De las doce mil partidas docentes ofrecidas por el Gobierno, únicamente se han entregado mil. El desdoblamiento de las jubilaciones voluntarias de los años 2006, 2007 y 2008 suma alrededor de ocho mil partidas disponibles más. Total: 20 mil partidas que esperan ser ejecutadas lo más pronto posible. Y solo se han entregado mil...

A paso de tortuga (han pasado ya más de dos años desde que se inició este proceso) Raúl Vallejo, ministro de Educación, está adjudicando las 19 mil partidas restantes. Esto contrasta con su agilidad para someter a los maestros con nombramiento a una prueba de evaluación, que de no ser superada según los mecanismos establecidos unilateralmente, serán despedidos.

¿Será, acaso, que con los despidos de los maestros con nombramiento se quiere llenar las partidas disponibles? ¿Será que el Gobierno Nacional no cuenta con los recursos necesarios para otorgar, sin perjudicar a terceros, las miles y miles de partidas restantes?

Este podría ser el inicio de un revelador cuestionario, que podría mandar a su casa al Ministro de Educación y sus más importantes colaboradores.

Otro hecho polémico constituye las irregularidades en el proceso de Concurso de Méritos y Oposición para el ingreso al Magisterio. La Unión Nacional de Educadores (UNE) y el Frente de Lucha por el Ingreso al Magisterio (FLIM), por más de una ocasión han expresado su inconformidad, denuncias y exigencias al Ministerio de Educación, en relación al sistema que está implementando el Ejecutivo para hacer realidad el anhelo de miles de docentes de pertenecer al Magisterio Nacional.

Cuatro puntos básicos son los que necesitan ser establecidos, según la UNE y el FLIM, para que el proceso se transparente y agilite:

• La descentralización del proceso, que al momento se halla en manos del Ministerio de Educación, y el respeto a la Ley de Carrera Docente y Escalafón del Magisterio, en la cual la Comisión de Excelencia tiene la competencia de emitir nombramientos de acuerdo a los resultados obtenidos en el Concurso de Méritos y Oposición. • Cumplir con la responsabilidad que tiene el Ministerio de Educación de publicar la lista de los maestros ganadores elegibles, actualizada, completa y con transparencia a nivel nacional, en cada una de las provincias y con sus respectivos puntajes, ya que el Acuerdo Ministerial 067 permite la inscripción de todos los profesionales, sin distinción. • Los listados deben ser entregados a cada Dirección Provincial para viabilizar por medio de las Comisiones de Excelencia, que deben hacer la distribución de partidas de acuerdo a la necesidad de cada provincia, y a los maestros que tengan el mejor puntaje, según se establece en el Acuerdo Ministerial 438. • Transparentar el listado de las Instituciones Educativas Públicas a las que se asignan las partidas docentes, ya que hasta el momento se han detectado irregularidades e ilegalidades, como entrega de partidas a Instituciones Educativas que no existen, o la asignación de partidas a Instituciones Particulares, de las cuales se tienen pruebas por escrito.

Aunque usted no lo crea

Ejemplos concretos de los errores y ’horrores’ que existen dentro del proceso para poder ingresar al magisterio, son los siguientes:

“En la parroquia Atahualpa, en Habaspamba, se convoca a un Concurso para llenar 17 partidas en la Escuela 2 Agosto. Lo curioso es que esta escuela simplemente no existe; no hay ninguna Escuela 2 de Agosto en Habaspamba (lo constatamos personalmente). Lo inverosímil es que en la segunda rueda (segundo llamado a Concurso), también aparece otra vez esta famosa escuela, con más partidas para ser adjudicadas. ¿Un doble error? ¿Dónde fueron a parar estas partidas, que fueron otorgadas a pesar de que no existe la escuelita?”, señala Luis Heredia, presidente del FLIM de Pichincha.

