El acuerdo -el primero suscripto en años con la Editorial ante el Ministerio de Trabajo-, fija además en 3000 pesos el piso salarial, lo que significa aumentos de hasta el 50 % en algunos casos.

Por otra parte se acordó un cronograma, de enero a diciembre de 2010, para incorporar a 28 trabajadores que estaban fuera de convenio al plantel del personal efectivo de prensa. La propuesta fue aprobada por la Asamblea de trabajadores realizada por la UTPBA en el histórico edificio que la editorial posee en la calle Azopardo.