¿Qué necesidad había en Reniec de convocar, con apenas cuatro semanas de diferencia, un proceso, pero, y lo que es peor, darle buena pro en setiembre, a la misma empresa desechada en el suceso que fue declarado desierto en julio? La historia ha sido contada ya y basta con leer: Reniec: US$ 4’332,186.68 a única postora: NDC Perú Office-Digi Sign http://www.voltairenet.org/article1... para adquirir claro conocimiento de cómo se asesina a la lógica en el país y cómo nadie se toma la molestia de explicar que un evento de Reniec pase de US$ 3 a 5 millones, se le llame de menor cuantía y en el colmo de conveniencias, se eliminen a los otros dos postores, GMD y Cosapi.

¿Será que alguien se va o quiere asegurar algún billete, parte del convenio perenne que caracteriza al Perú como un país de prisas apuradas? No es todo. El silencio marca el comportamiento habitual de la institucionalidad general. Ningún precarísimo integrante del Establo de Plaza Bolívar se atreve a cuestionar lo que en sus barbas ocurre en Reniec. Deben tener sus razones o sinrazones, no obstante esa tara, ¿con qué derecho, quienes lo único que debieran hacer es inquirir, aplican grapas de acero a sus tan cacareantes bocas cuando de otras fruslerías sí es “pertinente” pronunciarse? El desparpajo de “celebrar” un aniversario más de su existencia es un hecho que grafica de qué modo se gasta el dinero del pueblo.

En La sociedad silenciosa, 10-9-2008, http://www.voltairenet.org/article1... escribí:

“Eunuca y malhadada, la sociedad silenciosa se refocila y retoza con miserias, evita los grandes temas del debate nacional y repite monsergas de hace 40 años. ¡Cómo si la historia no castigara a quienes no aprenden de sus errores! ¡Y hoy vamos camino al abismo desorientado porque ningún alud de efímeras coyunturas económicas nos va a sacar del fondo sucio de trampas y cohechos que una vez consumados sólo entran en erupción en millones de quejas. Y de resignación, letanía que fue inventada aquí.” Tal pareciera que el cáncer de la repetición persiste recurrente.

Para pelear contra atavismos corruptos bien vale la pena recordar lo que se dijo en La sociedad desmemoriada, 15-9-2008, http://www.voltairenet.org/article1... :

“Por tanto a cualquiera de esos rufianes que suelen robar al estilo tradicional que tropas de ujieres que tejen habilosamente decretos, leyes, concesiones, contratos, licitaciones con nombre propio o dedicatoria tácita, se les reputa como ciudadanos capaces de ir en la cosa pública cuando su destino natural y vitalicio debía ser la cárcel. La sociedad silenciosa es incapaz de espetar su real título al caco y su frágil memoria ya no recuerda cómo se enriqueció y a quiénes perjudicó en su atrabiliaria carrera de piraña con saco y corbata.

El matrimonio de la sociedad silenciosa y desmemoriada no parece un hecho fortuito. ¡De ninguna manera! Se la alienta en todos los miedos de comunicación que desinforman y deforman contenidos, de repente porque un diario lo dice, la expresión obtiene “consagración” porque otro lo repite. No son los jueces ni las leyes actuadas meticulosa e imparcialmente las que dictaminan sobre los delitos, son los miedos de comunicación que determinan quién es y quién no es hampón. Y se da el caso que los lobos gritan: ¡al lobo, al lobo! ¿Quién moraliza a los moralizadores?”

Muy bien, las dos premisas de la sociedad silenciosa y desmemoriada ratifican su deprimente presencia en la contemporaneidad del Perú: a ningún medio de comunicación inquieta que se llame de menor empaque o envergadura, un proceso que de US$ 3 pasa a US$ 5 millones de dólares. Tampoco que con una celeridad envidiable, en apenas cuatro semanas, se llame a justa a otros postores, se descalifique a dos firmas muy grandes y se declare ganadora a NDC Perú Office-Digi Sign, la mismísima que fue postora única y en un concurso que Reniec declaró ¡desierto! en julio. Repárese que el propósito para una central digital de DNIs que no vale más de un millón y medio de dólares, ha sido en setiembre el mismo que en julio con la pequeña diferencia de US$ 3 a 5 milloncitos.

Más aún. Las supuestas bondades, que las debe tener, dudosamente en la magnificencia adulona que regalan los titulares de medios de comunicación miopes para la crítica y feraces para el elogio, de la digitalización en Reniec no podría ser cuestionable en dinámicas diáfanas y que no se llamen de “menor cuantía”. ¿En qué país del mundo –o el universo entero- 5 es menor que 3?

Sigo sin entender ¿con qué afán el jefe de la Reniec ha permitido esta prisa apurada reciente en su institución? ¿acaso no conoce de la misma? Habría que darle el beneficio de la duda, aunque todos saben cómo él se consagra a su liderazgo. De repente y en procura de la calidad total, así se explican los múltiples viajes al exterior que emprendió el señor Ruiz Botto, en primera y en los últimos ocho años. El abogado y ex policía, está por jubilarse, además ya lleva casi un decenio al frente de la entidad electoral, años más o años menos, casi el mismo lapso que ostenta su periplo activísimo de viajes. Hay coincidencias absolutamente fortuitas.

Perú: país de las prisas apuradas

¡Atentos a la historia, las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder, el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Rompamos el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

¡Sólo el talento salvará al Perú!

Lea www.voltairenet.org/es hcmujica.blogspot.com Skype: hmujica