“Otro ’error’ puntual: en el Internet se promocionan 10 partidas para la Escuela Julio María Matovelle, ubicada en el sector de El Quinche. Cuando vamos a conocer el establecimiento para dar las pruebas prácticas, el rector de la escuela casi se cae para atrás, al ver llegar a tantos aspirantes: ¡Julio María Matovelle es una escuela unidocente! De nuevo, las mismas preguntas: ¿a dónde, para quién, van a parar estas partidas?”, afirma Heredia.

Según las autoridades competentes, hay 37 000 personas elegibles dentro de la primera rueda de aspirantes (elegibles son quienes han cumplido con el proceso total que exige el Ministerio para ser candidato al magisterio: someterse a pruebas de pedagogía, de lógica verbal, de especialidad y de clase demostrativa, y quienes han sido calificados meritoriamente por la presentación de su carpeta), de un total de 60 mil postulantes.

Sin embargo, otra irregularidad constituye que dentro de las 37 000 personas ’elegibles’ existen aspirantes de toda índole; es decir, de otras profesiones, amparados en un contradictorio Acuerdo Ministerial 067. La Ley es clara al respecto: sólo puede ser parte del Magisterio Nacional quien tenga el título en docencia. ¿Cómo va a resolver este pequeño gran inconveniente el Ministerio de Educación? Esta sería otra pregunta dentro de cuestionario revelador que tendrá que contestar el Ministro Raúl Vallejo.

“Me pregunto: si todavía no termina esta primera rueda para el ingreso al magisterio, y si además el proceso está muy cuestionado, cómo es que ya están inscritos para la segunda rueda más de 14 mil aspirantes, con el aval del Ministerio”, interroga Heredia.

Un Frente que resiste

El Frente de Lucha por Ingreso al Magisterio, FLIM, es una organización fraterna a la UNE, que a nivel nacional cuenta con diez mil afiliados.

A nivel de Pichincha, los docentes del FLIM se están capacitando constantemente por medio de la Universidad Central del Ecuador, al tiempo que trabajan por contrato o particularmente.

“Nosotros no queremos ninguna partida que surja del despido de nuestros compañeros docentes de nombramiento, con el famoso proceso de las pruebas de evaluación. Tomamos esta posición por solidaridad y dignidad. Nosotros queremos que las 12 mil partidas que Correa creó, más las ocho mil de desdoblamiento, se ejecuten con transparencia, en un proceso honesto y lo más rápido posible; los del FLIM creemos en nuestras capacidades intelectuales y sociales para aspirar al magisterio”, asevera Luis Heredia, presidente del FLIM – Pichincha.

En este último tiempo se formó el Frente de Educadores Alfaristas, que pertenece a Alianza País, que aglutina a docentes que también quieren ingresar al Magisterio. “Muchos compañeros nos han dicho que se van al partido de gobierno porque aquí, en el FLIM, no tienen resultados inmediatos. Ellos están seguros de que van a entrar al Magisterio dada la coyuntura política. Hace dos años conversamos con Héctor Vallejo, en ese entonces director provincial, y nos dijo de frente: ’aquí tiene que entrar la cuota política de Alianza País, y lo que sobra será para los compañeros del FLIM’. Esperemos que todos tengamos las mismas reglas del juego, y las mismas oportunidades”, finaliza Heredia.

Unidos como un puño, firmes con la razón

El Consejo Nacional de la UNE, reunido el 19 de mayo en Guayaquil, ante la presencia de centenares de delegados de todo el país, analizó la posición del Gobierno Nacional, en especial de su Ministerio de Educación, respecto al Sistema de Evaluación que pretende realizar a los maestros.

uego de un debate altivo, con espíritu crítico y con argumentación intelectual y social, el Consejo Nacional de la UNE resolvió sostener su rechazo al Acuerdo 025 (referente al Sistema de Evaluación), por considerarlo atentatorio contra los derechos constitucionales y laborales de los docentes, y porque afecta a su estabilidad de trabajo y a su Escalafón de Carrera Docente.

