Rafael Correa acaba de dar su informe a la nación este 15 de enero, en donde puso en relevancia las numerosas acciones emprendidas por el gobierno nacional para el proceso de cambio que vive nuestro país.

Ciertamente hay muchas cosas buenas realizadas o en proceso, pero igualmente hay otras que nos revelan claramente la presencia en el entorno de Correa de posiciones neoliberales, derechistas. Como es sabido, Correa no cuenta con un partido político, sino con un grupo de amigos en su entorno que tienen variadas posiciones ideológico-políticas que van desde la izquierda hasta la derecha reaccionaria, de manera que estos últimos trabajan por lo mismo, contra corriente.

1994 fue el año en que Petroproducción (la filial encargada de extraer el crudo) llegó a su máximo histórico, cuando extrajo 119,95 millones de barriles (un promedio de 328.630 barriles diarios). Luego, en los años subsiguientes la producción (extracción) año a año, sistemáticamente cayó, hasta tocar fondo en 2007, cuando se ubicó en 62,14 millones de barriles, casi la mitad de 1994.

¿La causa?, hay algunas, como por ejemplo la declinación natural de los yacimientos, pues no hay que olvidar que los campos petroleros más importantes ya son viejos o maduros, con más de 30 años de explotación, como es el caso de Shushufindi, Sacha, etc.

Otra, la entrega indiscriminada a las petroleras privadas de casi una veintena de campos.

Sin embargo, la principal causa es la DESINVERSIÓN. Durante 13 años, los diferentes gobiernos de turno, sin excepción, se caracterizaron por invertir lo menos posible en la estatal, razón por la cual no solo que la producción se vino abajo sino que las instalaciones petroleras se convirtieron en verdaderos monumentos a la obsolescencia. Igualmente, la refinación, por la misma causa también, no solo que se vino abajo, sino que se convirtió en ineficiente. La idea macabra era, entonces, hacer todo lo posible para que Petroecuador no funcione o, en el mejor de los casos, funcione lo peor posible. Esto explica porqué, en pocos años, pasamos a ser importadores de combustibles en cifras astronómicas; así, en el 2007 se importaron nada menos que 31,6 millones de barriles de diferentes derivados, que costaron USD$2611 millones.

Con la llegada de Correa al poder, el primer año, el 2007, las cosas continuaron casi igual, pero en el 2008 los cambios comenzaron a aparecer.

Así las cosas, por primera vez en 13 años la producción petrolera, deja de caer y el 2008 genera mayor producción que el año precedente. (ver gráfico):

Mientras en el 2007 la extracción, como dijimos, tocó fondo( los 62,14 millones barriles), en 2008 las cosas cambiaron y la producción se recuperó, pues se extrajo 62,82 millones de barriles (promedio de 172.109 barriles diarios). Inclusive, en diciembre último, la extracción promedio se situó por encima de los 180.000BPD.

Cierto es que en esta nueva cuenta se suma la producción marginal que tenía la petrolera que salió del país en agosto anterior, City Oriente. Sin embargo, esto es compensado con la resta del campo marginal Pucuna, entregado al capital privado en abril, campo que antes era de Petroecuador. Hasta antes del 2008, Petroproducción contaba con solamente 2 torres de perforación y 12 taladros de reacondicionamiento.

Al incrementarse las inversiones, se mejoraron las instalaciones y se contrataron más taladros, así, en 2008 la filial estatal contaba con 9 taladros de perforación y 20 de reacondicionamiento, los primeros que sirven para perforar nuevos pozos (taladros de perforación y los segundos para recuperar los pozos dañados, cerrados)lo cual se tradujo en el aumento de la producción.

¿Por qué este hecho de gran trascendencia , que traerá beneficios económicos al Ecuador, no fue mencionado por Correa en su informe? ¿Se les olvidó a los asesores?

Estos INFILTRADOS son los mismos que estando en el ministerio de Minas y petróleo, se encargaron de: • Regalar los denominados Campos marginales.

• Los que “consiguieron” el aumento del precio base o de referencia en los contratos renegociados que perjudican al país, así, el precio base promedio era anteriormente $25, que lo subieron a $45. El 50% de los excedentes que se reparten, toman en cuenta estos dos valores. Si el precio promedio de nuestro crudo para el 2009 es de $45, con esta medida el Estado no recibiría NADA por los excedentes, mientras que si se dejaba como antes ($25), recibiríamos al menos $20 por cada barril(45 – 25 = 20).

• Son los mismos que renegociaron los contratos, como en el caso del campo Palo Azul con Petrobrás, en donde aparecen los hermanos prófugos Isaías, contrato que debe ser CADUCADO, pues está plagado de irregularidades y causales de caducidad, muchas más que el ya conocido de Oxy (leer libro escrito por el suscrito el año anterior: El Feriado Petrolero…).

• Son los mismos que, a través de la desinformación, pretenden confrontar al Presidente con los sectores de izquierda.

Si Correa pretende avanzar por el camino correcto, debe deshacerse de estos “amigos” que trabajan para las transnacionales.

El Proyecto Político de cambio tiene un solo dueño: Los Pueblos del Ecuador.