La ciudad de Cochabamba, es la capital del departamento de Cercado es la tercera ciudad en importancia económica de Bolivia, se encuentra en el centro del país, en el valle del mismo nombre en medio de la cordillera de los Andes.

Tiene una población aproximada de 1.197.072 habitantes, considerada como la capital de los valles de Bolivia, posee una tierra fértil y productiva Cochabamba,está rodeada por campos de cultivos y valiosos vestigios preincaicos e incaicos y conserva su semblante colonial.

En esta gran ciudad se realizó la Conferencia Mundial por el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, del 19 al 22 de abril de este año, con una gran acogida en la comunidad internacional y local. Jorge Mancilla Torres, conocido periodista, poeta, humorista y político, actual embajador del Estado Plurnacional de Bolivia en México, opina que esta efervescencia es típica de Bolivia, ya que Cochabamba es la cuna del agua, “aquí se dio la guerra por el agua”, cuando se privatizó la riqueza de Bolivia, a pesar del fragor neoliberal,de la globalización; la empresa franco- suizo que compró la administracióndel agua en Cochabamba, que es la capital del Agua, del verde y del sol, fortín de los bolivianos; y pretendía vender el agua de la lluvia, de los ríos, más, la rebelión cochabambina fue extraordinaria, fue ejemplar y no se permitió tal atraco.

Mancilla Torres, cuenta que Cochabamba es considerada como el granero de Bolivia, desde la época de la colonia o antes, y mira a esta ciudad como la tierra de la “buena vida”, “es la vertiente del país”, dice, “es el ideal de los bolivianos de las alturas de Oruro, de la Paz, de Potosí, de 3.500 o 4.000 metros de altura, llegar a Cochabamba vivir y si es posible morir aquí. Para qué vivir en las ciudades de 3500, 4000 metros de altura, solo porque los españoles vinieron y fundaron esas ciudades, ahí está el oro, ahí está la plata, y el frío de la nieve, la violencia del clima, Cochabamba es el paraíso y meta final”. De origen humilde, este periodista, cuenta que su infancia y juventud las vivió entre las minas del señor Patiño, y el llamado rey del estaño; sin ser cochabambino,econoce la calidez de esta tierra y de su gente, además, cuna de grandes artistas como los Kjarkas.

A pesar de sus años, con firmeza menciona “de Cochabamba ahora sale la voz, no de protesta, sino de decisiones; la cumbre climática es un llamado para concientizarnos, el mundo se está cayendo, estamos en la etapa de la instrumentación, porque tanto veneno, tanta polución, tanto smog, tanta privatización, tantas cosas que ha hecho el capitalismo en nuestro planeta, es hora de decir ¡ya basta!; porque más vale activos hoy que radiactivos mañana”.

En el mundo se acuñó la frase Otro Mundo es Posible, y la cumbre de Cochabamba es un buen comienzo, es una demostración de que es posible un buen clima, de que es posible ver a los pollos, a los cerdos, a las vacas alimentarse con lo que deben y no con los químicos, no inflados, menciona.

Mancilla Torres defendió el discurso del presidente Evo Morales, pues el mundo reaccionario y la derecha le insultan porque, según ellos, atacó a los pollos y a los homosexuales, y no es tal cosa, dice él (Evo) se refirió a las transnacionales al pollo del MC Donald, al pollo inflado, pues vemos en los países desarrollados como se logra un pollo de varios kilos en cuestión de dos o tres semanas, “porque se los mete químicos, se les impide moverse”.

En América Latina todavía se puede comer pollo que se alimenta de grano natural, esta es la ventaja del subdesarrollo, aunque suene a paradoja, pues hay pueblos que por estar en esas condiciones, aún están en estado puro, en estado natural.

Jorge Mancilla Torres, también conocido como Cocomanto, enfrentó a través de la sátira a la dictadura fascista del Gral. Hugo Banzer que gobernó a Bolivia de 1971 a 1978. Este periodista sostiene que “el humor es la mejor forma de enfrentar a las “dicta-suaves, o dictaburlas”, como él califica a las dictaduras, a la vez que contribuye a sobrellevar las tiranías y sus sangrientas temporadas arrancando una sonrisa del pueblo reprimido”.

Cocomanto, reconoce al pueblo boliviano como humorístico por excelencia, “y mi trabajo sólo reflejaba ese sentir, a través de la fustigante “la Olla de Grillos” que se difundió en los periódicos o los programas radiales en los años 70. Debido a las represalias estuvo en calidad de exiliado desde 1971 en Perú.Desde 1980 viajó a México, donde decide radicarse y trabajar como periodista, durante estos años.

En 1987 escribió, tal vez, la primera poesía ambientalista, inspirada en el río más grande y de aguas cristalinas en la Paz, el Choqueyapo, sobre el cual se construyó la capital, luego de años de saqueo del oro y de contaminación;ahora ese río es un cadáver, es un basural.

Funeral del Río Choqueyapo Están enterrando el río, su lecho es como un panteón, de plástico su mortaja, de óxido su corazón;, una corona de trapos y unas flores de papel, le han dejado al Choqueyapo la retama y el laurel; agua que no has de beber déjala correr, déjala para la sed del que va a nacer.