El 27 de diciembre del 2007, mediante Acuerdo Ministerial No. 444 y posteriormente el No.447 publicado dos días después del anteriormente mencionado, se resuelve la obligatoriedad de las entidades públicas de utilizar el Sistema Integrado de Gestión Financiera (e-SIGEF), como herramienta informática para todas las instituciones del Gobierno Central, a partir del 1 de enero del 2008. Es así que una a una las instituciones públicas se han ido registrando en este procedimiento implementado por el Ministerio de Finanzas, con el interés de sistematizar el manejo de los fondos que otorga el Estado.

Al iniciar el 2009, luego de haber integrado a los ministerios, Banco Central, Superintendencias y demás entidades estatales, se decide integrar a las universidades públicas a la utilización de este sistema de Contabilidad Gubernamental, previo a una Prueba Piloto realizada en la Escuela Politécnica Nacional, lo cual trajo algunas dificultades, pues a pesar de ser manejado por el departamento financiero de las distintas entidades públicas, éste no se adapta a las necesidades y a la dinámica de las universidades.

El sistema centraliza el dinero de todas las universidades en una cuenta única, y cada vez que una universidad necesite contratar nuevo personal o insumos, o cancelar las planillas de agua, luz y teléfono, deberá hacer la petición al Ministerio de Finanzas, y éste se encargará de atender la petición, creando así una dependencia más directa con esta cartera del Estado y violando la autonomía financiera de las universidades. Por ello, la comunidad universitaria se ha visto inconforme, pues al aplicar este programa, tal cual está planteado, se verían afectados varios campos propios de la cotidianidad de la educación superior: se tornaría una dificultad burocrática para los pagos... Ante esto, los estudiantes y autoridades han realizado diferentes movilizaciones, buscando el dialogo para encontrar una solución que beneficie a todos.

A pesar de la resistencia al diálogo de la ministra de Finanzas, María Elsa Viteri, con los representantes universitarios, la persistencia, unidad y fortaleza de este importante sector de la sociedad contribuyeron a que el presidente Rafael Correa acceda a la creación de una Comisión, conformada por los rectores de las universidades, estudiantes y miembros del Ministerio de Finanzas, que se reunirán cada semana para tratar los problemas que presente el e-SIGEF en su aplicación, para reformarlo de acuerdo a la realidad académica de las universidades.

‘Es necesario un control a las universidades, bajo un sistema que respete la autonomía’

Sebastián Cevallos, Presidente Nacional de la FEUE

“La universidad goza de autonomía en los aspectos financiero, académico y político. El e-SIGEF ha sido criticado por la FEUE, porque no respeta precisamente la autonomía financiera de las universidades. Creemos que es necesario un mayor control y auditoria a las universidades, pero bajo un sistema que respete la autonomía,es decir, un e-SIGEF universitario que contenga algunas normas,por ejemplo, el respeto a la reprogramación de las universidades, la contratación de los profesores y servicios, etc. Producto de la lucha social y de las movilizaciones que ha existio por todo el país, llegamos a un acuerdo con el gobierno nacional y obtuvimos tres victorias: primero se van a pagar sueldos a los servidores universitarios que están impagos (porque las cuentas de las universidades estaban en cero); segundo, en los siguientes dos meses se va a hacer un e-SIGEF que respete estas normativas propias de la dinámica de la universidad; y tercero, se va a entregar la reliquidación de IVA y de Rentas, además de la devolución del dinero sobrante del 2008 que fue confiscado, más o menos 140 millones de dólares que servirán para el normal funcionamiento de las universidades”.