¡Todavía hay jueces en Lima!

Humillante derrota de Lima Airport Partners, LAP; la todopoderosa concesionaria del Aeropuerto Jorge Chávez ha recibido el fallo del 21 Juzgado Penal que absuelve a su denunciado, el periodista que estas líneas redacta y comunica que éste ha sido ¡Absuelto del supuesto delito de Difamación Agravada! Con todos sus millones, bufetes poderosos de abogados, influencias de todo jaez y coloratura, intensidad y cercanía, la empresa de marras ha contribuido a que el Poder Judicial dé una muestra de independencia coherente y limpia.

Semanas atrás, en brillante alegato que pulverizó al comisionado de LAP, el notable penalista Guillermo Olivera Díaz informó oralmente ante la jueza de dicho juzgado. Y las cosas resultaron por el único cauce posible y decente al que había lugar –y así lo ha reconocido la magistrada-: la absolución.

¿Terminarán las prepotencias de quienes se creen, por el aval de sus millones, dueños y manejadores del resto de los ciudadanos? Lo dudo. Pero que la fiera está herida, lo está y en grado sumo. ¡El tándem abogado-periodista le ha hecho pisar tierra y reconocerse en la miseria aberrante de sus abusos y venganzas!

¡Todavía hay jueces en Lima!

Documentos adjuntos