Abogado amenazado

http://www.larepublica.pe/archive/a...

Guillermo Olivera Díaz, jurista de larga trayectoria y autor de una tacha contra Alex Kouri y Cambio Radical, cuenta aquí que ha recibido amenazas y que el JNE le puso obstáculos a la sustentación de su denuncia.

Por estos días, Guillermo Olivera Díaz, el abogado que presentó una de las dos tachas contra la candidatura de Alex Kouri a la alcaldía de Lima, ha estado encerrado en su oficina, siempre acompañado por varias personas y, según cuenta, con dos armas de fuego para las que tiene licencia. “Desde que presenté la tacha, en julio pasado, recibí amenazas y por eso tomé medidas”, cuenta. El día que lo visitamos lo acompañaban sus hermanos. Después de que su escrito fue ingresado –planteando que las candidaturas de Cambio Radical son ilegales porque no realizó comicios internos– él fue notificado para sustentar su posición el 2 de agosto. “Sin embargo, días antes de la sustentación, una persona vinculada a Salvador Heresi, jefe de campaña de Kouri, invitó a mi hermano a reunirse en un restaurante y horas más tarde volvió a llamarlo para insistir. Por supuesto, mi hermano no fue”.

Ahí no quedaron las cosas. Olivera asegura que durante su intervención el 2 de agosto en el Jurado Nacional de Elecciones fue abordado al ingreso por una persona que se presentó como un primo lejano y le planteó que desistiera; luego estuvo presente durante toda la audiencia y volvió a seguirlo cuando ya se retiraba. “Me siguió hasta donde fui a almorzar y hasta llegó a insinuar un pago por mi desistimiento”. El sábado 14 de agosto la misma persona acudió a su oficina sin avisar. “No llamó por el intercomunicador, se metió al edificio aprovechando que entraba una persona. Cuando llegó a mi puerta no lo atendí, lo boté”, dice.

JNE: actuación extraña

También le han llegado rumores de que quieren agredirlo. “Está claro que Cambio Radical no realizó elecciones internas para elegir candidatos. Lo único que han presentado es un acta en la que figura la lista de candidatos, pero no hay resultados de la votación. Ese documento tampoco tiene hora de inicio y término de la elección. Según su estatuto deberían tener una Comisión Nacional Electoral, pero no figura en el Registro de Organizaciones Políticas, así que no existe. Las elecciones fueron realizadas por una Comisión Provincial Electoral creada ilegalmente”. Estas y otras objeciones sustentaban firmemente su posición y por eso, dice, han buscado hacerlo retroceder.

No obstante que algunos especialistas han señalado que el Jurado Nacional de Elecciones esta vez ha dado la debida importancia a las tachas, para Olivera Díaz la actuación del ente electoral ha sido extraña en su caso. “Mi tacha ingresó el 22 de julio con número 1225. La tacha por el domicilio de Kouri es posterior a la mía y tiene número 1365, es decir, 140 causas después. Pero a ambos nos citan para la audiencia el 2 de agosto y esa se ve primero que la mía.w Además me cambiaron tres veces la hora de sustentación: a las 12, a la 1 y a las 2 de la tarde. Tres notificaciones es rarísimo. No han actuado con transparencia en mi caso”, dice.

Esta nota se cerró antes de que el JNE se pronuncie sobre ambas tachas. Olivera dice que si no atienden su pedido, “que está sustentadísimo”, se dejará participar a un partido fantasma, lo cual es “una ilegalidad tremenda”. –Raúl Mendoza