El diario Buenos Aires Herald cambió de dueños en diciembre de 2008 y sus oficinas fueron trasladadas a la sede de Ámbito Financiero en febrero de 2009.

A pesar de que el acuerdo salarial de 2008 había vencido el 1º de enero de 2009, los trabajadores de prensa del Buenos Aires Herald esperaron hasta marzo para presentar el pedido de apertura de paritarias para este año.

Sin embargo, la respuesta de la empresa fue una negativa reiterada a tratar el tema.

En julio, los trabajadores de Prensa volvieron a solicitar un diálogo, esta vez ante el Ministerio de Trabajo.

Algunos de los reclamos planteados incluían una recomposición salarial del 25% retroactivo al 1º de enero, el aumento en las tarifas por colaboraciones, la restitución del refrigerio y cena y otras modificaciones de las condiciones de trabajo.

Al cabo de varias audiencias en el Ministerio, y en un contexto de alta inflación (con negociaciones paritarias ya concluidas por muchos otros gremios) los trabajadores del Herald se encontraron con que la propuesta de la empresa fue de una suma fija de $200 no remunerativa retroactiva al 1º de agosto.

En consecuencia, la Asamblea de los trabajadores de prensa del Buenos Aires Herald, celebrada el 4 de septiembre, decidió por unanimidad rechazar la oferta de la empresa por ser a todas luces insuficiente e instar a la empresa a tratar en la próxima audiencia, con la seriedad que las circunstancias reclaman, la recomposición salarial y los otros puntos mencionados. La Asamblea decidió asimismo declararse en estado de Asamblea Permanente.