Con un amplio grupo de profesionales de la salud y equipos médicos en perfectas condiciones, el Hospital del Día de la Universidad Central del Ecuador ofrece a los estudiantes universitarios y público en general, atención médica en catorce especialidades, a precios muy accesibles.

Hace aproximadamente treinta años, nace la idea de conformar un hospital al servicio de la comunidad universitaria; es así que utilizando las instalaciones de la ex-residencia universitaria, se decide adecuarlas y equiparlas con todo lo necesario para brindar atención médica especializada a la comunidad.

Desde ese entonces, este Centro de Salud ha tenido una muy buena acogida en la sociedad, pues ofrece atención de calidad en catorce especialidades médicas, además de servicio de laboratorio clínico, rayos X y farmacia.

Conforme ha pasado el tiempo, la demanda de pacientes que confían su salud a los profesionales del Hospital del Día ha ido en aumento: las innovaciones en equipos y profesionales comprometidos con la sociedad han dado resultados muy positivos para los beneficiarios de este servicio, que cuenta con más treinta médicos especialistas, además de un amplio equipo de enfermeras y trabajadores.

A pesar de tener una buena acogida, este hospital se ve amenazado por algunos aspectos que nunca faltan: hoy, gracias al Sistema de Gestión Financiera (e-Sigef), se dificulta algunas veces el trabajo de este servicio, pues para adquirir insumos, como por ejemplo un tanque de oxígeno, indispensable para emergencias, se debe realizar todo un trámite burocrático, lo cual resulta un tropiezo, ya que la salud no espera y podría llegar a cobrar víctimas mortales. Ante las autoridades pertinentes se deberían realizar las reformas correspondientes a este sistema, para que el Hospital del Día pueda continuar brindando de forma eficaz su servicio a la comunidad como lo ha venido haciendo hasta ahora.

‘Todo le debo a la Universidad’

Dr. Miguel Veloz , ex – Director del Hospital del Día

“Llevo 20 años ofreciendo mis servicios como cardiólogo. Fui director aproximadamente un año y medio. Mi gestión ha sido justamente el poder renovar y mantener este servicio en las mejores condiciones posibles: se puede ver que desde la entrada del servicio está bien presentada; se cambió el mobiliario por uno de mayor calidad, se han reemplazado equipos de más de veinte años por otros equipos totalmente nuevos, digitales, computarizados de última generación, como por ejemplo el equipo de electroencefalografía, el electrocardiógrafo, además de nuevas adquisiciones de laboratorio para poder hacer más exámenes en cantidad y en variedad.

“Actualmente está en marcha la remodelación total del quirófano; se renovó , también, por completo el servicio de odontología, lo que beneficia a los estudiantes, empleados y el público en general. También he pensado en el propio bienestar de la gente que trabaja aquí, lo primero que hice fue dotarles de uniformes de trabajo y ropa de protección a los trabajadores.

“Creo que todo le debo a la universidad, siempre estaré agradecido con ella y estoy dispuesto a cumplir ese compromiso con la sociedad, y parte de ese compromiso es el servicio que da el Hospital del Día a la comunidad, que es un servicio a la gente más necesitada, ofreciéndole buena atención con precios bajos. Mi sincero deseo es que quien venga como nuevo director, no solamente siga haciendo lo que yo he hecho, sino que pueda hacer más, para que la Universidad y en especial el Hospital del Día sigan progresando”.