Red Voltaire
Ponencia del Movimiento Gayones (Venezuela)

El plan desestabilizador de las organizaciones burguesas golpistas

| Quito (Ecuador)
+

Camaradas asistentes al SEMINARIO INTERNACIONAL PROBLEMAS DE LA REVOLUCION EN AMERICA LATINA, reciban un saludo clasista, solidario y combativo del MOVIMIENTO GAYONES.

CAMARADAS:

Grandes convulsiones sacuden al sistema capitalista mundial, solo basta mirar un mapa mundi, y verificar los cientos de escenarios donde se desarrolla la lucha de clase entre los burgueses y el proletariado a escala global, los grandes imperialistas peleándose el control y reparto del mundo, colonizando, invadiendo y desbastando pueblos enteros con sus poderío económico, bélico, mediático y publicitario. Y por otro lado, la más enérgica resistencia de los indígenas, campesinos, colonos. La vanguardia de la clase obrera se coloca al frente de estas luchas, plantea la huelga general, logran convocar a amplios sectores como los estudiantes, ambientalistas, magisterio, mujeres, jóvenes infringiéndole contundentes sacudones al sistema en lo más emblemático del capitalismo su “poderío” propagandístico, ya el fracaso del capitalismo es inocultable ante los ojos del mundo.

Los oprimidos, los explotados de siempre nos negamos a través de las movilizaciones a cargar con la crisis del capitalismo. Resurgen con fuerza las luchas de los oprimidos por su liberación, por su soberanía y por la revolución socialista. En este amplio escenario de combate político ideológico y militar los explotados hemos logrado avanzar, y en algunos casos detener por momento el aparato de los imperialistas, el más multimillonario de la historia moderna. Vemos como la resistencia en el medio oriente, África, Asia, Europa, y muy palpablemente en América Latina se hace presente, especialmente digno de emular el ejemplo de la guerrilla colombiana, han sido punta de lanza en la combatividad antiimperialista.

Todos estos elementos aunado a los cambios políticos en nuestra región han fortalecido la organización del proletariado y el pueblo trabajador que se preparan para la lucha revolucionaria poniendo en jaque a todos lo representante de la burguesía mundial.

Ante este impulso de las luchas revolucionarias en el mundo y pretendiendo ocultar su banca rota, el Estado burgués recurre a la violencia, al terrorismo, al fascismo, a la represión, los asesinatos, golpes de Estado y encarcelación de los líderes obreros, sociales y revolucionarios, es decir, evidencia su más cruel dictadura, pasando descaradamente por encima de la llamada comunidad internacional, reunida en organismos internacionales burócratas como lo son la ONU, OEA. Que apoyan masacres como la que se suceden a diario en Palestina, sin que sean juzgados ni condenados sus actores por ser sus aliados estratégicos; como Israel, y Colombia con su miles de desaparecidos y asesinados. Todas estas acciones no consiguen desanimar a nuestras filas, que ante todo se plantea continuar, la profundización de la lucha revolucionaria, la lucha política, cada día con un nivel de conciencia superior, con mayores y autenticas organizaciones revolucionarias y populares, que logran desenmascarar sistemáticamente las verdaderas intenciones de los imperialistas, burgueses, pequeños burgueses, reformistas, vaciladores y conciliadores, serviles que distraen y apartan a los explotados de su lucha estratégica; la destrucción del Estado burgués, la toma del poder político y la construcción del socialismo.

La estrategia de los imperialistas debe ser derrotada con la combatividad, la solidaridad y la insurrección de los pueblos del mundo. Las luchas cobran mayor claridad logrando debelar las intensiones de los oportunistas, reformistas, pequeños burgueses, que pretenden arrebatarles a los trabajadores, campesinos y obreros su puesto principal en la construcción socialista.

La edificación de la patria socialista es tarea de la clase obrera, con el concurso de todos los demás sectores explotados de la sociedad, bien lo sentenciaban Marx y Engels. Cuando dicen: “de todas las clases que hoy se enfrenta con la burguesía, solo el proletariado es una clase verdaderamente revolucionaria. Las demás clases van degenerando y desapareciendo con el desarrollo de la gran industria; el proletariado, en cambio, es su producto más peculiar”.

