El libro incluye cartas que Gardel intercambió con su madre, Berta Gardés, y con Armando Defino, su albacea, entre otras rescatadas de baúles que durante décadas permanecieron "tapados bajo unas lonas" en el sótano de una casa, explicó Enrique Espina Rawson, compilador del libro junto al diseñador uruguayo Alfredo Echániz.

"Archivo Gardel", el libro de 300 páginas, incluye joyas tales como una foto inédita tomada en Buenos Aires de "cuando Gardel tenía dos o tres años y el cabello largo hasta los hombros", comentó el autor.

También incluye fotos inéditas del cantante durante una visita a la ciudad francesa de Toulouse, donde nació el 11 de diciembre de 1890, y a los estudios de Radio Carve, en Montevideo, agregó.

El libro reúne además contratos originales con la cinematográfica Paramount y la discográfica RCA-Victor, así como la contabilidad de los giros de dinero del artista desde Estados Unidos a Buenos Aires, "unos documentos indispensables para conocer al verdadero Gardel", aseguró Espina Rawson.

"Por ejemplo, hay un sugestivo telegrama que la actriz Mona Maris le manda el 16 de junio de 1934 a Gardel para decirle que estuvo enferma, que lo extraña mucho y rogarle que le escriba cualquier cosita", comentó el autor.

"Hay un total de 160 documentos manuscritos y mecanografiados de los intercambios epistolares de Gardel, que a veces escribía de puño y letra y otras dictaba a un secretario y firmaba al pie", señaló Enrique Espina Rawson, quien preside el Centro de Estudios Gardelianos de Buenos Aires."

Estos documentos habían sido reunidos por Defino, "que era muy meticuloso y guardaba todo", en su condición de apoderado de Carlos Gardel y luego albacea de sus bienes, indicó.

"Junto con objetos personales del cantante fueron a parar a baúles que la viuda de Defino, Adela Blasco, guardó durante décadas bajo unas lonas en el sótano de su casa", ubicada en Río Ceballos, Córdoba

Luego del fallecimiento de Adela Blasco, sus hijas decidieron vender la casa de Río Ceballos "y se sorprendieron al encontrar esos baúles que llevaban el rótulo de ’cosas de Gardel’, con lo que estos objetos y documentos volvieron a salir a la luz", añadió el autor de "Archivo Gardel".

Espina Rawson, autor de "Carlitos Gardel como nunca se vio", recordó que había buscado esos documentos "durante muchos años" hasta que los halló y se puso de acuerdo con Echániz, uno de los yernos de Adela Blasco, para publicarlos en este libro, que fue presentado en la Legislatura porteña.

- Fuente: www.buenosairessos.com.ar.