JPEG - 31.6 KB
Haiman El Troudi

El diario El Nacional en su edición del miércoles 24 de marzo 2010, saca de contexto mis notas y afirmaciones realizadas en el acto de presentación de mi nuevo libro “La Política Económica Bolivariana (PEB) y los dilemas de la transición socialista en Venezuela”. Me ponen a decir lo que yo no dije; han hecho un montaje muy refinado acomodando temas en función de su interés oposicionista. Hacen ver como si hubiera dado una entrevista que nunca se concedió.

Por medio de esta nota de desmentido público, ejerzo una réplica política y denuncio el montaje con la que pretenden enlodar mi talante revolucionario y socialista.

A continuación expongo cada una de las tergiversaciones de El Nacional.

Necesitamos al sector privado

Esta frase se pone fuera de contexto. Mi posición es: necesitamos la participación de todos los actores económicos (Estado, poder popular, trabajadores, cooperativas, y privados) para desarrollar las fuerzas productivas y superar el rentismo petrolero.

Los privados con vocación nacionalista tienen cabida en el modelo socialista bolivariano pero sujetos a condiciones: se subordinan a la planificación del Estado, se regula su margen de ganancia, producen para satisfacer necesidades sociales no para saciar su apetito de lucro, reparten sus utilidades con sus trabajadores y cancelan salario equitativo, son abiertos a la participación de los trabajadores en la gestión, asumen la responsabilidad social, el compromiso medioambiental, y acatan la constitución y las leyes, entre otras obligaciones.

Tuvimos un crecimiento que sólo privilegió a pocos sectores

Quieren hacer ver por medio de esta frase truncada y engañosa que nuestro gobierno bolivariano no ha favorecido a las grandes mayorías nacionales, y ocultan los extraordinarios avances en materia de aumento del empleo, disminución de la miseria, la pobreza y la desigualdad, y la elevación de desarrollo humano, etc., concretados por la revolución bolivariana.

En todo caso, mi posición es que además de continuar profundizado la distribución de la renta entre el todo pueblo venezolano, se deben corregir las distorsiones ocurridas en el 2004-2008, en el que el sector terciario de la economía: la banca, las aseguradoras, el comercio, y las telecomunicaciones, en términos del crecimiento del PIB, se favorecieron muy por encima del sector productivo nacional que genera bienes y servicios necesarios para satisfacer las necesidades sociales.

Más adelante continúan con su entramado de mentiras señalando: “El ex ministro de Planificación y Desarrollo dice que la reactivación de la economía requiere del sector privado…” “intolerancia e infantilismo izquierdista castrador”, etc. Todas frases extraídas con pinza del contexto integral abordado por en el libro.

No es la primera vez que este “medio” falsea la realidad. La semana pasada, reseñó la presentación de mi libro titulando “El Troudi dice que no hay un plan antiinflacionario”. Tengo las grabaciones de mi intervención, jamás dije eso, obviamente su agenda política es intentar enfrentar a los revolucionarios entre sí, y atacar por cualquier vía al Gobierno bolivariana que lidera nuestro Comandante Presidente Chávez; pero nuestro pueblo y su vanguardia saben reconocer la manipulación mediática y rechaza tales ardides.