad se inicio desde el momento mismo de la Conquista por parte de los asombrosamente diversos pueblos nativos que sobrevivieron al primer embate y no se suicidaron como forma de evitar la bárbara dominación y para consagrar una memoria de dignidad que hoy resucita. La resistencia de los pueblos nativos perseveró en la Colonia en forma de resistencia cultural, y continuó durante la republica cuando los herederos de los poderes coloniales birlaron gran parte del esfuerzo revolucionario de Bolívar. Las ideas de la revolución francesa en la segunda mitad del siglo XIX recogieron muchos de los sentimientos y los anhelos de la población mestiza y humilde que se había fraguado durante tres siglos y que resistía el orden feudal, dogmático, hipócrita del régimen católico-patriarcal-conservador que se consolido con el triunfo de la Regeneración en 1886.El sentimiento antiimperial afloró desde 1903 con la segregación de Panamá.

Pese a que en la administración del Ministro De Guerra del gobierno de Abadía Méndez ( 1926-1930): Ignacio Rengifo , se ordeno el 6 de diciembre de 1928 la masacre de los trabajadores de las bananeras , que estaban en huelga para defender sus derechos frente a los atropellos de la United Fruit Company , y en esa misma administración también se ordenó el seguimiento de las actividades de los socialistas revolucionarios y la detención violenta de la varios de ellos , la más bárbara y sistemática persecución de los comunistas en Colombia dirigida al exterminio acaeció unos años después , primero con base en las ideas anticomunistas y antiliberales propagadas por el eje fascista , de manera muy especial por el franquismo y la intolerante tradición clerical , y luego en el marco de la fanática doctrina anticomunista impulsada por los Estados Unidos.El régimen fascista español y sus discípulos colombianos , que unos años antes habían denostado del imperio angloamericano y las ideas demo liberales , terminaron unidos con el gobierno estadounidense en su campaña anticomunista.

Hasta el mismo gobernante liberal Alfonso López Pumarejo fue acusado de ser agente del Kremlin en la furibunda campaña anticomunista. Fue esta salvaje persecución desatada sobre la población liberal y comunista en la segunda mitad de la década del cuarenta la que se tradujo en la formación de las autodefensas campesinas en 1949. Cuando Laureano Gómez tomo el poder en noviembre de este año en unas elecciones sin contendor , después de permanecer más de un año en la España franquista a donde marcho después del magnicidio del nueve de abril de 1948, el país estaba inmerso en una hoguera de horror y anegado en un océano de sangre. Laureano se encargo de atizar la una y acrecentar el otro.

El 12 de marzo de 1947 Truman había enunciado la Doctrina que lleva su nombre y que se traducía en el apoyo del gobierno de los Estados Unidos a las fuerzas y campañas anticomunistas en todo el mundo. El dos de septiembre de ese mismo año en Río de Janeiro se suscribió el Tratado Interamericano de Defensa Reciproca impulsado por los Estados Unidos. La amenaza de las bases americanas de Turquía sobre los pozos petrolíferos de Bakú suscito la amenaza de Rusia sobre el Canal de Panamá y con ello la reacción de la Secretaria de Estado estadounidense de fomentar la represión anticomunista en todo el hemisferio sur. La doctrina anticomunista en la que se formaron las fuerzas militares se incrementó. La ola represiva del comunismo en 1948 en el continente americano se intensifico al mismo tiempo que se agilizaban las ventas de armamento sobrante de la segunda guerra mundial hacia nuestras republicas para “fortalecer las democracias”.

Entre 1949 y 1950 con la deriva dictatorial del Gobierno de Ospina Pérez y la llegada al poder del Laureano Gómez, se impidió toda publicación del partido comunista, la casa del partido en Bogotá fue ocupada por la policía y se expidió orden de captura contra los integrantes del Comité Central. Se incrementaron las atrocidades sistemáticas dirigidas al exterminio , las violaciones , las torturas y los crímenes cometidos con crueldad inenarrable de hombres , mujeres y niños , superaron los trescientos mil asesinatos , la mayor parte de liberales y comunistas “perpetrados por la policía y por bandas de criminales armados , protegidas y remuneradas por el propio gobierno , que fueron la base de la institución de asesinos a sueldo popularmente llamadas de los “pájaros”.

En su trabajada obra Historia de las Guerras – en Colombia- , Rafael Pardo , describe así este momento : “En el norte de Ibagué actuaban bandas motivadas por razones no políticas, sino económicas , es decir el robo, el saqueo y la expulsión de partidarios de uno u otro partido para quedarse con las tierras de los desplazados. En el sur, y en las zonas selváticas y aisladas estaban quienes, por motivaciones políticas escapaban a la autoridad y actuaban en defensa propia. Las guerrillas comunistas y liberales actuaban en esas regiones.”

En 1950 Colombia fue el único país del Sur de América que envió tropas nacionales a participar en la intervención estadounidense en Corea. Por distribuir propaganda contra la participación de jóvenes colombianos en esa intervención fueron detenidos y golpeados muchos militantes comunistas, entre ellos un dirigente obrero comunista llamado Manuel Marulanda Vélez, fue torturado hasta la muerte por el detectivismo. Ese fue el nombre que adoptó Pedro Antonio Marin quien con diez y ocho años ingreso en la autodefensa liberal campesina del sur del Tolima, en 1949.

Fidel Castro , recupera en su obra extensos y significativos fragmentos del pequeño libro olvidado Cuadernos de Campaña de Marulanda Vélez , publicado en marzo de 1973 , y del Diario de la Resistencia de Marquetalia , del dirigente comunista Jacobo Arenas , y parte de la obra periodística del historiador Arturo Alape , recientemente fallecido , consignando los testimonios de Marulanda para enfatizar entre otras ideas , dos claves , primera : la dinámica de la violencia que ha arrastrado muchas vidas : “ Pero todo eso fue un producto de algo que surgió no por culpa nuestra , algo en que nos vimos arrastrados , incluso contra la voluntad nuestra.” Y segunda: “Por muchos que sean los liberales muertos, los conservadores no son capaces de matarlos a todos, imposible acometer semejante ambición, tendrían que matar al país matando uno a uno a sus hombres. Se necesitan muchas tumbas para enterrar un país.”

El hilo de memoria esclarecedora que presenta en su libro Fidel Castro contiene claves indispensables para relegar los estereotipos que sostienen la larga confrontación y encontrar salidas al laberinto del enfrentamiento fratricida. Muchos de los temas apenas esbozados por el esfuerzo de incluir las claves principales en tan breve espacio ameritan un proceso de indagación y deliberación pública orientada a fortalecer los movimientos hacia la paz genuina.

Colosales transformaciones culturales han modificado el mundo y continúan variándolo en el curso de las pocas décadas que van desde los orígenes de la guerra que nos ha asolado , hasta nuestros días : en especial es necesario tener en cuenta el movimiento cultural poliforme que ha indagado por las raíces de la paz cotidiana , y que esta muy cerca del acervo cultural de nuestros pueblos nativos por su valoración de la fuerza ética , por su manera de habitar la tierra sin devastarla y sin exterminar las otras especies , por su revaloración de la dimensión femenina que durante siglos ha sido aplastada y despreciada , por su valoración de la palabra y la creación de confianza en la disminución del miedo y la agresión , y por su sensibilidad hacia la evolución espiritual y política.

La cruenta confrontación en Colombia ha dejado perdidas colosales e irreparables. Centenares de miles de vidas, en su mayor parte de jóvenes colombianos, han sido mutiladas o sacrificadas en la hoguera del conflicto. El destierro, la miseria, la autocensura, han sido convertidos en el pan cotidiano de más de cinco millones de colombianos. Actos de monstruosidad inconcebible han sido cometidos sumando umbrales impensados de horror al dolor incurable por las vidas arrebatadas. El secuestro como práctica cruel ha horrorizado a casí la totalidad de la población colombiana. La fabricación en serie de seres tempranamente destinados al odio y la guerra ha sido establecida para surtir la demanda de operarios de los millones de toneladas de armamento que han caído sobre el territorio de Colombia. Millares y millares de niños- jóvenes impelidos a realizar monstruosidades han perdido la razón cuando se dan cuenta del horror que han producido. El porvenir de varias generaciones ha sido también sacrificado porque la dinámica de la guerra ha impedido la destinación de los recursos y la creación de condiciones culturales y materiales para que florecieran las miles y miles de personalidades artísticas y científicas que hubiesen podido brotar en un país no atrapado por el odio, la desconfianza, el miedo y las armas. ….

La prolongada confrontación ha producido degradación social y humana , pero ha gestado también un movimiento de dignidad que a pesar de que también ha sido brutalmente golpeado por las fuerzas interesadas en extender el odio y la confrontación , continua sembrando las semillas de un porvenir con paz genuina en múltiples y diferentes intersticios de la vida cotidiana : la cultura de la siembra , los alimentos , las plantas de medicinales , las plantas de conocimiento , el cuidado del agua , la emergencia irrefrenable de los pueblos ancestrales , el tejido de la memoria , las artes , la educación y el amor por la lectura , la comunicación honesta , la justicia y los derechos humanos , y los significados de la paz y de libertad . Las mujeres y hombres que integran este movimiento amplísimo y creciente son parte de la dignidad y el decoro de que hablo José Martí en la edad de oro: En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro hay siempre otros que tienen en si el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana. Esos hombres son sagrados.

La mayor parte de las mujeres de Colombia han tenido que hacer frente a una situación social infernal en la que la miseria o la guerra han sido erigidas como escenarios principales en los cuales desarrollar la vida de los hijos que han parido. Junto a ese dilema aborrecible se ha perpetuado un mundo de descomunal violencia: desnuda o sutil, por parte de generaciones y generaciones deformadas en los valores patriarcales.

En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro hay siempre otros que tienen en si el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana. Esos hombres son sagrados

Macartismo

El sentimiento antiimperial en Colombia era más antiguo y mucho más amplio que la filiación comunista. La desmembración de Panamá en 1903 , las condiciones de oprobio en las minas de oro en la Costa Pacifica y Antioquia , y la masacre de las bananeras en 1928 a instancias de la United Fruit Company , modularon en grandes sectores de la población una comprensión de las intenciones y la forma como interpretaban nuestro territorio y nuestros pueblos los gobernantes estadounidenses.Vargas Vila en tal año …escribio contra los barbaros……

En un Informe del 22 de noviembre de 1960 elaborado por Adlai Stevenson titulado : Nuestro compromiso con América Latina , el autor contrasta el optimismo

La inestabilidad politica en Colombia

En ese momento el anticomunismo visceral en Colombia ya era una actitud compartida tanto por la dirección conservadora , como por la dirección liberal oficial. Desde 1936 se habia iniciado en la prensa escrita y en la radio la campaña de intoxicación en el miedo y el odio a los comunistas.

En primer lugar Martí. Las Declaraciones de la Habana. La revolucion etica.
En primer lugar Pastrana – Marulanda el 7 de enero.

Drogas

La Memoria de la Luz y los Oficios del Presente Martí en Colombia

En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro hay siempre otros que tienen en si el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana. Esos hombres son sagrados. (1)

Podríamos comenzar este escrito , acogiendo las sentencias de José Marti , y decir Para Colombia , que sufre, la primera palabra. Martí es uno de los fulgores eticos mas potentes que alumbra en el corazón del sur , un rayo de luz enraizado en el amor infinito a nuestros pueblos, en un profundo conocimiento de nuestro ser complejo y en la entrega absoluta a la tarea de la independencia sin fisuras de nuestra América.

Cuando a Fidel Castro le preguntaron por los instigadores del asalto al Cuartel Moncada realizado el 26 de julio de 1953 , año en que se conmemoraba el centenario del nacimiento del apostol , no dudo en responder : el autor intelectual es José Martí. Cincuenta y cinco años después de ese acontecimiento que daría continuidad al proceso de independencia emprendido por Martí , Fidel Castro ha escrito un libro , que es una acción , titulado : La Paz en Colombia. Se destaca en esta obra necesaria el capitulo : “El valor de los principios” en el que enfatiza que no hay armas que puedan vencer el sentido de dignidad de un pueblo.

Colombia ha sido convertida en un laboratorio espantoso en el que se han ensayado multiples formas de control territorial y social. Sus riquezas naturales unidas a los colosales recursos que genera en su territorio la industria internacional del narcotrafico , y su tremendo valor geopolitico en la hora presente , han conducido a que los estrategas de la Alianza Atlantica liderados por los encargados estadounidenses , centrasen su atención , sus recursos y sus esfuerzos en el control de esta esquina subcontinental. Este complejo proceso de control territorial y social neoimperial se ha traducido en la existencia de un Estado gravemente deslegitimado por la conversión - en su mayor parte - herramienta de agresión sistematica contra la población , en una sociedad militarizada y también en una espantoso remolino de degradación humana. Sin embargo , por las mismas leyes que Martí vislumbró cuando dijo : Así, cuando la maldad reina entre los hombres, la virtud tiene siempre hogares encendidos , en Colombia también se ha comenzado a generar un asombroso proceso de despertar de las reservas eticas de una nación golpeada hasta extremos inimaginables en las fibras más sagradas sobre las que descansa el minimo amor propio indispensable para vivir.

