JPEG - 28.1 KB
Gabriela Shalev

Cartas idénticas dirigidas al Secretario General y al Presidente del Consejo de Seguridad por la Representante Permanente de Israel ante las Naciones Unidas

Me dirijo a usted para señalar a su atención una cuestión de actualidad en el Oriente Medio que podría afectar la paz y la seguridad de la región.

Al parecer, un pequeño número de buques tiene previsto partir del Líbano y dirigirse a la Franja de Gaza, que se encuentra bajo control del régimen terrorista de Hamas. Los que organizan esta acción dicen que desean romper el bloqueo impuesto a Gaza y proporcionar asistencia humanitaria a su población, pero la verdadera naturaleza de sus actos sigue siendo dudosa. En marcado contraste con las intenciones que proclaman, los organizadores de esos viajes han declarado en repetidas ocasiones a los medios de comunicación que desean ser “shahids” (mártires). Además, existe un posible vínculo entre los organizadores y el grupo terrorista Hizbullah. El 4 de junio de 2010, el Secretario General de Hizbullah, Hassan Nasrallah, concedió una entrevista en la que pidió a los ciudadanos libaneses que participaran en las flotillas y usaran esas actividades para romper el bloqueo israelí. A consecuencia de ello, Israel no puede excluir la posibilidad de que a bordo de los buques se escondan terroristas o armas.

Habida cuenta del actual conflicto armado entre la organización terrorista Hamas, que controla la Franja de Gaza, y el Estado de Israel, y en vista de la intención declarada de los citados buques de vulnerar el bloqueo naval, y el hecho de que parten del Líbano, país que mantiene una relación hostil con Israel, en virtud del derecho internacional Israel se reserva el derecho de usar todos los medios necesarios para impedir que esos buques violen el bloqueo naval impuesto contra la Franja de Gaza.

Pese a ese bloqueo y al hecho de que el Sargento Primero Gilad Shalit permanece en cautiverio sin acceso a la Cruz Roja o a ninguna otra organización internacional, sigue prestándose asistencia humanitaria diariamente a la Franja de Gaza. A este respecto, Israel mantiene un diálogo continuo con la comunidad internacional sobre la cantidad y los tipos de artículos cuya entrada a Gaza está permitida. Por otra parte, existen mecanismos apropiados para transferir asistencia humanitaria a Gaza. Si a los que organizan dichas flotillas provocadoras realmente les preocupara prestar asistencia a la Franja de Gaza, lo harían por medio de esos mecanismos conocidos.

En vista de esas circunstancias, Israel pide al Gobierno del Líbano que actúe con responsabilidad y evite que esos buques partan en dirección a la Franja de Gaza. Si así lo hace, estará evitando toda posible escalada de las tensiones en nuestra región. Israel pide asimismo a la comunidad internacional que ejerza su influencia para evitar la partida de esos buques y para desalentar la participación de sus nacionales en dichas actividades.

Le agradecería que tuviera a bien hacer distribuir el texto de la presente carta como documento del Consejo de Seguridad.