JPEG - 21.6 KB

Los de Proinversión, esa agencia que regala alegremente el patrimonio del Estado peruano, envía a dos turistas a Dublin, so pretexto –y así lo dice valientemente don Alberto Thorndike- de ver el tema del aeropuerto internacional de Chinchero. El malhadado proyecto renueva su promoción gracias a las habilidades de grupetes que están a la caza del Aeropuerto de Cusco, presa apetecible para el cual Chinchero es magnífico ariete. Leamos la carta dirigida a El Comercio por Thorndike:

Señores Directores:

En vista que las autoridades competentes continúan con la intención de licitar próximamente nuevos estudios para la construcción de un aeropuerto internacional, 24 horas, en la inviable área de CHINCHERO-CUSCO (3,740 metros de altitud y orografía muy difícil), intención que continúa ocasionando gastos al Estado, como es la próxima visita a Dublín, Irlanda, de dos funcionarios de PROINVERSIÓN, con la finalidad de promocionar en esa ciudad el malhadado proyecto —se adjunta la fuente de información— el mismo que se viene estudiando sin resultados positivos en los últimos 30 años, habiendo gastado el país en forma acumulada inútilmente la cantidad de seis millones de dólares.

La referida visita a Dublín no hace otra cosa mas que repetir la insólita gestión de una comisión de la COPRI que hiciera a Londres a inicios del año 2002 —con respectivos gastos del Estado— originándose de la misma el interés de la empresa Currie & Brown Mason, quien ganó la licitación convocada por la Comisión de Promoción de la Inversión Privada (COPRI), empresa que, según El Comercio del 08/03/2002, página b2, cobraría US $ 370.000.

Los resultados entregados por Currie & Brown Mason, son inéditos, nadie los conoce, pero es evidente que quedarían truncos o sin efecto desde que ocho años mas tarde se repite la cantaleta.

PROINVERSION no hace lo que debe hacer, sencillamente, debe solicitar en el día, a los fabricantes de aviones comerciales del mundo un detallado pronunciamiento técnico relacionado a si sus aviones de línea (B 737, 757, 777 y otros; A-320, A-330 y otros), podrían operar en forma segura y rentable las 24 horas de operación, aun en condiciones de pérdida de un motor en el momento crítico del decolaje. El pronunciamiento a consultar a los diversos fabricantes debe, necesariamente, incluir las operaciones de aviones commuter y helicópteros, en las mismas condiciones.

De ser positivos y aceptables dichos certificados, el ente estatal debe, ahora sí, con eficacia satisfacer la prioridad urgente de la construcción de un nuevo aeropuerto en el Cusco.”

Chinchero-Cusco: ¡la estafa de siempre!

10-1-2008

En El Comercio del miércoles se lee que "Verificaran la viabilidad del nuevo aeropuerto" en Chinchero, Cusco. Con esta utópica cantaleta los últimos cuatro gobiernos vienen, imperdonablemente, engañando al noble pueblo del Cusco. En esta oportunidad, según el diario, es el presidente regional del Cusco Hugo Gonzáles Sayán, quien se ha puesto los patines.

El asunto lo conozco -y lo vengo combatiendo en forma pública- desde hace más de 20 años. Me opongo exclusivamente por razones técnicas y por haber comprobado robos, mentiras, informes falsos y mucha componenda. Tengo innumerables pruebas formales a disposición de las autoridades y de quien se interese.

Como un avance de lo actuado en dos décadas, adelanto algunas pocas razones que invalidan el proyecto, hay docenas:

El proyecto del Aeropuerto en Chinchero, Cusco, tal como existe en los estudios ya realizados, es equivalente a un automóvil con las cuatro llantas desinfladas, no puede caminar, en consecuencia, no hay nada que actualizar, es un fiasco:

1) La ubicación de la pista no está determinada. Sin la exacta ubicación de la pista de aterrizaje ¡no puede haber estudios definitivos de ingeniería para un aeropuerto!

2) Los Estudios Definitivos existentes sólo encaran las categorías de aviones “B” y “C”, actualmente hay clase “D”, “E” y hasta “F”.

3) Todas la comisiones investigadoras de lo actuado han desestimado el proyecto por anti-técnico, incompleto y deleznable.

4) El Directorio de Corpac, en 1984, suspendió los desembolsos del Banco Mundial al consorcio beneficiado, por haber este incurrido en una serie de dolos y engaños en los estudios formales presentados.

5) La meteorología del área habría que estudiarla nuevamente por 5 años continuos -especialmente los vientos- a fin de precisar sus valores e incidencia en las operaciones aéreas.

6) En vez de recurrir -inútilmente- por tercera o cuarta vez, a "una licitación" para deslindar la viabilidad del aeropuerto en Chinchero -que va a costar al país apreciable suma de dinero y tiempo. A la fecha, en el malhadado proyecto se ha desperdiciado recursos por el orden de cinco millones de dólares, o más, sin considerar gastos de dinero y tiempo del personal. Las autoridades competentes, léase: ministerio de Transportes, Proinversión y la misma presidencia regional, deberían recurrir a la acción inicial, única, procedente y necesaria de alcanzar a los fabricantes de aviones del mundo (Boeing, Airbus y firmas rusas), los datos físicos de la orografía del entorno, ubicación, altura (3,740 metros), naturaleza de los vientos conocidos, temperaturas anuales, máximas y mínimas, y el largo de la pista de aterrizaje prevista para Chinchero (4,000 mts) y solicitar un pronunciamiento técnico de si sus aviones de línea (B 727, 757, 777 y otros; A-320, A-330 y otros), podrían volar en forma segura y rentable las 24 horas de operación, aun en condiciones de pérdida de un motor en el momento crítico del decolaje.

Recibido el informe positivo de tal o cual fabricante, se deberá proceder ¡de inmediato! con la inversión necesaria ¡El pueblo de Cusco lo reclama! ¡El país lo necesita! De otra forma ¡no se debe seguir engañando al país y al Cusco!