El movimiento emancipatorio que estremece todo el Sur de América , unido a la inconmensurable energía que están desplegando los movimientos indigenas de Abya Yala , han conducido a que los sectores cuyo poder deriva del lado más opaco y repugnante de la globalización corporativa multiplicaran las acciones nacionales e internacionales dirigidas a evitar en Colombia la esclarecedora memoria colectiva , el transito hacia el fin de la confrontación armada y el inicio de un proceso elemental de democratización que ponga fin al exterminio sistematico de la diferencia.

La lectura de la obra de Martí en una atmosfera como la que se respira en Colombia significa acceder a una claridad desconocida sobre la naturaleza de dos fuerzas imperiales que han sido definitivas en nuestro complejo decurso historico y nuestro mestizaje sanguineo y cultural : España y los Estados Unidos.

Tenemos claro que el estudio y la reflexión creadora sobre la vida y obra de Marti ni pueden hacerse en una generación, ni puede ser una obra de un solo colectivo. Hoy se experimenta en diversos lugares del mundo un renacer del estudio de su vida y obra. Nuestro anhelo profundo es que la raíz ética y luminosa presente en la obra de Marti prenda en nuestro territorio.

Gracias a la clarividencia primera del periodista boyacense Adriano Páez , director en Colombia de los periodicos Pluma y Patria , en 1881 , nuestro territorio se adelanto en el continente a reconocer el genio que emergia y a invitarlo a que viniese. Adriano Paez publico en Bogota las primeras cronicas de Marti elaboradas en los Estados Unidos : Coney Island y los escritos sobre el Presidente Garfield.

Por nuestra parte , no nos aproximamos a Marti como a un pasado inerte que se estudia con asepsia para extraer del mismo frías enseñanzas históricas que no guardan intima y palpitante relación con el sentir en las venas el dolor y la infamia que anegan nuestra tierra. Nos acercamos a Marti, escuchamos su voz al oído , porque Marti es espíritu , porque vivió libre de odio y embriagado de amor humano , porque vio lo invisible , porque acierta en lo esencial , porque ilumina y alienta en estos tiempos de penumbra y desmayo, y nos transmuta cuando dice : “ser buenos es el único modo de ser dichosos ; ser cultos es el único modo de ser libres.”

En un territorio en que se ha desestancado un cauce infernal de situaciones de horror indescriptible , en el que campean los demonios ciegos que por el espejismo de un bienestar impuro resultante de la usurpación , la proyección de sus egos en la escena mediática , o las prebendas ilusorias del poder , han estado dispuestos y están dispuestos a masacrar vidas y dignidades , la vida y la palabra de Marti , su ejemplo ético , la memoria de la luz que alcanzo sobre las sendas que conducen a la autentica paz y felicidad genuina , precisan ser escuchadas.

En territorios en los que los códigos penales han quedado rezagados frente a la imaginación satánica que utiliza los aparatos mediáticos para imponer pavorosas campañas de intoxicación en el odio , en el olvido de lo que somos , en el abandono del cultivo de las virtudes de nuestros pueblos, en el precipitar con base en sofisticadas manipulaciones hacia valores y practicas que significan el atentar contra si y contra los demás , la pureza de Marti , la nobleza de sus ideales y su certeza sobre la victoria irrefrenable de la virtud , merecen ser escuchadas y compartidas.

Estos sentidos son los que alientan la invitación que hacemos hoy con este ensayo : la invitación fraterna a la minga de resembrar el espíritu de Martí , las ideas éticas de Marti , comenzando por nuestra propia chagra interior , en un suelo que sin duda será fértil a estas semillas de arco iris , pues sus ideas no son mas que una forma superior del amor en un territorio que por el mismo clama.

Nos asiste la convicción sobre el valor profundo de sus expresiones cuando afirmo : Las palabras están de mas cuando no fundan, cuando no esclarecen, cuando no atraen, cuando no añaden. ….y No se ha de escribir para hacer muestra de si , y abanicar como el pavón la enorme cola; sino para el bien del prójimo, y poner fuera de los labios como un deposito que se entrega, lo que la naturaleza ha puesto del lado adentro de ellos. Creemos que sus palabras y su vida significan tanto como el aire fresco y puro del mar o la montaña en antros inundados por las miasmas de la mentira y la imposición de modelos de desarrollo que son formas camufladas de la angustia y de la muerte.

Pero, ¿Que facetas del río ancho profundo y caudaloso del pensamiento de Marti queremos acentuar por su formidable potencia emancipadora en este tiempo decisivo del mundo y de nuestra América? Tres facetas, tres temas, en correspondencia con tres geografías que Marti recorrió, conoció y amo. Y a la largo de los tres temas entrelazados con las tres geografías, una única dimensión presente y definitiva: la ética inextricablemente unida a la espiritualidad.

España: La Patria y la Metrópoli: el sentido de la Independencia

Dolor infinito debía ser el único nombre de estas páginas.

Dolor infinito, porque el dolor del presidio es el mas rudo, el mas devastador de los dolores, el que mata la inteligencia, y seca el alma, y deja en ella huellas que no se borraran jamás……

Si existiera el Dios providente, y lo hubiera visto, con una mano se hubiera cubierto el rostro, y con la otra hubiera hecho rodar al abismo aquella negación de Dios.

Dios existe, sin embargo, en la idea del bien, que vela el nacimiento de cada ser, y deja en el alma que se encarna en él una lagrima pura. El bien es Dios. La lágrima es la fuente del sentimiento eterno. (El Presidio Político en Cuba). (2)

Al promediar el siglo XIX una marejada politica sacudió la muy militarizada Isla de Cuba. El ejemplo de la vecina rebelión haitiana de 1791, las ideas de la revolución francesa, las hazañas y proclamas de Bolívar y de los pueblos que adelantaron las revoluciones triunfantes en el continente, desataron un movimiento multiforme de resistencia y rechazo al dominio peninsular sobre la conocida como: Joya de la Corona.

La vía militar fue el camino optado por la dirección colonial en Madrid , para contener y abatir el sentimiento insurreccional y anticipar la defensa ante una no improbable acción de conquista por parte de los Estados Unidos , que , por una parte , ya habían despertado su apetito territorial hacia el sur de América con la anexión de la mitad del territorio de México en 1848 , y por otra parte , desde el sur , contemplaban la isla como un estado esclavista que podría incrementar el poder de los estados interesados en mantener la oprobiosa institución.

Por esta decisión de pretender asegurar con la fuerza lo que con ella era insostenible, llego a prestar sus servicios a la isla un joven sargento de artillería valenciano de carácter rudo, llamado Mariano Martí. De su encuentro en Cuba con la hermosa nativa canaria Josefa Pérez, nació José Martí el 28 de enero de 1853.

Martí creció humilde en una atmósfera familiar cuyas circunstancias materiales desembocaron en un decisivo tiempo de vida rural junto a su padre. Desde muy temprano revelo sus dotes con la palabra y la imaginación portentosa. En el pedagogo Rafael Mendive se despertó un afecto paternal hacia el estudiante pobre y notable por su consagración al estudio y por sus talentos naturales.

Martí encontró en Rafael Maria Mendive, al maestro, al guía espiritual. Su extrema sensibilidad choco con el espectáculo de la crueldad humana ejercida bajo el signo del dominio colonial. Entre los atropellos brutales de la vida cotidiana que discurria bajo el signo de la arbitrariedad y el atropello, el amor y el sentido de rectitud que encontro en su hogar y que solo muchos años dimensionará en su radical importancia, y las ideas claras y justas de Mendive, se formaron los principios, valores e ideales de Marti.

Desde muy temprano la palabra escrita , y en ella el verso , ocuparon un lugar central en la comunicación del torrente de ideas que bullian en su cabeza al encontrar un mundo distante absolutamente del respeto que merece todo ser tan solo por la dignidad de existir. En 1862, cuando tenía nueve años de edad, al contemplar en las calles de la Hanábana, a un esclavo negro colgado, juro lavar con su vida el crimen.

La palabra poética fue su voz natural de creador de mundos y fue su refugio sagrado en las adversidades que desde temprana edad afronto. Años mas tarde diría: la poesía no es mas que la distancia…y: La poesía es durable cuando es obra de todos. Tan autores son de ella los que la comprenden como los que la hacen.

La mirada penetrante de Maria Zambrano destaco una dimensión esencial para comprender el miesterio que encarno : “no tenia vocación guerrera y fue a la guerra-laberinto de violencias-por destino. Pertenecía a esa clase de seres a quienes la simple violencia que es todo vivir, el de todos los días, le es un cilicio y hasta una cruz. …se hizo a si mismo en contra de si, de sus gustos. Por amor a la libertad vivió en una absoluta obediencia.Y eso es el modo mas alto y noble de ser hombre.”

De su amorosa relación con los versos dejo testimonio en los Versos libres:Yo te quiero, verso amigo/ porque cuando siento el pecho/Ya muy cargado y deshecho, Parto la carga contigo.

Cada Verso encierra momentáneamente, para poder transmitir, un caudal colosal de sentido y revela su vigor espiritual: Cultivo una rosa blanca/En Julio como en Enero/Para el amigo sincero/Que me da su mano franca./Y para el cruel que me arranca/El corazón con que vivo,Cardo ni oruga cultivo:/Cultivo la rosa blanca.

Corre el año de 1868 y el fuego insurreccional crece en el Oriente de la isla. La atmósfera en La Habana, agobiada las gentes por los impuestos, por la resolución militar de los asuntos civiles, y por la censura implacable en la prensa de cualquier idea disonante al orden opresivo, es de rechazo creciente al poder peninsular. En España Isabel II contempla impotente el avance de la revolución liberal que la desalojara del trono.

En los primeros meses de 1870 la atmosfera de persecución a cualquier expresión sospechosa de rebelión, se ha intensificado en la isla . Marti y Fermín elaboran un pequeño mensaje escrito dirigido a un compañero que ha ingresado en las milicias conocidas como Cuerpo de Voluntarios de los españoles , preguntándole si conoce el castigo a los apostatas…En una requisa el mensaje es descubierto. El 5 de abril de 1870, Martí es encarcelado. Le pelaron al rape y, le asignaron el número 113.

Esta temprana vivencia del presidio marcara su cuerpo y su espíritu de por vida. Es necesario leer El Presidio Político en Cuba escrito con sangre y no con tinta en España , cuando con 18 años llego desterrado , al serle conmutada la pena en las canteras , para comprender la dimensión infernal que conoció en carne viva en la flor de su juventud y para comprender que esa brutal experiencia fue la fragua en la que se forjo en forma temprana un espíritu en el que desde muy joven se había modulado un fiero sentimiento sobre el valor de la pureza en el proceder y el significado vital de la libertad en la dignidad de los hombres.

Las profundas heridas inguinales que le produjeron los hierros de las cadenas que iban de la cintura al tobillo nunca se sanaron del todo. Las heridas en su alma fueron por Martí transmutadas en la determinación inconmovible de lograr no solo la independencia política de España, sino de sacar de Cuba y de nuestra América el alma colonial.

Años más tarde , insistiría y haría claridad sobre esta idea emancipadora que no se limitaba a librar una guerra para acoger otros mandadores , sino para fundar una republica e iniciar el largo proceso de sacar de la sangre todos los valores , usos y costumbres marcados con fuego , hierro , ardides y satánica paciencia por el poder colonial. En el escrito de homenaje que le hace en 1894 al que llamo silencioso fundador , José de la Luz y Caballero , después de dejar sentado que “se necesita ser fuego para comprender el fuego” y que solo ven lo mejor en los seres humanos los que con igual intensidad padezcan y anhelen lo mejor para sus pueblos , resaltó la idea visionaria de José de la Luz en el sentido de “no ver acomodo entre su pueblo sofocado y crecedero… y la nación victimaria , lejana e incapaz”. Allí Martí revelo su consagración a: “crear hombres rebeldes y cordiales que sacaran a tiempo la patria interrumpida de la nación que la ahoga y corrompe, y le bebe el alma y le clava los vuelos.” Contra ese mando de España que dejo toda la rabia y la hipocresía de la teocracia, y la desidia y el recelo de una prolongada servidumbre, es que se levanta Martí.

En el alegato judicial El Presidio Político en Cuba Martí narro el martirio del anciano Nicolas del Castillo , de niños compañeros de prisión , y su propio martirio. La lectura reflexiva del Presidio Político en Cuba es iluminadora en nuestro momento y nuestra geografía porque en forma asombrosa el joven Marti abordo en ese escrito leyes espirituales que no caducan. Marti afirmo que España no puede ser libre mientras tenga en la frente manchas de sangre. De nada le sirve intentar cubrir con astucias, promoviendo olvidos y equívocos, la deshonra proveniente de los agravios infringidos, pues los daños causados la perseguirán sin descanso. Dice Marti: Se olvidaron de si mismos, y olvidaron que, como el remordimiento es inexorable, la expiación de los pueblos es también una verdad.

