No se si consciente o inconscientemente, algunos apristas que por su formación intelectual están comprometidos a ejercitar la cristalización conceptual de la realidad … lo hacen sin practicar la auto critica de sus propios “condicionamientos”, generados por las instituciones en que se formaron …

De ahí la explicación de sus silencios, de ahí el origen de sus temores, de ahí la distorsión de las realidades

Y de ahí sus limitaciones para adentrarse en el método aprista y desarrollarlo en la praxis social, y proyectarlo en el espíritu de las juventudes orientándolas en la tarea de definir sus identidades y desarrollarlas en simultaneidad creadora con el despliegue de una sociedad libre de los pesados lastres de una historia perversa que sólo perpetúa las miserias de su propia esclavitud …

Los rábanos (rojos por fuera, blancos por dentro), llevan en sus gibas las marcas de su auto flagelamiento con que se fueron distanciando del santuario doctrinario del aprismo, …

Unos apelan a una supuesta tradición aprista familiar. Otros son voceros de los muertos que no los pueden desautorizar,

Unos y otros se exhiben como “traicionados”;

Así justifican la cotidianeidad de los treinta denarios que reciben por sus defecciones hechas mercancías y puestas en el “mercado negro” para atender la demanda de los renegados y los descastados.

Son peligrosos pues se presentan como clérigos guardadores de la “verdad” que inventan, … presbíteros que sentencian prevaricadoramente sobre lo bueno y lo malo de la historia que no conocen y que nunca vivieron …

Desorientan a las nuevas promociones coloreando sombríamente el histórico pasado del aprismo y la ejemplar biografía de su fundador y de quienes formaron su entorno …

Trastocan los hechos … confunden las cronologías … apadrinan héroes de quincalla … acusan sin fundamento … confiscan ideas …. y dan cuenta de hechos que jamás vivieron y que jamás investigaron ….

¿Quiénes deben salirles al frente?:

Los compañeros, -trabajadores intelectuales-, que amparan sus expectativas en el aprismo adquieren el compromiso de desarrollarlo. Y hacerle frente a las nuevas configuraciones que asumen las instituciones que organizan desde perspectivas políticas, económicas, culturales y religiosas: la explotación del ser humano. Es su deber proponer los caminos de liberación … sin abandonar los fundamentos de nuestra particular IDENTIDAD CONTINENTAL. …

Es extraño invocar a Antenor Orrego como mentor intelectual y no desplegar sus ideas … Es chocante explorar los “Informes del Taller Antenor Orrego” y encontrarse con “noticias” y “columnas” que “pescan” en el “Cyber” … pueden ser interesantes pero también tendenciosas e incluso hasta devienen en propaganda sospechosa …

¿Por qué?

Uno espera hallar informes o estudios en torno a la obra del aprismo reflejando el resultado de una investigación; …

Uno aguarda encontrarse con dictámenes, diagnósticos, evaluaciones de hechos y realidades, de conceptos y teorías, todas originales por ser la consecuencia del debate, del análisis, de la contrastación de las propuestas del Apra con la realidad que vivimos, …

Nada de eso encontramos …

No dudo de la idoneidad de los compañeros … pero creo –y ojalá me equivoque- que sus lealtades oscilan entre: ....la demanda dogmática de las instituciones de las que proceden … y la propuesta democrática del Apra ….

Extrañamente sale triunfadora la primera … silenciada la segunda …

No es mi afán desacreditar a nadie … digo mi verdad … y si me equivoco … mil disculpas a los compañeros del “Taller Antenor Orrego” … me rectificaré si se demuestra lo contrario.