Durante los días 28 y 29 de julio de 2009, la policía iraquí expulsó por la fuerza de la base de Ashraf a más de 3 000 miembros de los Mudyahidines del Pueblo (Mujahedin al-Khalq) [1] que se habían atrincherado allí. Los combates dejaron 13 muertos y numerosos heridos. 36 personas se reportaron como desaparecidas.

Al solicitar la atención de los medios de prensa occidentales, la oficina de los Mudyahidines del Pueblo en París [2] presentó la operación como una exigencia iraní a la cual se sometió el gobierno iraquí del chiita Nouri al-Maliki. La organización acusó además a la Cruz Roja Internacional de complicidad pasiva con las autoridades de Irak y de Irán.

En realidad, la decisión de acabar con los Mudyahidines del Pueblo fue tomada en Washington como consecuencia de un estudio de la Rand Corporation. El estudio establece a la vez el carácter criminal de la organización (que sirvió de contratista para garantizar la represión contra los movimientos chiítas y kurdos en Irak en tiempos de Sadam Husein) y su estructura sectaria (culto religioso a los esposos Rajavi e imposibilidad de sus miembros de renunciar a ese culto). Pero lo más interesante es que el estudio de la Rand Corporation afirma que los Mudyahidines del Pueblo –convertidos en expertos de la desinformación– lograron engañar al Departamento de Defensa al extremo de obtener la protección directa de Donald Rumsfeld sobre la base de una serie de mentiras [3].

Una versión pública del informe fue dada a conocer por la Rand Corporation bajo el título The Mujahedin-e Khalq in Iraq. A Policy Conundrum (Los Mudyahidines del Pueblo en Irak, un enigma político) [Ver el documento adjunto al final de esta página]. Se trata sin dudas de la mejor referencia sobre el tema.

La Red Voltaire no ha logrado obtener la versión clasificada de ese documento. Al parecer, este contiene además un estudio de las falsedades que los Mudyahidines del Pueblo entregaron al Departamento de Estado desde el año 2003 sobre el supuesto programa nuclear iraní de carácter militar, informes que en su momento llenaron de alegría a los neoconservadores pero que fueron enteramente invalidados por las posteriores investigaciones del Director de la Inteligencia Nacional, el almirante Mike McConnell [4].

Parece que el fracaso de la «revolución verde» en Irán acabó por inclinar la balanza en Washington. Esta última operación se había preparado, efectivamente, con los Mudyahidines del Pueblo, quienes recrudecieron los atentados durante la campaña presidencial iraní y organizaron sangrientas provocaciones durante las manifestaciones. Después del fiasco era conveniente deshacerse de los colaboradores incompetentes y borrar, al mismo tiempo, las pruebas de dicha colaboración.

===

[1] «Les Moudjahidin perdus», por Paul Labarique, Réseau Voltaire, 17 de febrero de 2004.

[2] La secta dispone de un cuartel general en la región de París. Por recomendación de Yves Bonnet (ex director general de la seguridad francesa, los servicios secretos franceses creen tener en los Mudyahidines del Pueblo una fuente de información confiable sobre la política iraní.

[3] «Richard Perle soutient les Moudjahidin du Peuple», «Une campagne pour réarmer les Moudjahidines du peuple», «Le Jundallah revendique des actions armées aux côtés des Moudjahidines du Peuple», Réseau Voltaire, 2 de febrero de 2004, 26 de enero de 2007, 13 de junio de 2009.

[4] «Washington decreta un año de tregua global », por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 3 de diciembre de 2007. «¿Por qué McConnell publicó el informe sobre Irán?», Horizons et débats, 17 de diciembre de 2007.

Documentos adjuntos


The Mujahedin-e Khalq in Iraq. A Policy Conundrum (version publique du rapport de la Rand Corporation).


(PDF - 923.4 KB)