En su destierro en España la conciencia de Martí se abrio hacia la memoria y estudio las raíces del horror que acaba de experimentar en la isla. Hoy , cuando las memorias irrumpen con fuerza incontenible en el mundo como una dimensión esencial para alentar un cambio en la lógica de la historia que hasta ahora ha imperado , y cuando en nuestro propio país se nos habla de un postconflicto que no reconoce las raíces de los hechos monstruosos acontecidos como proceso , ni se nos habla de los hilos que los han concatenado , ni se renuncia a implantar sobre la base del borrón y cuenta nueva los mismos proyectos modernizadores , el mismo progreso , que impulso la barbarie contra las comunidades , las palabras de Marti cobran la resonancia que tienen las palabras cuando brotan del espíritu:

Vosotros , los que no habéis tenido un pensamiento de justicia en vuestro cerebro, ni una palabra de verdad en vuestra boca para la raza mas dolorosamente sacrificada , mas cruelmente triturada de la tierra;.. ¿Que venís haciendo tantos años hace? ¿Qué habéis hecho? (4)

El joven Marti que ha viajado desterrado a España convencido aun de que las autoridades de la metrópoli desconocen los atropellos y crímenes de los encargados de la isla , clama con voz que atraviesa los tiempos no por una conducta que iría en contravia del realismo político que gobierna las mentes imperiales , pero si por un cese del genocidio , para que si es el caso se revele , en caso de no ser detenido , la naturaleza autentica , y no la proyectada por la oratoria pública , de los que oprimen.

El surco del mar que ha unido a Europa con nuestra América esta alfombrado en oro, en sangre india coagulada y en cabezas negras arrancadas de África. La dimensión monstruosa del zarpazo sigue sin ser reconocida, y esta circunstancia, es una condición necesaria para sostener la rapiña y la sangría del presente.

Marti incluso se refirio a la monotonía del crimen y del horror. Una tristísima pero exacta expresión para describir la espiral maldita que arroja sin solución de continuidad cuerpos para el sufrimiento producido por los hombres sobre los hombres con el fin de mantener sistemas opresivos en los que la riqueza material de unos pocos depende de la miseria y la ausencia de libertad de todos. El mal es accidental: solo el bien es eterno. Contra el dogma del mal eterno, el dogma nuevo del eterno trabajo por el bien.Confiar en lo que no se conoce no mejora mundos, sino trabajar en ello.

Hoy , han pasado 516 años desde el inicio del proceso de bárbara conquista y aun hoy no tenemos noticia de una manifestación publica del Estado español reconociendo el genocidio , los estragos causados y revelando una política clara, sin ambigüedades , dirigida a sanar lo que puede ser curado y a resarcir en lo que pueden ser resarcido a los pueblos originarios, que no han cesado de resistir un solo día el proceso de acoso y aniquilación que desde entonces se cernió sobre ellos. Mientras estas lineas se escriben la minga de los pueblos nativos se ha levantado en Colombia y marcha como referente de dignidad.

Las mentalidades y los vínculos coloniales no cesan de un instante para otro, y menos si hay poderes interesados en que no desaparezcan. El considerar como despensa propia los territorios sometidos por la barbarie y el considerar como seres inferiores a los pueblos cuyas sabidurías fueron ignoradas y despreciadas ( sabidurías que es necesario decirlo : en esta hora decisiva de crisis ecológica , se revelan como preciosas ) , no ha dejado de acontecer. La mirada colonial se ha hecho cómplice del que Marti llamo el criollo exótico - para diferenciarlo del mestizo nativo - en la tarea de mantener los yugos mutados. Los territorios de nuestra América aun son contemplados por los poderes regentes como fuente de crecimiento, la ideología del progreso aun impide contemplar en toda su dignidad a los pueblos nativos y a los pueblos mestizos que resultaron de la brutal fusión de las razas.

Bastaría examinar las cifras del crecimiento económico español desde 1995 y el lugar de nuestra América en ese crecimiento para entender porque en España ha prevalecido un acuerdo bipartidista con relación al Sur de América , y comprender porque las decisiones que se toman en Bruselas , en la Unión Europea , con relación a nuestra región , por determinante que sea el poder de Alemania o Francia , no se adoptan sin escuchar lo que se señala en Madrid. Bastaría reflexionar sobre el por que las diferencias entre el gobierno de los neocon en los Estados Unidos con el gobierno del PSOE español, motivadas por la retirada de las tropas españolas de Irak, no han modificado en lo mas mínimo sus acuerdos básicos con relación al Sur de América donde precisan estabilidad para sus inversiones conjuntas. Bastaría examinar en la Web el comportamiento de algunas multinacionales españolas como BBVA, Repsol o Telefónica, o leer la obra de Gerardo Rivas Moreno Las multinacionales españolas en Colombia, para comprender que las practicas expoliativas han variado en las formas pero no en las esencias, los grillos y los palos de ayer son blandido por manos mercenarias, y nuevos grillos y palos mentales funcionan con terrible eficacia para sostener las nuevas formas de dominación. Bastaría desentrañar los intereses y acuerdos impresentables que están detrás del envío de jóvenes colombianos como carne de cañón al infierno de Afganistan.Bastaria acercarse al Ministerio de Educación y ver el peso del Grupo Prisa en los textos con los que se educa a aquella mitad de nuestros niños que pueden asistir a una escuela , o examinar el grado y el tipo de control de los medios de comunicación por parte de Grupos como Planeta o Grupo Prisa en estos tiempos de globalización, para comprender el significado que otorga la Cancilleria española al llamado poder blando en política exterior.

Pero, Marti diferencia con claridad absoluta a los regentes del pueblo español del pueblo español, Marti ama la España noble y generosa desatendida de sus hombres públicos. Admira las virtudes del sobrio y espiritual pueblo de España, y siente como propia la España fatigada de su servidumbre a una casta absorbente de hombres brillantes y audaces que olvidan, por el provecho de su propia gloria, los intereses legales y agonizantes de la nación que representan….

Por eso declara : “Y si a los españoles , por ser españoles, los ataco, mi padre saldría de la tumba y me diría parricida.-Pero el mal gobierno, la opresión, la ignorancia en que vivimos, la miseria moral a que se nos condena, esto,¡ padre mío! No eres tu, eso no es España sino otro país; eso es infamia y abominación y donde quiera que lo encontraras lo has de acabar.”

Así desde el inicio de su batallar Martí concibio intuitivamente y madurará la noción de la Guerra Sin Odio, la Guerra Breve y Necesaria. Para él esta claro y así lo comunica una y otra vez que la empresa liberadora esta dirigida contra el régimen colonial, no contra los españoles. Dicho en sus palabras : La guerra no es contra el español, que , en el seguro de sus hijos y en el acatamiento a la patria que se ganen podrá gozar respetado , y aún amado, de la libertad…Los que la fomentaron, y pueden aun llevar su voz, declaran en nombre de ella ante la patria su limpieza de todo odio.. En el pecho antillano no hay odio; y el cubano saluda en la muerte al español a quien la crueldad del ejército forzoso arranco de su casa y su terruño para venir a asesinar en pechos de hombre la libertad que el mismo ansia. Mas que saludarlo en la muerte, quisiera la revolución acogerlo en vida… ¿Con que derecho nos odiaran los españoles, si los cubanos no los odiamos?

Marti comprendio las raíces del mal que tanto sufrimiento produce en su pueblo, pero no deja que en su corazón prospere ni una mácula de odio. Lo que no significa que no se haya enraizado en su alma una fiera determinación de independencia, no solo política, sino cultural. Para lograrla estudia en la vida, antes que todo, y en los libros, y reflexiona, durante años, sobre la naturaleza del pueblo que se ha propuesto liberar. Su arma principal en esta batalla son las ideas y es el verbo creador. Un sentido de la dignidad que no puede ser ni siquiera rozado por los verdugos y la luz que brota del amor y el sentimiento del bien.

Marti asistio a una España en la que se libra una “lenta y magnifica batalla entre una época de gloria militar, dominio de castas y provecho ilegitimo de unos pocos , y una época de gloria del trabajo , gobierno de la razón libre , y provecho legitimo de todos los hombres trabajadores.” . La mirada de Martí capto el amor indoblegable que habita en el pueblo español por la libertad y afirma “Defendió la libertad con brío, antes que el resto de las tierras de Europa, y merece gozar de la libertad en más paz que ellas. Desde muy temprano vio Martí el espíritu libertario y noble que años mas tarde se alzara en la península contra el fascismo mundial y la voluntad de exterminio que coaligo en forma abierta o velada al capital genocida de Alemania , Italia , España, Francia , Inglaterra y los Estados Unidos. En 1891 Marti afirmó : ¡Por la libertad del hombre se pelea en Cuba, y hay muchos españoles que aman la libertad! ¡A estos españoles los atacarán otros: yo los ampararé toda mi vida! A los que no saben que esos españoles son otros tantos cubanos, les decimos: ¡Mienten!”

En una España que se hace republicana por vez primera en 1873, se dirige a sus autoridades para solicitar a un gobierno que dice encarnar la voluntad popular y el respeto a la libertad que se comporte con relación a Cuba en consonancia con los principios democráticos que dice defender. Escribe en el mismo mes de febrero en que España cambia de gobierno : La republica española ante la revolución cubana , en donde afirma : “Harto tiempo han oprimido a España la indecisión y los temores; tenga al fin España el valor de ser gloriosa…

No se infame la republica española, no detenga su ideal triunfante, no asesine a sus hermanos, no vierta la sangre de sus hijos sobre sus otros hijos, no se oponga a la independencia de Cuba.- Que la republica de España sería entonces Republica de sinrazón y de ignominia, y el gobierno de la libertad seria esta vez gobierno liberticida.”

No pasa mucho tiempo antes de que Marti descubra que los discursos republicanos van por un lado y las practicas exteriores del nuevo gobierno van por otro muy distinto. Incluso en el parlamento ha escuchado a un senador decir “¿Para que son las colonias, sino para explotarlas?”.

Marti rechaza desde sus primeros años que el alma nativa de su pueblo sea absorbido por un solo espíritu nacional ajeno. Es conciente de que los pueblos son como los organismos y que enferman cuando no pueden vivir en libertad conforme a su naturaleza. Lo que el busca para su pueblo es la fundación de una republica espiritual, enraizada en la verdad en la prensa, la enseñanza en la escuela y germinada en la generosidad y la concordia de sus integrantes. En la intensa maduración de su pensamiento emancipador Martí va descubriendo que “Los enemigos de la libertad de un pueblo, no son tanto los forasteros que lo oprimen, como la timidez y vanidad de sus propios hijos.”

Entonces su palabra y su acción tienen en cuenta no solo los poderes coloniales que aniquilan todas las fuerzas que se oponen a su dominio, sino que atiende también los recelos, las divisiones y los enfrentamientos entre las fuerzas emancipadoras, que son alentadas con refinada astucia por los poderes coloniales : “Y para esa vida venidera, para esa vida original y culta, que haría del jardín podrido una nacionalidad salvadora e interesante, una levadura espiritual en el pan americano, un altar donde comulgasen a la vez en la dicha del clima y la riqueza , los espíritus del mundo, no son buena preparación el celo rinconero, la fama a dentelladas, la reducción de la mente en controversias y quisquillas locales: - ni el alma de gacetilla que nos ha caído de España. ¡Hay que sacarse de las venas el Madrid cómico! ¡Las castañuelas mozos cubanos, están empapadas de sangre! ¿A donde sino en las tumbas y en la miseria, están los hombres útiles?” (21 de mayo de 1892)

Hoy cuando lo que podríamos llamar regimenes semióticos ocupan un lugar central en las nuevas formas de dominación, alienta conocer en Marti sus reflexiones sobre los daños que causaba el uso pérfido o ingenuo del lenguaje, provocando cursos de pensamiento que alejaban los esfuerzos de los propósitos vitales del movimiento emancipador y fortalecían los intereses y ambiciones grupales que se parapetaban detrás del animo colectivo de una independencia genuina.

Por la confusión de los términos se confunden los hombres. No hay que estar a las palabras, sino a lo que esta debajo de ellas.

No cerraremos este apartado, sin insistir en una dimensión de estremecedora actualidad, en una visión temprana de Marti sobre el bien y la utilidad de la virtud que se fortalecerá con el paso de los años llevando su fe hasta umbrales divinos. Nos referimos a su mirada que trasciende lo material visible y las coyunturas del horror, que hacen desfallecer a muchos.

La virtud es un hada benéfica: ilumina los corazones por donde pasa: da a la mente las fuerzas del genio.

Como la llaga con hierro ardiente, ha de ser quemado en su cueva el talento que no sirva a la virtud.

Debemos vivir en nuestros tiempos, batallar en ellos, decir lo cierto bravamente, desamar el bienestar impuro, y vivir virilmente para gozar con fruición y reposo el beneficio de la muerte.

Hay dos clases de triunfo: el uno aparente, brillante y temporal: el otro, esencial, invisible y perdurable. La virtud, vencida siempre en apariencia, triunfa permanentemente de este segundo modo.

El vicio tiene tantos cómplices en el mundo que es necesario que tenga algunos cómplices la virtud, se puede ser, y se debe ser cómplice de la virtud. Al corazón se le han de poner alas, no anclas.

Estados Unidos o el equilibrio del mundo

El pueblo, la masa adolorida, es el verdadero jefe de las revoluciones.

La intuición se ha convertido ya en inteligencia: los niños de la revolución se han hecho hombres.

Esta no es solo la revolución de la cólera. Es la revolución de la reflexión.

Un puñado de hombres, empujado por un pueblo, logra lo que logró Bolívar; lo que España, y el azar mediante, lograremos nosotros. Pero abandonados por un pueblo –un puñado de héroes puede llegar a parecer-a los ojos de los indiferentes y de los infames-un puñado de bandidos.

