Los interesados en informes e inscripción deben comunicarse a los teléfonos (011) 4786-4400 y (011) 15- 40294380, o escribir a los correos electrónicos [email protected]; o [email protected] .

Santiago Varela es documentalista, autor teatral, conductor de radio, guionista, humorista y también escritor. Desde 1993 escribe para la revista Acción y lleva publicados siete libros. Varela también fue redactor de los monólogos del programa de humor político “Tato de América”, conducido por el recordado Tato Bores, durante los últimos seis años del ciclo.

En una entrevista con la ANC, Varela habla acerca del comienzo de su nuevo taller, desarrolla cómo será y cuenta cómo ha sido su relación con el humor a lo largo de su vida.

¿Desde cuándo estás a cargo de este tipo de talleres?

- Estos talleres los hago, intermitentemente, desde fines de los años 90. Un par de veces lo hice en Rosario en forma de jornadas intensivas.

- ¿En qué consiste el taller?

-El taller consiste, fundamentalmente, en crear un ámbito amigable y distendido que permita a los participantes “jugar” con las palabras de todos los días, y permitirnos darles un sentido distinto. Básicamente consiste en utilizar las distintas herramientas que posee el humor (escrito y gráfico) para desarrollar la creatividad de los participantes. Si la realidad varía de acuerdo al cristal con que se mira, el humor es uno de esos cristales. Tiene que ver con la flexibilidad que podemos desarrollar para cambiar de lente. Lo contrario es la rigidez.

- ¿Qué tipo de humor aprende un alumno en tus clases?

- La idea no es que aprenda un determinado tipo, sino que saque y desarrolle el suyo propio. En el taller se habla y se muestran obras de humoristas reconocidos, se analizan y se comentan, pero lo hacemos más que nada como algo que nos causa placer. Las técnicas que utilizamos son del humor escrito y se trabaja también con el humor gráfico, pero sin necesidad de que los participantes deban dibujar (eso exige otras habilidades) Trabajamos con material gráfico ya impreso.

- ¿Cómo comenzó tu relación con el humor y la creatividad, y por qué decidiste dedicarte a eso?

- Mi relación con el humor comenzó de muy chico leyendo revistas y comics. Soy arquitecto y siempre disfruté del humor gráfico, sobre todo del de nuestros dibujantes. Como nunca pude dibujar bien, me dediqué a escribir. Y así se generó todo, primero en la revista Humor, luego en TV como guionista de Tato Bores… y bueno, todavía seguimos…