Ministerio Público del Callao acaba de abrir investigación a la doctora Dora Carhuamaca por presunto delito de prevaricato.

http://www.diariolaprimeraperu.com/...

DETALLE

Lo que dice el Código Penal. El artículo número 3 del Código de Procedimientos Penales dice: “Cuando en la sustanciación de un procedimiento civil aparezcan indicios razonables de la comisión de un delito perseguible de oficio, el juez dará conocimiento al representante del Ministerio Público para que entable la acción penal correspondiente. En este caso, el juez suspenderá la tramitación civil, siempre que juzgue que la sentencia penal puede influir en la que debe dictarse sobre el pleito civil…”. Es decir cuando hay un proceso penal (usurpación y otros), sobre uno civil, el primero prevalece y suspende los efectos del segundo. Esto no ofrece dudas ni dobles interpretaciones.

¿Recuerdan que “Correo” inventó que este diario estaba acusando por puro amiguismo a una jueza proba en el caso del desalojo del módulo de venta de artesanías del aeropuerto? Pues bien, la Oficina de Control Interno del Ministerio Público del Callao acaba de abrir investigación a la doctora Dora Carhuamaca por presunto delito de prevaricato. Aquí nuevas revelaciones sobre el caso.

El 19 de febrero de 1996, dos alegres parejas abordaron el vuelo de United Airlines con dirección a Estados Unidos. El simpático grupo estaba integrado por los abogados Luis Gilberto Vargas Valdivia y su esposa María del Rosario Matute Llaves, y Enrique Fernando Ramal Barrenechea y su esposa Elizabeth Alicia Matute Llaves. El 28 del mismo mes, los cuatro chequearon su regreso de Estados Unidos en el aeropuerto Jorge Chávez. Es decir se fueron y regresaron juntos como corresponde a un tour en familia.

¿Qué tiene de extraño este viaje de vacaciones de dos hermanas con sus respectivos cónyuges? En 1996, probablemente nada. El problema es que hoy en día el doctor Vargas Valdivia, famoso como ex procurador anticorrupción contra Fujimori, y tal vez menos conocido como patrocinador de empresas que hicieron buenos negocios en época de Fujimori, defiende los intereses de la concesionaria del aeropuerto Jorge Chávez, LAP, en diversas causas, entre ellas, en un proceso de desalojo contra la empresa Cexport Exclusive que vende artesanías peruanas en el espigón internacional. Y su concuñado el doctor Ramal Barrenechea es vocal supremo en la Corte del Callao y el encargado de presidir la sala que verá la apelación de este caso, el que deberá dictaminar si los argumentos de su pariente tienen la razón.

Esta insólita situación se ha producido, porque luego de observarse la presencia de una persona relacionada con el abogado de una de las partes dentro de la composición de la sala, los otros dos miembros declararon que reiteraban “toda su confianza” en Ramal, como si ellos fueran los interesados, ante lo cual el vocal cuestionado anunció que se quedaría en su puesto, imaginando que se trataba de una votación.

Obviamente este es un gran contrasentido, que no puede seguir adelante sin invalidar la totalidad del proceso. Mucho más, en un momento en que por vía paralela se ha empezado a tambalear la resolución de primera instancia dictada por la doctora Carhuamaca que ordenaba el inmediato desalojo del módulo conducido por Cexport.

Raúl Wiener Unidad de Investigación

Lo que está en juego http://www.diariolaprimeraperu.com/...

El Código de Procedimientos Penales no puede ser más claro: cuando en un proceso civil en trámite se denuncia la comisión de un delito y la jueza Dora Carhuamaca estima que hay razonables elementos para una acción penal contra alguno de los litigantes, la tramitación civil se suspende hasta que se resuelva la existencia o no de uno o más delitos.

LAP está enjuiciada desde 2001 por usurpación agravada y otros ilícitos, como consecuencia del intento de desalojo arbitrario y violento contra Cexport Exclusive, sin mediar disposición judicial, y atentando contra todas las normas posibles.

Estas razones expuestas explican por qué en nueve años LAP no ha podido sacarse de encima la tienda de artesanías como era su deseo, tal como ha quedado demostrado.

Y por qué la fiscal Eliana Ibérico de la Oficina de Control Interno ha encontrado sustento para someter a investigación a la jueza Dora Carhuamaca, por adelantarse a “resolver” lo que continúa pendiente en el ámbito penal. La maniobra de LAP y la “probidad” de la jueza han quedado así en el aire, en un cuento, en una ficción.

Y todo el cuentito aquel de que asumimos este caso por “amiguismo”, cuando aquí se quiere hacer prevalecer actos contra la ley y cuñadismos de distinto calibre.

Documentos adjuntos