“Combatir por un mundo en el que la palabra sea más que un convenio por el cual todos dicen lo permisible, esa es la consigna de Judith Bonilla: ella sabe que lo cotidiano es una camisa de fuerza en la que el ser humano acomoda el continente perecible de su ser y, por lo mismo, el significado de las palabras devienen en cuenta gotas hacia el vacío”

Esto lo afirma el Poeta Hugo Jaramillo, en la presentación que hace del libro “Amanecí Guerrera”, de la poeta ambateña Judith Bonilla, con el que ganó el Primer Premio en los Juegos Florales de Ambato, 2008.

Con esta entrevista OPCION, quiere hacer partícipe a sus lectores, del pensamiento y las inquietudes, de esta escritora, hasta hoy anónima, a pesar de haber escrito diez libros de poesía.


- ¿Quien es Judith Bonilla?

- “Judith es una persona completamente simple, sencilla, porque cuando se ha tenido la oportunidad de vivir en el campo, de corretear a las tórtolas, a los mirlos y a los gorriones, cuando se ha admirado el nacer de las semillas, el pequeño ojito, el pequeño tallo, te das cuenta que tienes que ser simple y sencilla como ellos. Judith es la persona que siente y vive lo que pasa a su alrededor, una persona que vibra con la sonrisa o la mirada de un niño o de un anciano. Cuando sale el sol y me abriga en las mañanas, cuando miro a un niño que está vendiendo caramelos, que se expone en la calle, me alienta el deseo de decir, caramba ¿quién soy yo?

- ¿Desde cuándo escribes poesía?
- “Escribo poesía desde la escuela, desde cuarto grado, cuando me dio la oportunidad de escribir una maestra, de la cual hasta ahora recuerdo su nombre con cariño: Georgina Mesías de Lalama, ella me decía que yo tenía linda letra y me pidió que hiciera una composición sobre las vacaciones que había pasado; yo escribí, pero resultó que lo que hice no era una redacción sino una poesía, que todavía la guardo; desde entonces comencé a escribir pero no me animé a leer a nadie lo que había escrito, porque me parecía que la poesía es tan intima que solamente pertenece a quien la escribe. Sin embargo siempre estuve involucrada en encuentros poéticos; me acuerdo que alguna vez en Ambato, con un grupo de amigos nos dedicamos a seguir a varios poetas, entre ellos Hugo Jaramillo, Euler Granda, Humberto Vinueza y a otros famosos poetas de entonces, les seguíamos a Riobamba y a otros sitios en donde ellos hacían recitales, a mi me gustaba oírlos decir su poesía y pensaba que yo también algún día leeré mi poesía”.


- ¿Haz publicado algún libro?

- “Hasta ahora no he publicado nada, pero tengo diez libros inéditos; guardados en un cajón con el temor de que se me pierdan o les suceda algo. Además no he encontrado alguien que me diga: “Judi, publiquemos”, a pesar de que tengo ya diseñados algunos de mis libros, puesto que también me gusta dibujar. Además, quisiera publicar para que sepan que yo tengo algo que decir, que sepan lo que me pasa, lo que yo tengo en el corazón; me imagino que cuando escribo, pinto o dibujo, estoy con el público, con los niños, con los grandes, haciéndoles sentir mis locuras, las cosas que tengo en la cabeza”.

-¿Por qué no has publicado?
- “Primero por descuido y luego por no haber tenido el dinero necesario. Sin embargo, con motivo de la Bienal de Poesía en los Juegos Florales de Ambato 2008, se dio esa posibilidad: publicaron mi poema “Amanecí Guerrera”, que fue el ganador del Primer Premio, junto a los poemas de los otros participantes premiados. Esta publicación la hizo la Casa de la Cultura “Benjamín Carrión”, Núcleo de Tungurahua”.

-¿Pero no te parece que es absurdo, escribir tantos libros para tenerlos guardados en un cajón?
- “Exactamente, yo me he puesto a pensar para qué he escrito varios libros, si los tengo guardados. Con esta inquietud alguna vez fui a donde Hugo Jaramillo y le dije que quisiera publicar mis libros pero que no sabía cómo hacerlo. Hugo, me pidió unos originales y le entregué mi poemario “Amanecí Guerrera”; a los dos días Hugo me trajo el libro editado, en un hermoso formato, diseñado por él y con una bella portada, pero, naturalmente, era solo un ejemplar, el original, que me he propuesto hacerlo reproducir para difundirlo”.

-¿Por qué te inclinaste por la poesía?
- “No es solamente poesía lo que escribo; tengo cuentos e inclusive me gusta dibujar y pintar. Además tengo una novela que está terminada pero que hay que revisarla, inclusive he escrito cosas para niños, relatos, historietas y adivinanzas. También he escrito teatro, una pieza mía la presenté al Concurso que organizó el Ministerio de Cultura, es una obra dramática que tiene doce personajes. Es decir no es solamente la poesía, pero ella es la preferida porque es la que más me llega, como que con la poesía puedo defenderme más”

- ¿Qué te hizo participar en la Bienal de Ambato?
- “Fue una casualidad, pues yo ni siquiera presenté mi poesía al concurso; un amigo, el Ingeniero Rafael Rodríguez, me pidió que le diera unos poemas para leerlos. Le di los poemas, él los leyó y sin consultarme los envió al concurso. Cuando me llamaron para que vaya a retirar el premio yo pregunté: ¿Premio de qué? Y mi sorpresa fue que había ganado los Juegos Florales de Ambato 2008. Yo nunca había participado en un concurso, porque no creía en ellos, pero a mi amigo se le ocurrió mandar mis poemas a los Juegos Florales, con el pseudónimo de BOCA, síntesis de mis dos apellidos: Bonilla : BO y Candelero: CA. El hecho de haber ganado el primer premio y el asistir a la entrega de los premios para mi resultó una increíble sorpresa”.