Además se ratificó un proceso de movilización nacional de todo el magisterio y el apoyo a los docentes de la región Costa, que se acogen al Derecho a la Resistencia (estipulado en el Art. 98 de la Constitución), y que se declaran en rebeldía ante las pruebas de evaluación.

El Consejo Nacional también solicitó que se respete lo establecido en el Art. 346 de la Constitución, que exige la conformación de una institución pública con autonomía, que ejecute un sistema de evaluación integral, interna y externa.

Los docentes, en forma unánime, rechazaron los improperios del Ministro de Educación, Raúl Vallejo, hacia los docentes y su organización, la UNE, que se mantiene firme y unida en todas las provincias del Ecuador.

Un hecho positivo constituyó el inicio de una campaña a nivel nacional para informar a la comunidad educativa acerca de la posición y los argumentos de la UNE para oponerse al Sistema de Evaluación propuesto desde el Ministerio: “Hemos hecho gestiones con organizaciones fraternas, como la Asociación de Directores de Escuelas y Jardines, con la Asociación de Rectores, con la Asociación de Supervisores, con la Asociación Nacional de Técnicos - Docentes, con los Institutos Pedagógicos, con las Facultades de Filosofía, para difundir nuestra posición democrática, digna y soberana respecto a cómo debe ser una verdadera evaluación, que beneficie a todos, y para discutir la serie de mentiras y calumnias dichas por Raúl Vallejo, en relación a que los maestros somos mediocres y que le tenemos miedo a la evaluación”, manifestó Jorge Piedra, presidente de la UNE de Pichincha.

La UNE está consciente de que esta evaluación es parte de una política de persecución y amedrentamiento hacia los docentes críticos, solidarios y con sentido social. La despolitización de la UNE es un objetivo claro del neoliberalismo, que anteriores gobiernos no lo han conseguido por la posición férrea y unida de esta organización gremial, la más grande, importante e influyente del Ecuador.

El Ministerio de evaluación también será calificado

Ante el juzgamiento parcializado e irresponsable que hace el Ministerio de Educación hacia los maestros, los docentes someterán a esta cartera de Estado, y en especial a su Ministro, también a una evaluación: “Nosotros vamos a implementar una campaña de juzgamiento al Ministerio de Educación; efectuaremos una votación a nivel nacional, en la cual participarán alumnos, padres de familia y docentes para juzgar la acción del Ministerio en estos dos años; le preguntaremos a la comunidad educativa si piensa que el Ministerio de Educación ha cumplido con dotar de infraestructura a los planteles educativos; si ha pagado y capacitado dignamente a los maestros; si ha entregado con la celeridad las 12 mil partidas que prometió, entre otras preguntas. Será una campaña a nivel nacional”, señala Jorge Piedra.

Capacitación constante

En el caso de Pichincha, los maestros entrarán a un proceso de actualización docente, que se efectuará la última semana de junio y durante todo julio y agosto, en temáticas como metodologías, filosofías y pedagogía de la educación. El objetivo no es enfrentar la evaluación mecanicista del Ministerio de Educación, sino desarrollar argumentos e ideas que se encaminen a la realización de un Tercer Congreso Pedagógico Nacional, en el que participen padres de familia, alumnos y maestros del sistema educativo.

“En esta coyuntura por el tema de la educación, de lo que se trata es de una confrontación de ideas al interior de la corriente de cambio, que permita que el sistema educativo sea el gran ganador, pero alrededor de un proceso de sinceramiento de la realidad del Sistema Nacional de Educación Pública. Esperemos que el presidente de la República, que recibe a una serie de sectores, entre ellos a los banqueros y a los de las cámaras de la producción, también reciba a los maestros debidamente organizados en la UNE; pero en lo que lleva de mandato Rafael Correa, se ha negado a recibir al magisterio, para escuchar nuestras razones, primero por el tema salarial y segundo acerca del tema de la evaluación; esperamos, por el bien del país, que sueña con uan verdadera transformación social, que esta situación cambie”, sentencia Jorge Piedra.