Llegará una época en la que nuestros descendientes se asombrarán de que ignoramos cosas que para ellos son tan claras... Muchos son los descubrimientos reservados para las épocas futuras, cuando se haya borrado el recuerdo de nosotros... La naturaleza no revela sus misterios de una vez para siempre”: Séneca, citado por Sagan en COSMOS, pp. xii, 1992.

En los albores del tercer milenio, cuando la Especie Humana prácticamente ha perdido su capacidad de respuesta ante los innumerables y complejos problemas de su existencia misma, conviene razonar y preguntarse: Si tan solo hubiese nacido cincuenta años antes o cincuenta años después, ¿cuál sería mi nivel de abstracción, interpretación y análisis sobre la presente época?

En los cincuenta años anteriores al nacimiento de cada uno de nosotros, la Especie Humana creía y vivía en torno a la seudociencia, al dogmatismo y a los designios de la subjetividad. Apenas si tomaban cuerpo los principios del conocimiento científico.

Ha correspondido al tiempo en que se desarrolla nuestra existencia el ser testigos de las grandes manifestaciones de la mente humana: desde la exploración y conquista del espacio cercano, pasando por el descubrimiento del transistor de silicio como fuente o mecanismo de transmisión de la información; el descubrimiento y aplicación del chip de silicio como unidad de almacenamiento de datos y su futura y desconcertante perspectiva de innovación hacia el chip orgánico, con lo que se incrementará casi al infinito la rapidez, exactitud y multiplicidad de formas en el tratamiento de la información; y, definitivamente, el descubrimiento y aplicación de nuevas tecnologías de punta como la Fotónica, la Microelectrónica y el Software; de la Ingeniería Genética y el estudio del Genoma Humano; hasta el desarrollo y aceptación de nuevas ciencias como la Parasicología, Telepatía, Clarividencia, Premonición, y Psicoquinesis, que, junto con la Psicología, permiten conocer, aún parcialmente, el desarrollo de la psiquis y el cerebro humano.

Lo anterior, con seguridad, son hechos y respuestas del actual nivel de desarrollo del saber y conocimiento humano, sin embargo, desde los primeros filósofos jonios hasta la “Teoría del caos” y las “Singularidades” (¿fin del espacio-tiempo?), existen aún preguntas por resolver: ¿de qué está hecho el mundo? ¿Cuál es la naturaleza primaria de la materia? ¿Es la velocidad de la luz una constante?

La física de la materia y el movimiento ha experimentado profundos remezones, el desarrollo de la física teórica ha contradicho a la teoría de la relatividad de Albert Einsten (c.f.r: Experimento realizado en junio del 2000 por el Dr. Lijun Wang, de la Universidad de Princeton, que consiguió superar la velocidad de la luz acelerando un pulso de radiación láser). ¿Se gesta una nueva física? ¿Es la Física Hiperdimensional acaso?

¡Es el momento de la nanotecnología y la ciencia de frontera! Si hubiésemos nacido cincuenta años después, posiblemente estarían dadas ya, todas las respuestas a los desafíos de la mente, el conocimiento y el espíritu.

Terminología Básica

Electrónica:

Rama de la ciencia y técnica que trata de los procedimientos y aplicaciones del movimiento de partículas cargadas, ya sea en vacío, en gases o en sólidos. También se ocupa de los procedimientos y posibilidades de control de los electrones, los iones; y, en los sólidos, de los vacíos, así como de la realización práctica de dichas posibilidades.

Fibra Óptica:

Varilla hueca con el diámetro de algunas micras, realizada con fibras sintéticas transparentes, que aprovechando el efecto de reflexión total de la luz cuando incide sobre una superficie con un ángulo grande, se usa como un conductor de luz de gran rendimiento (casi sin pérdidas).

Fotónica:

Tecnología comparable a electrónica, pero utilizando fotones en vez de electrones para los intercambios energéticos. La ventaja más obvia de la fotónica consiste en la velocidad: la luz es más rápida que la electricidad. La electricidad viaja en un chip alrededor de 500 veces más lenta que la luz en una fibra óptica y 150 veces más despacio que la luz en un circuito integrado.

Microelectrónica:

Rama de la electrónica basada en un conjunto de técnicas que permiten integrar los componentes de un dispositivo electrónico y el circuito que los conecta dentro de un bloque de pequeño tamaño. Los procesos en este campo han sido asociados al acelerado desarrollo en el ámbito de las técnicas digitales (ordenadores, telecomunicación) aplicadas a la astronáutica y a la automatización de los procesos industriales.

Nanotecnología:

Expresión usada extensivamente para definir las ciencias y técnicas que se aplican a un nivel de “nanoescala”, esto es unas medidas extremadamente pequeñas “nanos” que permiten trabajar y manipular las estructuras moleculares y sus átomos. El desarrollo de esta disciplina se produce a partir de las propuestas de Richard Feynman (Premio Nobel de Física en 1959), quien propuso fabricar productos en base a un reordenamiento de átomos y moléculas.

* Economista, catedrático de la Facultad de Ciencias Administrativas de la Universidad Central del Ecuador.