Antes que cejar en el empeño de hacer libre y prospera a la patria, se unirá el mar del Sur al mar del Norte, y nacerá una serpiente de un huevo de águila.

Estos fragmentos pertenecen a la Lectura en Steck Hall, cuando martí pronuncia unas palabras recién llegado a Nueva York. Viene de de su segundo destierro en Madrid , donde ha burlado la vigilancia , escapado con rumbo a Francia, y el 20 de diciembre embarcado hacia Nueva York , a donde llego el tres de enero de 1880.

En Nueva York, salvo una breve estadía en Venezuela, se volcó gradualmente, cada vez con mayor intensidad, durante quince años, en el estudio, la reflexión y la acción creadora. El fracaso de la Guerra de los Diez años saldado con el Pacto de Zanjón el 10 de febrero de 1878 es convertido en una fuente de enseñanzas. Comprende que la nación no ha querido bastante la independencia, y que este elemento ha sido determinante, junto a la dispersión manifiesta de los jefes, en la derrota.

Cuando Marti llego a los Estados Unidos se están cicatrizando apenas las heridas dejadas por la guerra civil , se están consolidando las conquistas del oeste y del norte de México , se están formando los monopolios que demandan materias primas y nuevos mercados, y se están aprestando , por la descomunal fuerza que han acumulado y de la que son concientes , a arrojarse sobre el resto del continente, comenzando por Cuba.

Marti, ya es conocido en muchos lugares del continente, pero su trabajo periodístico en los Estados Unidos significa la maduración definitiva de sus ideas y su estilo. La prensa –dice- no puede ser en estos tiempos de creación, mero vehiculo de noticias, ni mera sierva de intereses, ni mero desahogo de la exuberante y lujosa imaginación…..La verdad llega mas pronto a donde va cuando se la dice bellamente. Y no se ha de encoger, ni de reservar la verdad útil.

El periodismo será entonces el medio utilizado para indagar creadoramente en la nueva doctrina política que propone, en el examen amoroso e implacable de los Estados Unidos que emergen, en la comunicación a nuestra América de los peligros inminentes que se ciernen sobre las republicas balbuceantes, y en la organización discreta de la nueva gesta emancipadora, la guerra necesaria, que el anhela breve porque la dimensión política esta vez deberá presidir el embate militar. El periodismo, además, le permitirá cubrir los gastos de su forma austera y sencilla de vida.

Cuando llega a Nueva York se declara , en sus primeras impresiones , contento de vivir en un país donde cada uno parece ser su propio dueño.Se puede respirar libremente , por ser aquí la libertad fundamento, escudo, esencia de la vida.Aqui uno puede estar orgulloso de su especie. Los Estados Unidos aparecen frente a la Vieja Europa monárquica e intolerante como una tierra de libertad y una ventana hacia un nuevo mundo libre de prejuicios y de dogmas.

Pero, al mismo tiempo Martí contempla y se sorprende con la danza frenética que preside la vida social y se da cuenta y deplora que la feroz actividad este regida por un solo motor : la pasión por el dinero. Su observación penetrante percibe el ritmo inclemente que roba el tiempo para la evolución espiritual y nota el reinado creciente de los apetitos exacerbados: “nuestros tiempos son temibles: corre miasma en las venas: todo es como esos mancebos y esas mozas: el deseo es el dueño y no se disfraza ya de amor, que le da cierto buen parecer: con tal prisa se vive que no hay tiempo para vestir los apetitos: algo como un cerdo ha hecho su corral en nuestro cerebro;…

Y entonces se pregunta: Y si llegaran los días de pobreza,- ¿Qué riqueza, sino la de la fuerza del espíritu y el consuelo intelectual, ayudará a este pueblo en su colosal infortunio?

El poder material, como el de Cartago, si crece rápidamente, rápidamente declina. Marti vivió en los Estados Unidos desde 1881 hasta 1895. Y contemplo el espectáculo de “este país, señor en apariencia de todos los pueblos de la tierra, y en realidad esclavo de todas las pasiones de orden bajo que perturban y pervierten a los demás pueblos.”

La lectura meditada de su obra periodística , o , mejor aun , el estudio colectivo y reflexivo de su obra de esos años constituye un asombroso manantial en el que es posible nutrir el artesanado periodístico o si se prefiere la comprensión , la imaginación y la voluntad , si es que se esta habitado por el anhelo de aportar en el colosal proceso de transito de un orden social regido por reglas de juego que degradan al ser humano , aplastan su libertad y conducen de manera inexorable a la autodestrucción , a una vida social guiada por la ley primera que el anhelo para la isla , nuestra América y el mundo : Porque si en todas las cosas de mi patria me fuera dado preferir un bien a todos los demás…éste sería el bien que yo preferiría; yo quiero que la ley primera de nuestra Republica sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre….o la republica tiene por base el carácter entero de cada uno de sus hijos, el habito de trabajar con sus manos y pensar por si propio , y el respeto , como de honor de familia, al ejercicio integro de los demás:la pasión en fin por el decoro del hombre, o la Republica no vale una lagrima de nuestras mujeres ni una sola gota de sangre de nuestros bravos.

Martí pinto con la palabra la vida cotidiana en Nueva York y describió con exactitud vivida y pasmosa y lenguaje cautivador la vida diaria , desde el atentado , la muerte y el sepelio del presidente Garfield y el juzgamiento de su asesino ; hasta lo que acontece en la vida espiritual : sus retratos de Withman , Lonfellow , Emerson , entre otros, son inmortales ; En su escritura sobre Emerson, rescata ideas que hace suyas : “cuando se ha vivido bien , la muerte es una victoria” "En pocos centímetros cuadrados de un rostro, un hombre encuentra sitio para los rasgos de todos sus antepasados, para las expresiones de toda su vida y para sus deseos." "La belleza de una flor proviene de sus raíces." “La creación de mil bosques está contenida en una bellota."

Tampoco los pequeños , casi invisibles , pero reveladores detalles del cotidiano acontecer , escapan a su atención : Los niños en Nueva York gustan mas de pelotas y pistolas que de libros , porque en las escuelas las maestras que no ven en la enseñanza su carrera definitiva , no les enseñan de modo que el estudio los ocupe y enamore…. …Jamás veo , acá en las mañanitas , a un trabajador de manos duras que deja a sus hijuelos con el alba, y va camino de su taller , mina o escalera, con la comida del mediodía en su tinilla de lata, sin que las manchas de su vestido me parezcan condecoraciones, y si es joven , me entren deseos de abrazarlo , y si es viejo, de besarle la mano. Y mientras más los veo, los quiero más. Pero a estos carniceros esmaltados y rechonchos, que viven en un aire cargado de carne, y con el aire engordan, y en el rostro y en las manos tienen esa suavidad pastosa y turbia de la sangre caliente; aunque sean estimables personas, me desagrada verlos. Lo que funda y restaña debe amarse, no lo que derriba y da suelta a la sangre, aún cuando parezca ley ineludible ¡que acaso no lo sea! Esta conversión repugnante de la vida: ¡noble raza eran los indígenas que de comer carne se morían!

=====o=====

Corazón que lleva rota
El ancla fiel del hogar
Va como barca perdida
Que no sabe adonde va.

En Nueva York, asiste Martí a uno más de los desgarramientos que determinan su destino. Además de hacer frente a las murmuraciones, las inquinas y los bajos sentimientos que dificultaban el avance de su insistencia en el infinito valor de las ideas y la política unida a la ética, se le viene encima la separación de su compañera Carmen Zayas quien se marcha hacia Cuba con su hijo. En Nueva York publica el Ismaelillo, libro de versos que dedica así a su hijo: Hijo: Espantado de todo me refugio en ti. Tengo fe en el mejoramiento humano, en la vida futura, en la utilidad de la virtud, y en ti…..Estos riachuelos han pasado por mi corazón. ¡Lleguen al tuyo.

El 24 de julio de 1890, es nombrado Cónsul de la Republica Argentina en Nueva York y el 30 de julio el Presidente de Paraguay lo nombra Cónsul de su país en Nueva York. Dos altos honores que además le significan una mejora significativa en los ingresos con lo que sostenía su sencilla forma de vida, y acrecentaban su prestigio en el escenario hispanoamericano. Cuando le notifican los honores, dos versos escribió en su cuaderno de los versos sencillos:

Cuando me vino el honor
De la tierra generosa,
No pensé en Blanca ni en Rosa
Ni en lo grande del favor.

Pensé en el pobre artillero
Que esta en la tumba callado:
Pensé en mi padre: el soldado:
Pensé en mi padre: el obrero.

En Estados Unidos Marti se ocupo en fundar de manera indirecta las bases de la libertad de la republica cuya edificación a largo plazo inspiro su vida, definió esa libertad en la Edad de Oro como: el derecho que todo hombre tiene de ser honrado y a pensar y hablar sin hipocresía.En sus años estadounidense previo y explico las múltiples facetas del poder moral que tendría que guiar en cada detalle la obra colectiva, y sin el cual la independencia no tendría sentido, pues no se avanzaría entonces en la tarea sagrada de transmutar la fiera en ser humano, lo turbio y la tiniebla, en luz. Así , observo, estudio , medito y creo en la escritura y la tribuna para librar a su pueblo del mal que contemplo en los Estados Unidos : “En la medula, en la médula esta el vicio, en que la vida no va teniendo en esta tierra más objeto que el amontonamiento de la fortuna, en que el poder de votar reside en los que no tienen la capacidad de votar”.

En el desequilibrio resultante de consagrar la totalidad de las energías a la acumulación de riqueza material y la influencia en la política de una economía de esta naturaleza, vio Marti el extravío del poder colosal que concentraba la nación estadounidense. En la carta a Bartolomé Mitre , Director del Diario La Nación de Buenos Aires , quien había solicitado sus colaboraciones en un momento en el que en la Argentina el Presidente Sarmiento había apostado por atraer lo mejor del intelecto del mundo , y ante el delicado requerimiento que le hace Mitre sobre algunas expresiones que podrían ser catalogadas como anti americanas ; Marti responde en 1882 : “Cierto que no me parece que sea buena raíz de pueblo, este amor exclusivo, vehemente y desasosegado de la fortuna material que malogra aquí, o - pule de un solo lado , las gentes - y les da a la par aire de colosos y de niños. Cierto que de un cúmulo de pensadores avariciosos hierven ansias que no son para agradar , ni tranquilizar a las tierras mas jóvenes, y mas generosamente inquietas de nuestra america.Cierto que me parecería cosa dolorosísima ver morir una tórtola a manos de un ogro. Pero ni la naturaleza humana es de ley tan ruin que la oscurezcan y encobren malas ligas meramente accidentales ; ni lo que piense un cenáculo de ultraaguilistas es el pensar de todo un pueblo heterogéneo , trabajador, conservador , entretenido en si , y por sus mismas fuerzas varias equilibrado…”

Y consagro entonces sus energías a revelar ese otro sentido más pleno de la vida y la democracia que palpita desde las tradiciones comunitarias ancestrales en venas de nuestra América y pugna por ser expresado y vuelto a la guía de los devenires colectivos. Aprovecho la contemplación del curso equivocado para abordar también las claves de la siembra de conciencia y elevación del espíritu para situarlo en capacidad de participar activamente en la fundación diaria de la republica anhelada: Da miedo ver como crece esta alma interesada; odiadora y dura. ¿Que se derriben templos? Aquellos donde se predique el odio, o la intolerancia, vénganse abajo en buena hora; pero ¿templos? Ahora se necesitan más que nunca, templos de amor y humanidad que desaten todo lo que hay en el hombre de generoso y sujeten todo lo que hay en él, de crudo y vil.

No se dejo deslumbrar por los espejismos del espectacular desarrollo que experimentaba Norteamérica y anticipo a donde conducirían las reglas de juego del ritmo delirante y soberbio, y la feroz competencia: “En los ateneos se habla mucho de progresos insignes, y en los editoriales de los diarios; pero no se ve que se está haciendo en casi todas partes el pan nacional con levadura de tigres. Esto sobre todo es peligroso en países donde, como en este, el tigre manda. Así las republicas van a los tiranos. Quien no ayuda a levantar el espíritu de la masa ignorante y enorme, renuncia voluntariamente a su libertad. / Nación que no cuida de ennoblecer a sus masas, se cría para los chacales. / Ha echado por caminos la existencia moderna, en que la serenidad de animo, la claridad de lo interior y la vida legitima van siendo imposibles.”

Estas observaciones de Marti cobran infinito valor hoy , cuando vemos a nivel planetario, mas de un siglo después de haber sido formuladas , los resultados ambientales , sociales y bélicos del desequilibrio esencial que el percibió. Frente al materialismo romo de los dirigentes de una nación que no han tenido tiempo de amar el territorio al que llegaron , y que se encuentran encerrados en un individualismo opresivo que considera la riqueza material como el objetivo que justifica todos los procederes , Marti levanta el acervo vital nutrido en la sangre indígena que abreva en una espiritualidad enraizada en la tierra , en la sangre popular hispánica que encarna la palabra del evangelio y en la sangre africana que con la sabiduría del corazón ha resistido la barbarie de la esclavitud : “Algo falta , que refrene. En este pueblo de gente emigrada, falta el aire de la patria, que serena. En este pueblo vasto de gente aislada y encerrada en sí, falta el trato frecuente, la comunicación intima, la práctica y fe en la amistad, las enérgicas raíces del corazón, que sujetan y renuevan la vida. En este pueblo de labor, enorme campo de pelea por la fortuna, las almas apasionadas de soledad se mueren; o apenas acaba el goce la riqueza, ya se vuelan el cráneo porque les parece que no hay más goce.

