La comercialización del Internet en la Argentina comenzó en mayo de 1995 y los primeros usuarios fueron empresas, universidades y algunos particulares.

Desde ese entonces hasta la actualidad, este medio de comunicación no sólo ha cambiado en las personas sus costumbres y los modos de relacionarse. Sino que, además, el uso de esta herramienta modifica el cerebro.

El cambio ha sido notorio, ya que hace una década las prácticas habituales eran citar al otro en un bar, hacer una llamada telefónica o escribir una carta si queríamos comunicarnos con alguien, si bien algunas continúan en vigencia. Han pasado, quizás a un segundo plano, porque es más cómodo e inmediato enviarle un email, escribirle en su muro de Facebook o chatear con esa persona.

Por otro lado, en relación a la escuela, los jóvenes recurrían a los libros para hacer sus tareas. Mientras que ahora van de sitio en sitio hasta encontrar lo que necesitan.

Tal es así que un estudio del University College of London, ha comprobado que manejar Internet cambia el cerebro de las personas, porque les permite realizar diferentes actividades en forma simultánea.

Si bien la investigación fue mediante un análisis del comportamiento de chicos de entre 12 y 18 años, puede considerarse válido para todo el que navega en la web, porque más allá de la edad ¿quién no tiene al menos dos ventanas abiertas cuando está frente a la computadora?

Además, según lo publicado por la consultora Delfos, tan sólo en Córdoba el 30 por ciento de los cordobeses mayores de 65 años hacen uso de este medio.

Al mismo tiempo la indagación que llevó a cabo el College of London pone de relieve que la cualidad que desarrolla el ciberespacio hace que los adolescentes pierden su capacidad de concentración.

¿Podría decirse entonces que el Plan Conectar Igualdad, que implementó el Gobierno de Cristina Kirchner para que cada estudiante secundario y profesor de escuela pública obtenga una netbook, además de reducir la brecha social, digital y educativa, logre garantizar una mayor concentración sí el sistema educativo se vuelve virtual y simultáneo?

Eso lo dirá el tiempo, pero mientras tanto Internet ya es más que una nueva forma de comunicarnos.

- Fuente: www.agencia144.com.ar.