La UTPBA y los delegados de la Agencia denunciaron además, ante el Ministerio de Trabajo, medidas intimidatorias y represalias que la empresa dispuso hacia los trabajadores en lucha; entre ellas el recorte discriminatorio de horas extras que afecta directamente el deteriorado ingreso de los trabajadores y sus familias.