¿Que políticos y que política puede desprenderse de una vida económica como la que Marti describe? Una en la que Ayudaban los políticos a los ricos, y los ricos a los políticos. Los poderosos del mercado vaciaban sus mejores bolsas para cosechar votos, ganarse empleados, y favorecer ardides en la hora de las elecciones, a trueque de que los electos favoreciesen luego con sus votos los planes en que cifraban mayores esperanzas de fortuna los ricos mercaderes.

En un articulo de agosto de 1885 titulado La Política de acometimiento, Marti describe telegráficamente los ítems que tratara en el texto: La génesis de los acometedores - Los mercenarios de ayer y de ahora -Los acometedores en Washington y los que los ayudan-Banqueros privados.Ministros sombríos. La política de la sombra- Dentro, corrupción; conquista fuera. En algunos de sus apartes señala a quienes encarnan la política de acometimiento como : colosales rufianes elemento temible y numeroso de esta tierra sanguínea, emprenden su política de pugilato, y, recién venidos de la selva, como en la selva viven en la política, y donde ven un débil comen de el , y veneran en si la fuerza , única ley que acatan , y se miran como sacerdotes de ella, y como con cierta superior investidura e innato derecho a tomar cuanto a su fuerza alcance…..Forman sindicatos , ofrecen dividendos, compran elocuencias e influencia , cercan con lazos invisibles al congreso , sujetan de la rienda la legislación como un caballo vencido,y, ladrones colosales, acumulan y se reparten las ganancias en la sombra. Son los mismos de siempre….. Tienen soluciones dispuestas para todo: periódicos, telégrafos, damas sociales, personajes floridos y rotundos, polemistas ardientes, que defienden sus intereses con palabra de plata y magnifico acento. Todo lo tienen se les vende todo: cuando hallan algo que no se les vende, se coaligan con todos los vendidos y lo arrollan……Un deseo absorbente les anima siempre, rueda continua de esta tremenda maquina: adquirir: tierra, dinero, subvenciones, el guano del Perú , los estados del norte de México,…En cuerda publica ¨, descalzos y con la cabeza mondada debían ser paseados por las calles estos malvados que amasan su fortuna con las preocupaciones y los odios de los pueblos- Banqueros no: bandidos.

Sobre una prensa sometida a los grandes propietarios y a sus políticos serviles, que birla verdades vitales a la población en la que funciona, sentencio: Criminales públicos son estos calumniadores de oficio.

Contemplo ya , y advirtió, desde el privilegiado observatorio en el que se encontraba, sobre lo que se cernía sobre nuestra América. Sobre Colombia y Panamá escribio a mediados de los años ochenta. Su comprensión del pensamiento estratégico le permitio ver con temprana claridad que los sectores imperiales del gobierno de los Estados Unidos codician la isla de Cuba y el paso interoceánico de Panamá como territorios claves para el control del Caribe, y con el, el control del sur de América.

En los fragmentos sobre Colombia resalta su aguda mirada que comprende desde la distancia la esencia de la pugna que desata el proceso conocido como la Regeneración de Núñez que ascendió como Liberal y hace una política de desmonte de los avances liberales , sirviendo a las ideas conservadoras , a la España monárquica y a la Santa Sede. Dijo Marti : En Colombia pelean contra el Presidente liberal que se entrega a los conservadores, los liberales, que, extraviados en querellas internas, vieron que, so capa de buena lengua y literatura latina, siempre gratas a los pueblos cultos, se venia encima de sus escuelas laicas, de sus instituciones tolerantes y del gobierno que las mantiene, un grupo político que nada ve en América tan estimable como en España, ni reconoce en aquella destinos propios que en algo la apartan de su fundadora, ni con la España nueva esta, de Núñez de Arce, y Ateneos sino con aquella otra canónica y desusada, que el rey y clero quiere, y es como era cuando recibía tributo de los indios arrodillados en los zaguanes empedrados de huesos en Guatemala.

En las siguientes palabra de Marti esta expresada una idea tan sencilla como profunda con relación a su rechazo al tratado de libre comercio alentado por el gobierno de los Estados Unidos para forzarnos a comprar los excedentes de su industria subsidiada , y su rechazo a un sentido arrasador del progreso atado a la violencia contra el espacio – la tierra- y el tiempo, que son fundamentos de la vida : “Una mañanita de nuestros antiguos domingos, cordial y comunicativa , vale tanto como un ferrocarril o un puerto.” ….. “Y con el maíz… lo que han de sentir los pueblos de Hispanoamérica que, con verdadero desdoro, tienen que venir a surtirse de él al Norte: ¡echar barcos a la mar para comprar al extranjero codicioso lo que, con poco esfuerzo, se tiene barato y rico en casa!”

Marti desafio desde la claridad espiritual y el valor del sentimiento un sentido de vida vinculado a un progreso destructivo que si en el tiempo que el vivió era deslumbrante y muy difícil de resistir , hoy ha revelado el vacío y la muerte que conlleva , y la demencia que ha significado despilfarrar en tan solo 150 años la energía fósil que a la tierra le tomo millones de años formar.

Corre el año 1885 y Martí ha escuchado un año antes al Senador Hawley en un banquete oficial cuando ha dicho: “Y cuando hayamos tomado a Canadá y a México y reinemos sin rivales sobre el continente, que especie de civilización vendremos a tener en lo futuro...En 1889 escucha a un republicano en la Casa Blanca presidida por Harrison decir: El continente es nuestro, y a las buenas o a las malas nos ha de comprar lo que le tenemos que vender.

Y Marti, pese a las exigencias y riegos de pronunciarse con claridad, no calla. Y no guarda silencio porque como dirá mas tarde en el escrito La verdad sobre los Estados Unidos, “no cumple con su deber quien lo calla, sino quien lo dice. Ni con el deber de hombre cumple , de conocer la verdad y esparcirla; ni con el deber de buen americano, que solo ve seguras la gloria y la paz del continente en el desarrollo franco y libre de sus distintas entidades naturales ; ni con su deber de hijo de nuestra América , para que por ignorancia , o deslumbramiento , o impaciencia , no caigan los pueblos de casta española , al consejo de la toga remilgada y el interés asustadizo, en la servidumbre inmoral y enervante de una civilización dañada y ajena. Es preciso que se sepa en nuestra América la verdad de los Estados Unidos” (13)

¿Y que es lo que no calla?, lo que observa sobre la naturaleza del establischment económico y político que gobierna en los Estados Unidos: “Creen en la necesidad, en el derecho bárbaro, como único derecho: ‘Esto será nuestro, porque lo necesitamos’. Creen en la superioridad incontrastable de la raza anglosajona contra la raza latina. Creen en la bajeza de la raza negra, que esclavizaron ayer y vejan hoy, y de la india que exterminan”.(13)

La carta que escribió Marti sobre Grant y los Estados Unidos con motivo de su muerte en 1885, merece ser revisada y reflexionada porque marca un umbral en el conocimiento y la comprensión del pueblo de los Estados Unidos.

¿Que país entra a gobernar Grant en 1869? , se pregunta Marti , y se responde: “Un país en peligro , ciertamente , donde la conciencia de la fuerza y el apetito de la fortuna tienen en riesgo el decoro nacional , la independencia de los pueblos vecinos y la independencia del mismo espíritu humano acaso….”

Ciento veintitrés años después, cuando el apetito sin limite de fortuna material ha conducido a un represamiento inimaginable de la evolución del espíritu humano , a una circunstancia monstruosa de agresión suicida a las bases de la vida , a un equilibrio precario y terrorífico en el que arsenales de potencia devastadora inimaginable están punto de ser utilizados como resultado de una dinámica demencial de competencia armada por recursos para sostener un despilfarro que la misma tierra no puede sostener …….es imposible no recordar esta visión de Marti sobre el riego de la independencia del mismo espíritu humano .

Por esta razón , cuando entre el 2 de octubre de 1889 y el 19 de abril de 1890 se reunio la primera Conferencia Internacional Americana promovida por los Estados Unidos , convidando a los gobiernos de toda América a regular y aumentar el comercio , Marti advirtió : De la tiranía de España supo salvarse la América española; y ahora después de ver con ojos judiciales los antecedentes , causas y factores del convite, urge decir, porque es la verdad, que ha llegado para la América española la hora de declarar su segunda independencia.

Desde 1889, año de la Primera Conferencia Internacional Americana, la vida de Marti cobra un vértigo inusitado.Comprende que en caso de retardar el proceso de independencia frente España, la isla caerá bajo poder estadounidense. La labor de unidad en la urgencia emancipadora de negros y blancos , jóvenes y viejos , militares y civiles, mujeres y hombres, pobres y adinerados…. , la labor de alentar los aportes necesarios para los insumos y los preparativos de la guerra necesaria y breve … y la labor de alentar el animo de las migraciones , insistiendo sin desmayo en la absoluta necesidad de que la semilla de emancipación y republica que se sembrara tendría que estar libre de toda mancha, absorben todas sus energías , hasta el punto de resquebrajar su salud.

Las experiencias del pasado deben alimentar la forja de un Partido Revolucionario para librar la guerra necesaria y de un medio de comunicación que sirva para comunicar las ideas éticas que alientan el emprendimiento. A finales de 1891, esta inmerso junto a los artesanos y tabaqueros de Tampa en la formación del Partido y del periódico que sirva como vocero de los ideales: Patria. El primer número sale el 14 de marzo de 1892.

En marzo de 1894 , escribe en Patria un articulo titulado : La verdad sobre los Estados Unidos , en el que dice : “ Es preciso que se sepa en nuestra América la verdad de los Estados Unidos.Ni se debe exagerar sus faltas de propósito , por el prurito de negarles toda virtud, ni se ha de esconder sus faltas , o pregonarlas como virtudes.

No se trata de criticar un pueblo de indudable grandeza. Lo que Marti vislumbro va mucho más allá: contemplo el germen de la descomposición en el momento mismo en el que esa nación se erige como potencia hemisférica e inicia su avance hacia la preeminencia global.

Es de gente menor, y de la envidia incapaz y roedora, el picar puntos a la grandeza patente, y negarla en redondo, por uno u otro lunar, o empinársele de agorero, como quien quita una mota al sol. Pero no augura, sino certifica, el que observa como en los Estados Unidos, en vez de apretarse las causas de unión, se aflojan; en vez de resolverse los problemas de la humanidad, se reproducen; en vez de amalgarse en la política nacional las localidades, la dividen y la enconan; en vez de robustecerse la democracia, y salvarse del odio y la mísera de las monarquías, se corrompe y aminora la democracia, y renacen, amenazantes, el odio y la miseria.

No se trata, como cuando se levanta contra la España tiránica, de un sentimiento antiamericano. Marti ha conocido y estimado lo mejor del pueblo y del espíritu estadounidense, pero ello no le impide ver con claridad la mirada codiciosa y el privilegio de la fuerza en el trato con nuestras naciones, por parte de un sector dominante en ese pueblo. Clama entonces contra aquellos nacidos en nuestra América que sirven al interés foráneo en perjuicio de su tierra y de sus pueblos, obnubilados por los espejismos del progreso o a cambio de las migajas que se conceden a los buenos capataces, dice Marti:“Lo malo se ha de aborrecer aunque sea nuestro; -y aun cuando no lo sea. Lo bueno no se ha de desamar, solo porque no sea nuestro.

En 1894 , expresa con rotunda claridad Marti lo que antes no ha podido afirmar para no comprometer con la animadversión del gobierno estadounidense la paciente empresa organizativa de la gesta emancipadora. Todas las consideraciones expuestas dice: ..Demuestran las dos verdades útiles a nuestra América: -el carácter crudo, desigual y decadente de los Estados Unidos- y la existencia, en ellos continua, de todas las violencias, discordias, inmoralidades y desordenes de que se culpa a los pueblos hispanoamericanos.”

A la tarea de acompañar el embate militar, con el decisivo acompañamiento político de la mayor parte de la población y la unidad fraterna de los liderazgos rebeldes, ha consagrado sus años en los Estados Unidos. La derrota sufrida con el Pacto de Zanjon en 1878 no le abatió pues sabia que: La libertad no muere jamás de las heridas que recibe.El puñal que la hiere lleva a sus venas nueva sangre. Comprendió también que la misma España otorgando migajas de libertad servidas en plato pomposo por un General hidalgo se encargaría de crear las condiciones para un nuevo y esta vez definitivo proceso de emancipación.

Marti observo que Cuba era el fiel de la balanza en América y que la independencia o el sojuzgamiento del sur determinaba el equilibrio del mundo. En sus palabras: es un mundo el que estamos equilibrando, no son solo dos islas las que vamos a liberar. Su vida se consagró entonces a sembrar la semilla de la segunda y definitiva independencia, no solo de la isla, reiteramos, sino la de nuestra América. La potencia de esa semilla, tenia que de ser tal naturaleza que trascendiera su vida singular como hombre, “Ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país y por mi deber - puesto que lo entiendo, y tengo ánimos con que realizarlo - de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza mas, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy y haré, es para eso. En silencio ha tenido que ser y como indirectamente, porque hay cosas que para lograrlas han de estar ocultas, y de proclamarse en lo que son, levantarían dificultades demasiado recias para alcanzar sobre ellas el fin…Viví en el monstruo y le conozco las entrañas: y mi honda es la de David”

Nuestra América, la memoria de la luz y las semillas del arco iris.

