JPEG - 21.9 KB

Las propuestas antiuniversitarias y antidemocráticas del Rector Samaniego fueron derrotadas el pasado jueves 13 de mayo en la reunión del Consejo Nacional de Educación Superior CONESUP) -en primer término- y posteriormente en la Comisión Jurídica del mencionado Consejo, en la ciudad de Guayaquil.

El CONESUP, por unanimidad, resolvió rechazar el proyecto de Ley de Educación Superior aprobado en la Comisión de Educación Superior de la Asamblea Nacional, por considerarlo atentatorio contra la Autonomía y los derechos de los estudiantes, docentes, empleados y trabajadores. Proyecto de ley auspiciado por Rafael Correa y Edgar Samaniego.

Por otro lado la Comisión Jurídica ratificó el informe del Procurador (E) del CONESUP, Dr. Reinaldo Valarezo, para que, como condición para aprobar el Estatuto de la Universidad Central del Ecuador, se tomen en cuenta las 4 observaciones que son importantes en la vida universitaria y que garantizan el derecho pleno de participación de los organismos que conforman la Universidad Central.

Tomando en cuenta que los estudiantes, trabajadores, maestros, cuentan con un respectivo gremio que los represente y que durante décadas han sido protagonistas en la toma de decisiones que han marcado el camino de la academia, como primer punto la comisión jurídica planteó que se tome en cuenta la participación de los representantes de los gremios con voz y voto en el Consejo Universitario, pues en el estatuto presentado por Edgar Samaniego se elimina este derecho.

Dentro de las observaciones se advierte que el Rector no debe centralizar la conducción de varias dependencias y unidades por el simple hecho –y manía- de reñir con los criterios de administración moderna y los principios de descentralización, desconcentración y delegación.

La Comisión Jurídica recomendó que los Colegios Anexos no deban estar bajo la dependencia del rectorado, pues la administración de estos no es parte de sus funciones específicas.

Además, se agrega que el nombramiento de los docentes no es potestad del Rector y se plantea que la designación de cada uno de ellos se la realice con un concurso previo de merecimientos y oposición y no directamente como se plantea en el proyecto de estatuto.