En Venezuela, el imperialismo a través de los grupos económicos nacionales representados en las organizaciones burguesas golpistas, fascistas, criminales y explotadoras como FEDECAMARAS, CONSECOMERCIO y FEDENAGA, impulsan un amplio plan que tiene como único objetivo frenar los logros populares, los pequeños avances alcanzados por la clase obrera y preparar el escenario para un nuevo golpe de estado que persigue la salida del gobierno y la instauración de un régimen de terror, como hicieron en la Guatemala de Jacobo Arbenz y en el chile de Salvador Allende entre muchas experiencias impulsadas por el imperialismo.

Este plan desestabilizador en lo fundamental contempla: la manipulación mediática, el desabastecimiento, acaparamiento, la especulación, violación de la libertad sindical, de la inamovilidad laboral, de las contrataciones colectivas, la criminalización y judicialización de los conflictos laborales, conspirando abiertamente contra el movimiento popular en especial contra la clase obrera.

Lo que está planteado en el actual momento político es expresión de la agudización de la lucha de clases entre los principales actores: la burguesía fascista y el proletariado revolucionario, ante lo cual es imperativo el fortalecimiento del movimiento popular y revolucionario, la consolidación de las organizaciones de la clase obrera como única forma de superar el reformismo y avanzar hacia la revolución socialista.

Los obreros, trabajadores y campesinos nos encontramos en un importante nivel organizativo y político en esta nueva fase de profundización y lucha por el Socialismo. Sabemos identificar las ocultas y fascistas agendas trabajadas por los enemigos históricos del proletariado, es por ello que nos declaramos en ofensiva permanente contra los burgueses, conspiradores y reaccionarios.

Las conquistas alcanzadas por los trabajadores en estos once años de gobierno democrático burgués no serán negociadas ni aplazadas, pero si profundizadas. Es por esta razón que acompañamos la nacionalización de empresas y rescate de tierras para ponerlas al servicio de la sociedad bajo control obrero, arrebatándoselas a la voracidad de los capitalistas agrupados en la funesta FEDECAMARAS.

El momento político nos plantea la urgente unidad y la más amplia alianza con todos los sectores explotados y oprimidos, el enfrentamiento con la burguesía abre el umbral para la construcción real del Socialismo Científico, por la conquista del poder y la construcción del nuevo Estado Proletario. La política del imperialismo esta ya definida y seguirán avanzando en su aplicación; 1) apropiación de los recursos de los países subdesarrollados a costa de lo que sea. 2) Mantener el control político, económico y militar en el hemisferio, 3) la defensa del capitalismo como modo de producción global. Y 4) la explotación más severa a los trabajadores del mundo.

Todo esto nos hace ver que debemos profundizar la organización política de la clase, su formación ideológica, el rescate y toma de las tierras y fabricas cerradas así como las industrias estratégicas, en desplazar los seudo revolucionarios con concepciones pequeño burguesas que desarrollan la política en beneficio propio. Denunciar y combatir el oportunismo el reformismo en las filas revolucionarias.

La derecha venezolana representante política de la burguesía no descansará en su manipulación, en el sabotaje y cinismo, no descansará en la aplicación de su política de asesinatos selectivos de dirigentes de trabajadores, de campesinos y estudiantes, es por ello que debemos estar alerta y consientes de la actual fase, debemos perfeccionar nuestra práctica, deslastrarnos del liberalismo, de la ingenuidad política, para mejorar nuestras organizaciones, debemos coordinar espacios de unidad, regional, nacional y mundial, la revolución proletaria esta en el ambiente mundial, los obreros debemos entender que en medio de toda esta situación nacional e internacional la unica opción que poseemos es avanzar en la unidad de la clase, en la profundización de las conquistas alcanzadas en esta fase democrática burgués, en estrechar los lazos de solidaridad, pues los subsiguientes escenarios de luchas serán decisivos, de nuestras capacidades, de nuestra unidad y claridad ideológica dependerá el triunfo definitivo de la clase obrera y la conquista del poder político.

KINYIVI IU YUSH
VAMOS PUEBLO VALIENTE

Opción

El periódico alternativo Opción es un quincenario ecuatoriano que apareció el 21 de enero del 2001, un año después del derrocamiento del presidente Jamil Mahuad, en un escenario de crecimiento de la lucha de los pueblos. Recoge en sus páginas los principales anhelos, la cultura, y las luchas de los pueblos de Ecuador, América Latina y el mundo. Opción busca desentrañar la esencia de los problemas, denunciar a sus responsables y contribuir en la construcción de una propuesta política popular, unitaria, antiimperialista y de transformaciones profundas.

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.