Robaron los conquistadores una página al universo. Con Guaicapuro, con Paramaconi, con Anacaona, con Hatuey hemos de estar, y no con las llamas que los quemaron ni con las cuerdas que los ataron, ni con los aceros que los degollaron, ni con los perros que los mordieron.

¿Qué importa que vengamos de sangre mora y cutis blanco? El espíritu de los hombres flota sobre la tierra en que vivieron, y se les respira. ¡Se viene de padres de Valencia y madres de Canarias, y se siente correr por las venas la sangre enardecida de Tamanaco y Paramaconi, y se ve como propia la que vertieron por las breñas del cerro del calvario, pecho a pecho con los gonzalos de férrea armadura, los desnudos y heroicos caracas! (16)

En 1889, un solo impulso vital dirige la actividad de Marti: escribir en una tierra que no es libre todavía, la última estrofa del poema de 1810. Ni fortuna material, ni amores, ni reconocimientos públicos, pueden distraerlo “a otros les mandan vivir aquí, como su grato imperio, dos ojos azules. Pero por grande que esta tierra sea, y por ungida que este para los hombres libres la América en que nació Lincoln, para nosotros, en el secreto de nuestro pecho, sin que nadie ose tachárnoslo ni nos lo pueda tener a mal, es mas grande porque es la nuestra y porque ha sido mas infeliz, la América en que nació Benito Juárez….Todo el veneno lo hemos trocado en sabia. Nunca de tanta oposición y desdicha,nacio un pueblo mas precoz , mas generoso , mas firme…..¿Ni en que patria puede tener un hombre mas orgullo que en nuestras republicas dolorosas de América , levantadas entre las masas mudas de indios , al ruido de pelea del libro con el cirial , sobre los brazos sangrientos de un centenar de apóstoles…

Estas palabras forman parte de sus escrito conocidos como Madre América y Nuestra América , el primero es el discurso pronunciado el 19 de diciembre de 1889 en honor de los delegados de la Conferencia Internacional Americana en Nueva York , en esa intervención Marti logra una síntesis genial de nuestro pasado germinal como mezcla indiscernible de pueblos nativos y mestizos : Del arado nació la América del norte , y la española del perro de presa….Por entre las divisiones y los celos de la gente india adelanta en América el conquistador; por entre aztecas y tlaxcaltecas llega Cortes a la canoa de Cuauhtemoc; por entre quiches y zutujiles vence Alvarado en Guatemala; por entre tunjas y muiscas adelanta Quesada en Colombia; por entre Atahualpa y los de Huascar pasa Pizarro en el Perú: en el pecho del ultimo indio valeroso clavan , a la luz de los templos incendiados, el estandarte rojo del Santo Oficio. Las mujeres, las roban. De cantos tenia su camino el indio libre, y después del español no había mas caminos que el que abría la vaca husmeando el pasto, o el indio que iba llorando en su treno la angustia de que se hubiesen vuelto hombres los lobos.Lo que se come el encomendero, el indio lo trabaja; como flores que se quedan sin aroma caen muertos los indios; con los indios que mueren se ciegan las minas. (17)

Imposible no recordar en esta aparte su homenaje a Fray Bartolomé de Las Casas, el autor de la Historia de la Destrucción de las Indias. El hombre que se opuso a los “Requerimientos” que el Rey Fernando mando a redactar , que se leían afuera de los poblados indígenas en lengua que los nativos no entendían y en los que los compelía a aceptar el único Dios y la donación de sus tierras por el Papa a la Corona española. De Las Casas que rechazo el discurso de los españoles de que el dios indígena no era dios, sino Satanás, y la categorización de moda en la Corte, con base en los textos de Aristóteles, de que los indígenas pertenecían a la tercera categoría de los Bárbaros: “siervos por naturaleza e incapaces de gobernarse a si mismos…seres que debían ser cazados como fieras para ser atraídos a la recta norma de la vida.”…Y todo esto no es pasado…..y así tratan a los pueblos que Marti considero tan aptos para todo y tan destituidos de todo, herederos de artistas y maestros, de los creadores de tablas astronómicas, de la gran Xelahub, de la valerosa Utatlan

Y viene la larga noche sin resplandor de la colonia con su cultura excluyente del nativo y de los hijos mestizos de la violación ; cultura despectiva del autóctono y adoradora del saqueador foráneo ; cultura segregadora y repleta de privilegios repugnantes que se extienda con su manto de oprobio y nuevas nominaciones soberbias hasta nuestros días ; dice Marti los hijos que nacen , aprenden a leer en los carteles de toros y en décimas de salteadores. “Quimeras despreciables les enseñan en los colegios de entes y categorías.”

Y continua Marti , como si estuviera describiendo el mapa político del sur de América hoy , el primer criollo que le nace al español, el hijo de la malinche fue un rebelde. El glorioso criollo cae bañado en sangre, cada vez que busca remedio a su vergüenza, sin mas guía ni modelo que su honor, hoy en Caracas, mañana en Quito, luego con los comuneros del Socorro; o compra cuerpo a cuerpo en Cochabamba el derecho de tener regidores en el país; o muere como el admirable Antequera, profesando su fe en el cadalso del Paraguay, iluminado el rostro por la dicha “exhortando a las razas a que afiancen su dignidad.”

Hoy , cuando se inician en el mundo hispanoamericano los diferentes procesos de memoria del bicentenario , resulta enriquecedor recordar que Marti señalo la manera de celebrar la independencia no es , a mi juicio, engañarse sobre su significación, sino completarla (Carta a Pujol , 27.11.77) , y reflexionar sobre una de sus ideas cardinales: la unidad de causa que hermano y ha de hermanar al nativo , al negro y al criollo en diversos lugares de nuestra América en procura de una libertad superior a todas las que han existido hasta ese momento. En la Cuba natal y en los Estados Unidos ha asistido impotente al espectáculo oprobioso de la esclavitud, la segregación y la discriminación. Ha escrito encomiando el valor de John Brown y Wendell Phillips en su batalla por principios contra la esclavitud y ha narrado las escenas del oprobio : “¡Aquí, aquí: a la plataforma! ¡500 me dan por este buen negrazo! Come poco y trabaja mucho, y ya sabe lo que es mordida de perro.” “¡Aquí, aquí: a la plataforma! ¡Esta es la linda Adelina, que se ve que es muy linda y tiene 18 años : le vendimos el hijo y esta sola ¡ ¿quien me da 900 por la linda Adelina?

Por su visión de una democracia sin esclavitud , democracia ética, democracia espiritual, democracia de las sabidurías de la tierra , diferente a la que alabo en los Estados Unidos Alexis de Tocqville en la obra que aun se estudia reverencialmente en nuestras universidades , es que Marti concede importancia mundial a la libertad que emerge en nuestra América , con todas sus faltas y yerros. En esta libertad ganada palmo a palmo ve una forma germinal superior de la libertad y de la democracia depuradas del racismo desnudo o encubierto que ha observado en occidente. Es esta batalla que se libra en nuestra América - frente al pensamiento monárquico , urbano y elitista que aun pervive y que en forma abierta o hipócrita excluye a los colores que no son el blanco , a la mujer , al campesino , al indígena - la que Marti ama y por eso describe con pasión ¿ Que sucede de pronto, que el mundo se para a oír , a maravillarse, a venerar? ¡De debajo de la capucha de Torquemada sale , ensangrentado y acero en mano, el continente redimido! Libres se declaran los pueblos de América a la vez. Surge Bolívar, con su cohorte de astros.

Otra idea que es necesario relevar es su acento en la conciencia de ser un pueblo joven y original fraguado en la violencia y el dolor que no se acomoda, ni se resigna, a una realidad que afrenta su sentido de la dignidad y que no respeta tradiciones milenarias con una sabiduría insospechada que han sido atropelladas con el único argumento de la fuerza. Ama con pasión sagrada al pueblo que prefiere la cueva independiente a la prosperidad servil al que no se le pueden imponer instituciones calcadas de otras realidades muy diferentes. Un pueblo iluminado por la clarividencia del corazón en la comprensión de lo que debe hacer y lo que conviene a la nueva zaga que tantas sangres y culturas porta en las venas y en el espíritu, y que tanto puede aportar al mundo en la hora presente al redimensionar en todo su infinito valor las sabidurías de la tierra en una genuina democracia global que retorne el poder a las comunidades y a los saberes locales.

Arrojando llamaradas de luz sobre el porvenir de ese momento, que es nuestro presente y nuestro mañana, Marti señala con la impronta del fuego hecho verbo algunas tareas del momento: En las plazas donde se quemaba a los herejes, hemos levantado bibliotecas. Tantas escuelas tenemos como familiares del Santo Oficio tuvimos antes.Lo que no hemos hecho es porque no hemos tenido tiempo para hacerlo, por andar ocupados en arrancarnos de la sangre las impurezas que nos legaron nuestros padres. De las misiones, religiosas e inmorales, no quedan ya más que paredes descascaradas, por donde asoma el búho el ojo, y pasea melancólico el lagarto.

Hay un escrito de la madurez de Marti: Nuestra América, publicado en la Revista Ilustrada de Nueva York el 10 de enero de 1891, que constituye una lectura fundamental en la hora presente. La conciencia nuestro americana de Marti emerge en la isla y se comienza a consolidar en febrero de 1875, cuando llega a México, desde España, con tres diplomas bajo el brazo e inicia su periplo por Centroamérica y Venezuela.

Contemplo con claridad creciente que su batalla en pos de la republica en Cuba, no pasa solo por la independencia política y cultural frente a España, sino por la conciencia de lo que significa la naturaleza imperial del nuevo poder hemisférico y global que emerge y la conciencia amorosa, profunda y clara de nuestras virtudes y nuestros fallos. Se da cuenta de que su lucha por Cuba significa con el tiempo la lucha por los otros pueblos del sur y con ellos, por la esperanza que encarnan, la de una nueva humanidad: “Un error en Cuba, es un error en América, es un error en la humanidad moderna. Quien se levanta hoy en Cuba se levanta para todos los tiempos. (El alma de la revolución y el deber de Cuba en América.)

Esta conciencia nuestra americana y humana global debe traducirse en el aliento de lo propio y en la unidad sin fisuras de todas las fuerzas liberadoras; esta conciencia debe significar el avance hacia una nueva fraternidad nuestra americana, desde el norte de México hasta la Patagonia, incluyendo el Caribe, sin excluir las migraciones. La fraternidad pasa por el conocimiento directo de las mejores expresiones del espíritu, por la comprensión de las amenazas comunes y la imaginación creadora al momento de sanar las heridas que dividen y reunir las energías en los instantes precisos.

Las deudas del honor no las cobra el honrado en dinero, a tanto por la bofetada. Ya no podemos ser el pueblo de hojas, que vive en el aire, con la copa cargada de flor , restallando o zumbando , según la acaricie el capricho de la luz, o la tundan y talen las tempestades; los árboles se han de poner en fila, para que no pase el gigante de las siete leguas! Es la hora del recuento y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes.

Y aquí es preciso hacer una pausa y atender lo que nos dice sobre la naturaleza y sus potencias curativas , hoy que una urbanización implacable y enferma dirigida por las mega corporaciones ha convertido las ciudades en núcleos generadores de una humanidad ciega e indolente que absorbe cantidades colosales de agua , alimentos producidos con agricultura toxica , masacra en forma industrial la vida de las especies con las que compartimos la tierra , y devuelven a la atmósfera millones de toneladas de carbono resultantes de una movilidad demencial no guiada por la necesidad sino por la ostentación y los dictados de la publicidad , y retornan también a la tierra millones de toneladas basuras y contaminación de la tierra y las aguas. Y en lugar de concentrar las energías y los recursos en sanar la tierra y curar el hambre y las enfermedades del cuerpo y el espíritu que se pueden curar , se empeña en destinar los recursos hacia las armas , el odio , y la contaminación de las mentes codificando apetitos que alimentan la dinámica monstruosa.

Dice Marti : Donde yo encuentro poesía mayor es en los libros de ciencia, en la vida del mundo, en el orden del mundo , en el fondo del mar , en la verdad y música del árbol , y su fuerza y amores, en lo alto del cielo , con sus familias de estrellas , - y en la unidad del universo, que encierra tantas cosas diferentes, y es todo uno, y reposa en la luz de la noche del trabajo productivo del día.

Es hermoso, asomarse a un colgadizo, y ver vivir al mundo: verlo nacer, crecer, cambiar, mejorar, y aprender en esa majestad continua el gusto de la verdad, y el desden de la riqueza y la soberbia a que se sacrifica; y lo sacrifica todo la gente inferior e inútil.

El bosque vuelve al hombre a la razón y a la fe, y es la juventud perpetua. El bosque alegra, como una buena acción. La naturaleza inspira, cura, consuela, fortalece y prepara para la virtud al hombre. Y el hombre no se halla completo, ni se revela a sí mismo, ni ve lo invisible, sino en su intima relación con la naturaleza.

