Este es el encabezado de una circular hecha publica por la Unión Nacional de Ecuadores, con la cual esta organización sindical, con alrededor de 100 mil afiliados, respondió a las declaraciones que el presidente Rafael Correa realizara en la cadena radial del día 13 de diciembre, como respuesta a la marcha nacional del magisterio realizada el día anterior.

En este comunicado, la UNE destaca que las maestras y maestros del Ecuador cumplieron una jornada victoriosa, expresada en la multitudinaria Marcha Nacional, que demuestra una vez más la unidad de sus filas, “la capacidad de movilización y la disposición de conquistar nuestros justos derechos”.

La movilización del 12 de diciembre se realizó por la derogatoria del Decreto Ejecutivo 1406, que pretende terminar con el aporte patronal a la Jubilación Adicional del magisterio y servidores públicos; por el Incremento Salarial y el no pago de la inmoral e injusta deuda externa.

Frente a estas justas demandas del magisterio, dice el comunicado, “el Presidente Rafael Correa en su cadena sabatina del 13 de diciembre, intervino minimizando nuestra lucha, que ni siquiera los grandes medios de comunicación pudieron esconder; también calificó al magisterio de mediocre, refiriéndose a la participación de su presidenta nacional, Prof. Mery Zamora y de Jorge Escala, ex presidente y asambleísta nacional; expresó que el Decreto Ejecutivo de incremento salarial en 10 dólares al salario básico, no lo firmará ahora sino en 15 días o más ; y, que promoverá la creación de otro gremio en el magisterio”.

Ante estas declaraciones, la Unión Nacional de Educadores, dirigiéndose al magisterio, a la opinión pública y al gobierno nacional, puntualizó lo siguiente:

1.- En las declaraciones del Presidente de la República, rescatamos que hay una respuesta oficial a la demanda de incremento salarial a 10 dólares al salario básico, situación que antes de la jornada del 28 de noviembre y de la marcha nacional, solo existía en parte, por los ofrecimientos de sus ministros de Economía y Educación, que hablaban de 7 USD de incremento al salario básico (4 en enero y 3 en junio) u 8 dólares (4 en enero y 4 en octubre del 2009).

Esto se constituye en un avance a las aspiraciones del magisterio y será el Consejo Nacional de la UNE el que discuta y resuelva una vez que este ofrecimiento se legalice con la firma del respectivo Decreto Ejecutivo

2.- La Unión Nacional de Educadores es la expresión de la unidad del magisterio nacional, defensora de la educación pública, de los derechos de la niñez, juventud, maestros, trabajadores y pueblos del Ecuador, por lo tanto es parte de la tendencia de cambio y se ha ganado respeto, prestigio y autoridad en la vida social y política del país. Las desafortunadas expresiones del Presidente Rafael Correa no corresponden a la verdad, reflejan las presiones y la ofensiva de los sectores de derecha que actúan dentro y fuera del gobierno, que buscan azuzar la confrontación del gobierno con una de las fuerzas más consecuentes de este proyecto, intentando llevarlo al fracaso.

3.- La UNE tiene una historia de 64 años de unidad y lucha en la que hemos enfrentado a gobiernos dictatoriales, civiles y militares, antidemocráticos, que han pretendido dividir, ilegalizar, y destruir a la UNE, culpándola de la crisis de la educación generada por los gobiernos de turno de la derecha y sus ministros. En este despropósito la dictadura militar la ilegalizó en 1976; La Democracia Popular, en contubernio con la CIA, organizaron la FETEC; Alfredo Vera Arrata, de la Izquierda Democrática, como Ministro de Educación pretendió disolverla a través de la suspensión de las cuotas sindicales; igual pretensión fue impulsada por Bucaram. Frente a estos y otros intentos contra la UNE, HA SALIDO AIROSA, estas acciones antidemocráticas, fueron derrotadas, corresponden a los gobiernos del pasado, reaccionarios, neoliberales, de la oligarquía y no deben ser prácticas de un Mandatario y un Gobierno como el actual, con posiciones patrióticas y democráticas.

4.- La UNE no es un reducto de caciques, ni de caudillos, es una organización altamente democrática, en la que sus bases viven y ejercen este derecho, discuten, debaten, resuelven sus acciones y los dirigentes somos fieles cumplidores de su mandato. Hemos sido elegidos mediante el voto universal, directo y secreto, por todas las bases, no hay dirigentes eternos ya que no existe la reelección de acuerdo a nuestros Estatutos. En la UNE se vive a plenitud la alternabilidad y no dependemos de capataces, ni nos rigen autoritarismos.

5.- Los maestros valoramos y respaldamos la decisión del Presidente Correa, para enfrentar los privilegios de los grupos de poder, para el impulso de una política soberana en defensa de los recursos naturales y contra el pago de la ilegítima e inmoral deuda externa, por la salida de las tropas norteamericanas de la Base de Manta que en entre otros, son puntos de coincidencia con las banderas que la UNE ha enarbolado en defensa de los intereses de Patria y de los pueblos del Ecuador. Por eso, ante la ofensiva de los enemigos del cambio, el Presidente se declaró candidato y en campaña permanente para alcanzar estos objetivos, derecho que le ha sido otorgado por la mayoría del pueblo, el mismo que también nos asiste a los luchadores populares y que nos hemos ganado por nuestra constante acción por el cambio social, hasta alcanzar la Patria Nueva y el Socialismo.

6.- Continuaremos vigilantes y movilizados hasta obtener una respuesta respecto al decreto 1406 y su derogatoria, ya que frente a esta demanda no se ha dado ningún pronunciamiento oficial.

Hemos demostrado al Gobierno Nacional y a la opinión pública, cómo afecta directamente la eliminación del aporte patronal a la jubilación y cesantía adicional de 250.000 servidores públicos, maestros universitarios y, de ellos, a 122.272 [email protected] que desde el año 1964 venimos aportando el 5% a la Jubilación Adicional con el objetivo de complementar en algo las pensiones de hambre y miseria que percibimos luego de más de 40 años entregados a nuestra noble profesión de ser MAESTRO/A, formadores y conductores de la niñez y juventud de nuestra Patria.

De no reformarse el Decreto 1406, a partir de enero del 2009, 18.915 maestros pensionistas y 11.269 servidores públicos serán afectados, disminuyendo la pensión jubilar en un 25%, la misma que no cubre ni siquiera la canasta de la pobreza, peor la canasta básica.

Ratificamos nuestra convicción de cambio y hacemos un llamado a la reflexión seria al presidente Rafael Correa para que le permita identificar quienes son los verdaderos enemigos del proyecto y, en ese camino, avanzar juntos hacia la construcción de la Patria Nueva.

Hasta el cierre de esta edición, los maestros están a la espera de un pronunciamiento del gobierno nacional respecto del decreto 1406 y de la firma del Decreto del alza salarial ofrecido.