por Guillermo Olivera Díaz; [email protected]

5-9-2010

1. Haber tachado a Kouri me brindó la preciosa oportunidad de conocer mucho más a la prensa peruana que encubre intereses mezquinos, reprochables y hasta pone en riesgo a sus entrevistados, cumpliendo el rol del sicario. Por ejemplo, el Canal 4 TV me persiguió de muchas maneras (fueron presurosos al local donde estaba con Herbert Mujica Rojas de Radio Moderna, hay otros testigos ex propia sensivus, con equipos del canal, en automóvil negro con lunas polarizadas) para sacarme información valiosa que poseía de “Cambio Radical”, hicieron una filmación amplia pero nunca difundieron nada, insistieron después por teléfono con 2 reporteros diferentes en obtener mayores datos y luego supe que los entregaban al contrario. Una suerte de sicariato por pitanzas. ¡Así como ésta es el resto de mass media de mi patria!.

2. Debo increparle a la prensa entera el hecho de haber apañado de las 02 tachas contra Kouri, la que encierra las gravísimas violaciones que practicaban los dirigentes del llamado partido político que lo propuso. A pesar de su trascendencia para la vida democrática del país, en función de las organizaciones políticas que deberían sostenerla, jamás informó de ciertos pormenores de esta tacha. Nunca promovió un debate y siempre editaron las grabaciones. Ocultaron de la peor manera lo que a renglón seguido voy a inventariar. Si lo habrían difundido, la opinión pública, la crítica especializada y los jueces electorales estarían mejor ubicados para el afán cognoscitivo y para el justo veredicto que el pueblo reclama.

3. No se trató de las renuncias irrevocables, del año 2006, que hicieron a la militancia de su agrupación José Barba y demás miembros del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y sus implicancias. Están las comunicaciones archivadas en el Registro de Organizaciones Políticas (ROP), sin embargo, se ha inscrito el Padrón con su afiliación el 17 de mayo 2010 (renunció pero sigue afiliado); tampoco del hecho grosero que las 03 personas que integran el Comité Provincial Electoral ninguna sea militante al momento de su ilegal designación, llegándose al colmo que la Consulta Detallada de Afiliación que expide el Jurado Nacional de Elecciones, que el fallo apelado del JEELC cita y aprecia y que figuran en el expediente de tacha, indica del miembro Balmes Orbe Sánchez, DNI 40250792, “Afiliación Cancelada” y de Melissa Fiorella Olano Prado, DNI 43092476, no consigna ninguna información sobre su vinculación con Cambio Radical. Sin embargo, forman parte del Comité Electoral que realizó elecciones internas el 13 de junio 2010 y abortó a Kouri. Todo esto usted no lo leyó en la prensa peruana.

4. Tampoco se difundió que el famoso CEN, del cual el ROP sólo inscribió con dolo a 03 miembros: Barba, Garavito y Chirinos, el 24-05-2010, carecía de quórum, pues éste es 04. Siendo 03 ni siquiera podía sesionar y decidir nada. Sin embargo, aparece designando el 03-05-2010 a los 03 integrantes de la Comisión Nacional Electoral.

Menos se sabe, porque la prensa apaña, que el cuestionado Comité Provincial Electoral no fue elegido en una asamblea provincial de Lima, integrada por los delegados elegidos por cada uno de los 42 distritos de Lima, 02 por cada uno, 84 en total. Falsamente insurgen designados como miembros quienes no son militantes y por un supuesto órgano partidario que no es una asamblea de delegados: una cuñada de Barba, Teresa Leonor, una amiga suya y unos cuantos dizque afiliados: ninguno era delegado elegido por su base. Todo esto no le interesa a la prensa que se ceba y solaza con el crimen, la sangre y la violencia cuotidiana, tal cual buscara mediocrizar y embrutecer al alma peruana, aherrojarla aun más.

5. Respetable lector: jamás habrá leído que Cambio Radical realizó 42 asambleas distritales para elegir a sus delegados que elijan a su vez a sus dirigentes; ni de asambleas generales constituidas por delegados de las diversas provincias del país y asambleas provinciales integradas por delegados distritales que expliquen el origen válido del CEN y de la presidencia del partido. La prensa peruana, gárrula del escándalo y atraillada del interés nefando, lo oculta. Así protege a su mafia, en detrimento de la salud moral del país que dicen defender.

6. Modesta ONPE.- En fin, del pequeño papel que cumplieron los funcionarios ONPE el 11 y 13 de junio 2010, observando las llamadas elecciones internas, no se ha dicho una palabra. Análisis y enjuiciamiento sereno peor.

Los técnicos que fueron esos 02 días ni sabían, ni adivinaron que el 03-05-2010 se designó por 03 miembros de un supuesto CEN a la Comisión Nacional Electoral; no estaban mínimamente enterados que el 17-05-2010 una falsa asamblea provincial designó al Comité Provincial Electoral, cuyos miembros no eran militantes. Uno tenía “Afiliación Cancelada”. Me imagino que sí vieron las caras risueñas de esos 06 señoritos, pero no les pidieron como el policía sus papeles. Tampoco se los dan y carecen de competencia para pedir documentos; es más, ni les va ni les viene; su técnica es para otra cosa. Esta es la ONPE que no averigua si los integrantes del Comité Provincial Electoral son o no militantes y cómo, cuándo y dónde fue su origen. Barba, su esposa y sus cuñadas, que sí conocen lo tenebroso del iter criminis, no son tan mansos para desnudar sus proezas electorales e informar. A la prensa esto le resbala.

7. En Cambio sobre la tacha por domicilio fueron dadivosos: ingresaron al cuartucho donde Alex Kouri había señalado el llamado fiscal. ¡Un presunto Alcalde de Lima, la SUNAT y un cuartito de domicilio! ¿Por qué será el ser humano así? Analizaron el tema a profundidad, entrevistaron a troche y moche a expertos en escudriñar los delebles linderos de los domicilios laboral, fiscal, real y procesal. Grandes titulares sobre la materia, entonces los jueces electorales tuvieron suficientes elementos de juicio para resolver con propiedad. La alzaprimaron e inflaron pese a ser diminuta y también por cubrir a la banda que venía detrás de la otra tacha-bomba. Al propio tiempo a ésta la ocultaron inclemente.

Aún hoy, 05 de setiembre 2010, siguen ocultándola, pese a que mañana Lunes 06, 9 am, el JNE ha señalado la Vista de la Causa. El Internet los desenmascara, a los mismos peruanos que la sirven, a los que hacen de mi nombre un “Guillermo Díaz”, como Juan Paredes Castro de “El Comercio”, pese a que alguna vez comió en mi casa y terminamos de amanecida en un burdel.

Haremos un libro que narre estas vicisitudes. La radiografía seráfica de sus protagonistas: dirigentes, candidatos y jueces se impone; es un imperativo categórico, moral, ético e histórico. La ocasión aunque la motejen de ladina es impostergable.