El 21 de mayo de 1892 escribio en el Periódico Patria , fundado en su madurez revolucionaria este fragmento que es ejemplo de la ardua labor que esta por hacer , la de descubrir , reconocer , valorar y perfeccionar todo lo bueno que habita en nuestros pueblos y que ha de ser el fundamento de las instituciones que reemplacen los modelos organizativos y de los Tratados Internacionales ideados en otras latitudes para birlar astutamente , con su legalidad espuria, el consentimiento de los pueblos a las normas que los han de regir : ..Es bella en el pueblo cubano la capacidad de admirar, que a derechas no es mas que la capacidad constructiva, y da mas frutos públicos que la de desamar , que es por esencia la capacidad de destrucción.Los hombres van en dos bandos: los que aman y fundan, los que odian y deshacen. Y la pelea del mundo viene a ser la de la dualidad hindú: bien contra mal. Como con el agua fuerte se ha de ir tentando el oro de los hombres.El que ama es oro.El que ama poco, con trabajo, a regañadientes, contra su propia voluntad, o no ama,-no es oro.Que el amor sea la moda. Que se marque al que no ame para que la pena lo convierta. Por española no hemos de querer mal a Santa Teresa, que fue quien dijo que el diablo era el que no sabia amar.(19)

En México, en Guatemala y en Venezuela, Marti se hace conciente de nuestra raíz indígena y perfecciona sus conocimientos directos y en libros sobre esta raíz nativa. Recorrió los centros principales de la cultura Maya y escucho la palabra de vida de las comunidades que han conservado la semilla de luz presente en sabidurías milenarias. En 1882 escribe sobre estas comunidades y su lengua armoniosa en la que se llama al corazón puctzical y a Dios Kahal Yum, señor verdadero, o Oickelem yum, señor hermoso…..Considero a los pueblos nativos como pueblos ciclópeos y titánicos, creyentes, luchadores, agrícolas y artistas creadores de la civilización mas original, genuina y autóctona que ha alcanzado pueblo alguno en la tierra.

Quizás por esta razón el 21 de septiembre de 1877, en carta a Mercado, su queridísimo amigo, siendo muy joven señala las tareas que guiaran su vida: Dar vida a la América, hacer resucitar la antigua, fortalecer y revelar la nueva, verter mi sobra de amor….

En enero de 1881 realiza un viaje definitivo en su parábola vital. De Nueva York viaja a Caracas. Al llegar a la Guaira la respiración del trópico y la contemplación del verdor de la naturaleza desbordada de las montañas junto al mar azul se funden con la emoción histórica de saberse caminando los territorios matrices de la independencia del sur, que alentaron a Bolívar. Es el encuentro del Caribe con los Andes. Imposible no leer el comienzo de la narración que Marti hizo para los niños de ese encuentro: Cuentan que un viajero llego un día a Caracas, y sin sacudirse el polvo del camino, no pregunto donde se comía ni se dormía, sino como se iba adonde estaba la estatua de Bolívar. Y cuentan que el viajero, solo con los árboles altos y olorosos de la plaza lloraba frente a la estatua, que parecía que se movía, como un padre cuando se le acerca un hijo.

En su breve estadía en Venezuela, tan solo seis meses porque Marti no rinde su pluma a la loa del cuadillo liberal Guzmán Blanco, visita con asiduidad a una personalidad ética y un escritor excepcional que no es afecto al gobierno: Las usurpaciones son dramas pasajeros - le dice el anciano a Marti – La victoria ha de declararse al fin por la fuente de poder. El pueblo triunfara. Entonces la presencia de Marti en Venezuela no es bien considerada y así se lo hace saber un enviado de Guzmán. Sin embargo allí absorbe las luchas de independencia y el proceso de formación de las republicas andinas, profundiza en su comprensión del desgarramiento de los pueblos nativos, se da cuenta de que su legado ha sido escondido por la colonia mental y clama por “devolver al concierto humano interrumpido la voz americana, que se helo en hora triste en la garganta de Netzahualcoóyotl y Chilam. Y aun tiene tiempo para enseñar a algunos jóvenes que se entusiasman las bases de la oratoria y de hacer dos números de la Revista Venezolana.

Momentos antes de partir de nuevo hacia Nueva York escribe una carta a Fausto Teodoro de Aldrey, Director del diario La Opinión Nacional, en la que dice…cuando se tienen los ojos fijos en lo alto, ni zarzas ni guijarros distraen al viajador en su camino: los ideales enérgicos y las consagraciones fervientes no se merman en un animo sincero por las contrariedades de la vida.De América soy hijo: a ella me debo. Y de la América, a cuya revelación, sacudimiento y fundación urgente me consagro, esta es la cuna; ni hay para labios dulces copa amarga; ni el áspid muerde en pechos varoniles; ni de su cuna reniegan hijos fieles. Déme Venezuela en que servirla: ella tiene en mí un hijo. (20)

No se trata de sacralizar un hombre que como hombre tuvo seguramente los yerros que son parte de nuestra naturaleza. Lo que proponemos es conocer una vida ética y generosa que estremece por su pureza en tiempos en los que el egoísmo , la ausencia de ideales inspiradores , la corrupción y la distancia entre lo expresado y lo actuado , son la cara interior , menos visible quizás , pero determinante , de la devastación que contemplamos en la naturaleza y en el tejido social.

La profunda valoración que surge de su hallazgo sucede no solo porque sufrió y enfrento el imperio de la cruz con todas las esclavitudes que le son inherentes, ni porque vivió en el monstruo que devino imperio nos solo hemisférico sino mundial , y le conoció las entrañas , ni porque tuvo que hacer frente a al celo rinconero y las ambiciones personales de los que afirmaban librar una lucha revolucionaria y no se habían revolucionado ni a si mismos , sino porque nos abrió los ojos frente a lo que acontecía , y que aun hoy muchas veces no se ve , y porque revindico el poder del espíritu y las potencias infinitas de la palabra de vida y de verdad , del verbo creador , cuando el materialismo romo y la fe excluyente en las armas iniciaban su hegemonía sobre el pensamiento mundial.

Dice Marti en nuestra América , escrito de su madurez : Cree el aldeano vanidoso que el mundo entero es su aldea , y con tal que él quede de alcalde , o le mortifique al rival que le quito la novia, o le crezcan en la alcancía los ahorros, ya da por bueno el orden universal , sin saber de los gigantes que llevan siete leguas en las botas y le pueden poner la bota encima , ni de la pelea de los cometas en el cielo, que van por el aire dormidos engullendo mundos. Lo que quede de aldea en América ha de despertar. Estos tiempos no son para acostarse con el pañuelo en la cabeza, sino con las armas de almohada, como los varones de Juan de Castellanos: las armas del juicio, que vencen a las otras. Trincheras de ideas valen más que trincheras de piedra.

No hay proa que taje una nube de ideas. Una idea enérgica, flameada a tiempo ante el mundo, para, como la bandera mística del juicio final, a un escuadrón de acorazados. (Nuestra América. 10 de enero de 1891 , la revista ilustrada de Nueva York.) (21)

Ideas, el poder formidable de las ideas, el valor infinito de la palabra con espíritu. Hoy cuando aquí se intenta imponer una paz que es pacificación, pacificación que prolonga el estado de confrontación que durante siglos ha asolado estos territorios precisamos nubes de ideas en torno al significado de una paz genuina.

Una de las ideas principales que Marti intuye muy joven y madura con en decurso de su vertiginosa vida es la denuncia y el rechazo del criollo exótico frente al mestizo nativo. El criollo exótico nacido en estas tierras del enorme proceso de fusión de sangres en la caldera de más de cinco siglos, se pliega ante Europa o ante los Estados Unidos y se convierte en una rémora o en un adversario frente a la colosal energía que alienta la emancipación definitiva de los pueblos del sur. En nuestra América Marti se refiere a estos criollos exóticos, que en nuestro caso han ocupado los lugares de gobierno prácticamente, sin solución de continuidad, desde la muerte de Bolívar:

El criollo exótico se distingue por su soberbia y por su incapacidad de pensar por si mismo, sin las muletas que le vienen de Europa o de los Estados Unidos. El gobierno del criollo exótico se ha traducido en nuestro país en el imperio del derecho romano y el código napoleónico, del constitucionalismo francés o español, y la ignorancia de las leyes de origen de la asombrosa diversidad de pueblos nativos que han habitado, y aun hoy habitan, en medio de la adversidad y la persecución, esta esquina asombrosa del sur de América. Ese gobierno del criollo exótico ha significado en economía ,la imposición de una doctrina que disfrazada de ciencia no se ha traducido en nada diferente al establecimiento de una reglas de juego que han permitido el desangre descomunal de la naturaleza abundante y el esfuerzo de los hombres trabajadores de las culturas diversas de esta geografía deslumbrante.En la ciencia política el gobierno del criollo exótico ha significado el estudio del conductismo , de Rosseau , de Hobbes , incluso de Marx , y el desconocimiento de nuestros pueblos , sus sabidurías , sus especificidades :

Dice Marti: Cree el soberbio que la tierra fue hecha para servirle de pedestal , porque tiene la pluma fácil o la palabra de colores , y acusa de incapaz e irremediable a su republica nativa porque no le dan sus selvas nuevas modo continuo de ir por el mundo de gamonal famoso, guiando jacas de Persia y derramando champaña.La incapacidad no esta en el país naciente , que pide formas que se le acomoden y grandeza útil , sino en los que quieren regir pueblos originales , de composición singular y violenta , con leyes heredadas de cuatro siglos de practica libre en los Estados Unidos , de diecinueve siglos de monarquía en Francia.Con un decreto de Hamilton no se le para la pechada al potro del llanero.Con una frase de Sieyes no se desestanca la sangre cuajada de la raza india. A lo que es , allí donde se gobierna , hay que atender para gobernar bien; y el buen gobernante en América no es el que sabe como se gobierna el alemán o el francés, sino el que sabe con que elementos está hecho su país, y como puede ir guiándolos en junto.

Hoy cuando con los estandartes del doctorado en las universidades de España , Inglaterra , Estados Unidos , Alemania o Francia , algunos pretenden auto arrogarse un autoridad cognitiva que desconoce la tierra y los pueblos que se ambiciona dirigir , hay que recordar la pregunta que Marti se formulo ayer y que es vigente hoy , : ¿ Como han de salir de las universidades los gobernantes si no hay universidad en América donde se enseñe lo rudimentario del arte del gobierno , que es el análisis de los elementos peculiares de los pueblos de América? A adivinar salen los jóvenes del mundo, con antiparras yankis o francesas, y aspiran a dirigir un pueblo que no conocen. …..Gobernante en un pueblo nuevo quiere decir creador.

El premio de los certámenes no ha de ser para la mejor oda, sino para el mejor estudio de los factores reales del país. Conocerlos basta , sin vendas ni ambages; porque el que pone de lado , por voluntad u olvido , una parte de la verdad , cae a la larga por la verdad que le falto, que crece en la negligencia, y derriba lo que se levanta sin ella.

La mayor parte de la educación institucional funciona como mecanismo reproductor del orden segregador heredado de la colonia. Quizás de esta manera podamos comprender que aun hoy en Colombia se estudie con reverencia a Aristóteles , Adam Smith , Habermas , Alexis de Tocville , Hans Kelsen , David Ricardo , Stuar Mill , Agusto Comte , Spencer , Popper e incluso a los pensadores decoloniales de la metrópoli …y se continúe ignorando a Marti y a la sabiduría de los pueblos que constituyen una parte vital de nuestras raíces.

Dice Marti: La universidad europea ha de ceder a la universidad americana.La historia de América, de los incas a acá, ha de enseñarse al dedillo, aunque no se enseñe la de los arcontes de Grecia.Nuestra Grecia es preferible a la Grecia que no es nuestra. Nos es más necesaria.Los políticos nacionales han de reemplazar a los políticos exoticos.Injertese en nuestras republicas el mundo; pero el tronco ha de ser el de nuestras republicas.

No hay que confundirse con lo señalado por Marti y creer que esta defendiendo un parroquialismo en el saber. Lo que esta diciendo , y lo dice con toda la energía que exige la variación real y aun no lograda de una educación concebida para perpetuar el régimen colonial , es que tenemos que estudiar todas las expresiones culturales de los pueblos , toda la riqueza elaborada durante milenios , pero el primer paso , el paso esencial ha de ser conocer nuestras raíces.

Marti escribió Nuestra América y en Nuestra América esta por descubrir Marti, pese a los enormes avances que se han dado en su conocimiento y reflexión, en especial desde 1959. Nuestra cultura y me refiero a esta parte de nuestra América, sigue siendo euro centrista, anglo centrista. Tanto las ideas que han servido para prolongar el orden social y político inicuo que instaura la miseria y la ignorancia en medio de la abundancia y de un pueblo laborioso y repleto de talentos, como las ideas que han alimentado la oposición al régimen subordinado que ha entregado la soberanía a cambio del permiso para administrar el enorme territorio, han venido, casi en su totalidad de latitudes con otras realidades geográficas, sociales e históricas.

Tenemos cabeza de Sócrates y pies de indio, pies de llama, pies de Puma y de jaguar; pies de bestia nueva. El sol nos anda en las venas.Nuestro problema es nuestro, y no podemos conformar sus soluciones a las de los problemas de nadie. Somos pueblo original: un pueblo desde los Yakis hasta los patagones.(22)

Esta mirada critica sobre la colonia cultural que funciona en las academias , no debe en ningún momento impedirnos apreciar el quehacer invaluable de un asombroso tejido social que en medio del peso asfixiante de la maraña normativa neoliberal , del poder indudable de la Santa Sede sobre la educación en el país , del peso abrumador de tradiciones curriculares y practicas pedagógicas no revisadas a la luz de las exigencias y posibilidades de los tiempos en que hemos ingresado , del desastre operado por una televisión concebida para esclavizar , del dominio bibliográfico operado por poderosos grupos que controlan este mercado tan determinante en la formación del pensamiento , en la memoria y en el olvido , la labor de este tejido asombroso , decimos , tiene luz propia , debe ser cada vez mas conocido y apoyado , y encierra lo que llamamos las semillas del arco iris : unas semillas de luz plural , capaces de crear el bosque anhelado en poco tiempo.

Dice Marti … el libro importado ha sido vencido en América por el hombre natural. Los hombres naturales han vencido a los letrados artificiales.El mestizo autóctono ha vencido al criollo exotico.No hay batalla entre la civilización y la barbarie, sino entre la falsa erudición y la naturaleza. El hombre natural es bueno, y acata y premia la inteligencia superior, mientras esta no se vale de su sumisión para dañarle, o le ofende prescindiendo de él, que es cosa que no perdona el hombre natural, dispuesto a recobrar por la fuerza el respeto de quien le hiere la susceptibilidad o le perjudica el interés.

Y en esta parte no podemos dejar de compartir un pensamiento de Marti que revela en su belleza el sentido espiritual y ético que la educación imperante ha dejado en manos de la hipocresía y del reino del lucro que no duda en recurrir a la manipulación del deseo para convertir los hombres en clientes , Dice Marti refiriéndose a Emerson y revelando en forma discreta su propia sensibilidad : “Para el un árbol sabe mas que un libro; y una estrella enseña mas que una universidad; y una hacienda es un evangelio; y un niño de la hacienda esta mas cerca de la verdad universal que un anticuario, para el no hay cirios como los astros, ni altares como los montes , ni predicadores como las noches palpitantes y profundas….para ser bueno no necesita mas que ver lo bello”(23)

Llegan los años finales en Nueva York , Marti ha culminado los preparativos materiales para la guerra que tanto le duele tener que llevar a su tierra , y también esta a punto el colosal esfuerzo que ha realizado para alentar el animo independentista de las migraciones , unir fraternamente a los jefes militares y los liderazgos regionales en la isla , y contener los impulsos insurreccionales aislados que pueden poner en juego la coordinación contundente que evitara la prolongación de la guerra y alcanzar una independencia genuina y absoluta que no podrá ser resultado de la ambición de un sector , indolente ante el sacrificio de vidas nobles , o como el impulso de un revolucionario de oficio , sino como fruto de una obra meditada de pensamiento y de la conciencia clara de sembrar una semilla de liberación tan definitiva que no podrá dejar de germinar , mas temprano que tarde. Nuestro país abunda en gentes de pensamiento, y es necesario enseñarles que la revolución no es ya un mero estallido del decoro, ni la satisfacción de una costumbre de pelear y mandar, sino una obra detallada y previsora del pensamiento.

En una carta a Lucena de 19 de octubre de 1885, había dicho: Tan ultrajados hemos vivido los cubanos, que en mi es locura el deseo y roca la determinación, de ver guiadas las cosas de mi tierra de manera que se respete como a persona sagrada la persona de cada cubano, y se reconozca que en las cosas del país no hay mas voluntad que la que exprese el país….

En esa misma misiva se ha preguntado : “¿Cómo serviré yo mejor a mi tierra? Me pregunté. Yo jamás me pregunto otra cosa.Y me respondí de esta manera: “Ahoga todos tus ímpetus; sacrifica las esperanzas de toda tu vida; hazte a un lado en esta hora posible del triunfo, antes de autorizar los que crees funesto; mantente atado, en esta hora de obrar, antes de obrar mal, antes de servir mal a tu tierra so pretexto de servirla bien. Y sin oponerme a los planes de nadie, ni levantar yo planes por mi mismo, me he quedado en el silencio, significando con él que no se debe poner mano sobre la paz y la vida de un pueblo sino con un espíritu de generosidad casi divina, en que los que se sacrifican por él garanticen de antemano con actos y palabras el explicito intento de poner la tierra que se liberta en manos de sus hijos, en vez de poner, como hacían los malvados, sus propias manos en ella, so capa de triunfadores.”

Marti encierra en su vida y en su obra una parábola vital que podríamos afirmar que es eterna porque esta unida mas a la batalla del espíritu que a la política desligada del mismo. Toda su asombrosa energía vital y las potencias de su alma se consagraron desde niño a resolver el enigma de la fundación de la libertad genuina de un pueblo nuevo en un momento en el que mundo se transformaba y graves amenazas se erigían sobre la dignidad de los hombres. Esta consagración le llevo a reconocer en la dimensión espiritual y ética la simiente necesaria para su gran anhelo. Por su amor infinito, el entrevió el camino. La tarea de emancipar con el valor del espíritu ético una isla, un pueblo, para emancipar un subcontinente y equilibrar el mundo, en el momento en el que se alzaba el más poderoso imperio militar de la historia del mundo, podría sonar como el sueño descabellado de un loco. Nada mejor que recordar sus propias palabras a su amigo Viondi para no incurrir en ese error: “Usted Viondi , sabe que por imaginativo y exaltable que yo sea , he sufrido y penado bastante para que en mi corazón no quepa gozo que mi razón no crea justo.Lo imposible es posible. Los locos somos cuerdos.”

Clara conciencia tenia del empeño y de las herramientas que podían garantizar la realización del sueño. No estaba sembrando para uno, ni cinco, ni veinte años. Su mirada geográfica global se correspondía con su mirada temporal que atravesaba siglos. El Mover un país por pequeño que sea, es obra de gigantes quien no se sienta gigante de amor, o de valor, o de pensamiento, o de paciencia, no debe emprenderla. Con la palabra de verdad aquilatada en una conducta ejemplar movió montañas , sabia cuanto aliento merecía y era preciso insuflar en un pueblo atropellado brutalmente durante siglos , decía : La generosidad congrega a los hombres y la aspereza los aparta. El elogio oportuno fomenta el merito; y la falta de elogio oportuno lo desanima.Solo el corazón heroico puede prescindir de la aprobación humana; y la falta de aprobación mina el mismo corazón heroico…..la adulación es vil, y es necesaria la alabanza.

Este valor del reconocimiento merece ser examinado en nuestra situación , donde la vida y lo digno son sostenidos por un tejido invisible e invaluable de mujeres y hombres que encarnan el decoro que nace de la obra bien hecha en diferentes intersticios de la vida cotidiana ; se trata de hacer mucho con poco , del sostener durante años en medio de la adversidad y las dificultades , y no pocas veces en medio de las amenazas, la labor que precisan nuestros pueblos , labor que puede aparecer fútil o poco significativa , y sin embargo , es la labor en la que esta enraizado un porvenir diferente al que se nos ha impuesto.

Dijo Martí: A quien todo el mundo alaba, se puede dejar de alabar, que de turiferarios esta lleno el mundo, y no hay como tener autoridad o riqueza para que la tierra en torno se cubra de rodillas. Pero es cobarde quien ve el merito humilde, y no lo alaba. Y se ha de ser abundante por la ley del equilibrio, en aquello en que los demás son escasos.A puerta sorda hay que dar martillazo mayor, y en el mundo hay aun puertas sordas. Cesen los soberbios, y cesara la necesidad de levantar a los humildes.

En los humildes hallo Marti reconocimiento , afecto y aliento. En cambio, en muchos escenarios de los que se auto consideraban vanguardia de la lucha independentista, solo encontró envidias, rencores y maledicencia. Sin embargo, sabia lo suficiente para no esperar casi nada , y por eso su obra no esta función de honores , ni de poderes , cuando convoca al General Máximo Gómez , con un despliegue de sabiduría , que le permite superar las renuencias del viejo guerrero , enraizadas en la voluntad de Marti de evitar el caudillismo , le invita a participar en la batalla decisiva , diciéndole “sin temor a negativa , a este nuevo trabajo, hoy que no tengo mas remuneración que ofrecerle que el placer del sacrificio y la ingratitud probable de los hombres.”

Antes de cerrar esta presentación, no queremos dejar de compartir al menos algunos de sus sentimientos e ideas con relación a las mujeres que ocuparon junto a la alegría que arroja el cumplimiento del deber, la dimensión balsámica de su vida. La madre , Leonor Pérez , sus hermanas , en especial Ana la chica que murió antes de volverla a ver a su regreso de España a México , su amor juvenil en Zaragoza : Blanca de Montalvo , Maria García Granados , la niña de Guatemala , sobre la que escribió : dicen que murió de frió , yo se que murió de amor, Carmen Miyares , la venezolana santiaguera con la que concibió a su hija Maria ……Carmen Zayas , su esposa y el amor frustrado que hizo decir a Marti “el hombre intimo esta muerto y fuera de toda resurrección , que seria el hogar franco y para mi imposible , donde esta la única dicha humana , o la raíz de todas las dichas. Pero el hombre vigilante y compasivo esta aun vivo en mi, como un esqueleto que se hubiese salido de la sepultura; y se que no les esperan mas que dolores en la contienda de los hombre, a que es preciso entrar para consolarlos y mejorarlos….”

En diversas cartas y fragmentos de sus crónicas es posible hallar sus reflexiones sobre el ser femenino, la mujer es la miel de la vida y en todas partes , un alma de mujer ha venido a bendecir y endulzar mi vida exhausta decía quien sin duda contemplo la dimensión divina que habita en la mujer y que siglos de cultura patriarcal reproducida por la mayor parte de un iglesia aliada al poder y alejada del espíritu y de los humildes , se han encargado de ocultar y represar, contribuyendo de este modo a reproducir las subjetividades acorazadas y competitivas que predominan. Subjetividades, que enfermas por negar en si la regulación natural que funda la vida en la cooperación, multiplican la domesticación y el exterminio. Dice Marti: “ Quien que ve a una madre y la ve cómo ama, y prevé , y endulza, y perdona, duda de ese caudal de maravillas que yace ignorado en cada alma de mujer?....“El hombre es rudo e impaciente, y se ama mas a si que a los demás. Y la mujer es tierna y goza en darse, y es madre desde que nace, y vive de amar a otros.” (11 de abril de 1882)

El 25 de marzo de 1895, unos días antes de ofrendar su vida, escribe a su madre: Madre mía: Hoy, 25 de marzo , en víspera de un largo viaje, estoy pensando en Vd.Yo sin cesar pienso en Vd.Vd se duele, en la cólera de su amor, del sacrificio de mi vida; y ¿por qué nací de UD con una vida que ama el sacrificio?Palabras, no puedo.El deber de un hombre esta allí donde es más util.Pero conmigo va siempre, en mi creciente y necesaria agonía el recuerdo de mi madre.

Abrace a mis hermanas y a sus compañeros. ¡Ojala pueda verlos algún día a mi alrededor, contentos de mi! Y entonces si que cuidare yo de Vd. con mimo y con orgullo.Ahora, bendigame,y crea que jamás saldrá de mi corazón obra sin piedad y sin limpieza.la bendición.

Su José Martí.

Tengo razón para ir más contento y seguro de lo que Vd. pudiera imaginarse. No son inútiles la verdad y la ternura.No padezca.

Marti escribe el nueve de abril de 1895 una carta con infinita ternura a Maria Mantilla, su hija, en un apartado de ella le dice: Es como la elegancia, mi Maria que esta en el buen gusto, y no en el costo. La elegancia de vestido, - la grande y verdadera,- esta en la altivez y fortaleza del alma. Un alma honrada, inteligente y libre, da al cuerpo mas elegancia, y mas poderío a la mujer, que las modas mas ricas de las tiendas. Mucha tienda, poca alma.Quien tiene mucho adentro, necesita poco afuera.Quien lleva mucho afuera, tiene poco adentro, y quiere disimular lo poco.Quien siente su belleza, la belleza interior, no busca afuera belleza prestada: se sabe hermosa, y la belleza echa luz. Procurara mostrase alegre, y agradable a los ojos porque es deber humano causar placer en vez de pena, y quien conoce la belleza la respeta y la cuida en los demás y en si.Pero no pondrá en un jarrón de China un jazmín: pondrá el jazmín solo y ligero, en un cristal de agua clara.Esa es la elegancia verdadera: que el vaso no sea mas que la flor.

Maria Mantilla es quien recibe el 27 de mayo una carta escrita semanas antes por Marti en la que le dice que lleva su retrato en el corazón como un escudo contra las balas. El 19 de mayo Martí había ofrendado su vida en la zona conocida como Dos Ríos. Alguna vez había escrito: “La muerte es una victoria y cuando se ha vivido bien, el féretro es un carro de triunfo…Va a reposar el que lo dio todo de si, e hizo bien a los otros. Va a trabajar de nuevo, el que hizo mal su trabajo en esta vida” Y podríamos agregar con sus mismas palabras: La fama es un mito útil. El deber, que deleita, rige a los hombres. El guía, el salva y el basta. “Reposan en la gloria” dice con frase vieja otro clérigo. No reposan: ¡se esparcen! No se es hombre: se es fuerza; se es naturaleza.