5-7-99

En la actualidad no pocos “descubren” la raigal faceta manipuladora, megalómana, ambiciosa, egoísta y destructiva de Alan García Pérez. Detrás de todo el macabro espectáculo de peleas que las taifas de cuchilleros protagonizan, unos diciéndoles a los otros delincuentes y aquellos retrucando con igual cariño, está la mano del Gran Titiretero. La miseria tragi-cómica revela cuánto el daño a la estructura del otrora gran partido de masas del Perú, el Apra y qué inoculación cancerosa contra la democracia fue la impuesta, so pretexto de izquierdismos o radicalismos, por quienes, capitaneados por el Anti-Haya, Alan García, no han hecho sino repetir los peores y más fétidos vicios del fujimontesinismo. Días atrás, gorilas politicantes, firmaron un acta de sujeción a los deseos de su amo, el mismo que amenaza retornar a Alfonso Ugarte a partir del 29 de julio. ¡Cómo si el tiempo hubiese encontrado una referencia mayestática inmóvil en este personaje! Titiretero y marionetas, todos traidores y empresarios de eso que abominó Víctor Raúl cuando advirtió contra los que hacían de la política “vil negociado culpable”. (hmr, 10-1-2011)

¿Solidaridad con García Pérez?

http://ailatin.tripod.com/clown.htm

Alan García Pérez constituye una mácula en la historia política del Perú. Fue líder de una patota que expolió al país como coto de caza privado.

En lugar de quedarse en el Perú y levantar desde la cárcel o desde cualquier sitio a su alicaído movimiento político, se fugó a Colombia, país que lo albergó y creo que aún lo tiene como huésped. Hoy quiere volver al parlamento, dejando el camino libre al oficialismo en su empeño reeleccionista.

Parece increíble. Aquí la oposición plañidera arma juicios al por mayor y homenajes entre sí. Y el gobierno sigue aprovechando de estas debilidades que además cuentan con un factor importante: la destrucción institucional de los movimientos políticos. Circunstancia que tiene en AGP a uno de sus principales gestores. No dudó a la hora de imponer su predominio desde la Secretaría de Organización del Apra, eliminando o quemando a los viejos líderes y menos vaciló en hacerse del poder con el voto soberano de un respetable número de peruanos para hacer lo que hizo.

Resulta que este Comité de Solidaridad está condenado a un estruendoso fracaso. Una opereta más de las muchas que se arman so pretexto de un sujeto que de respetable nada tiene y de honradez menos. Y de laboriosidad, ni que se diga: ¡nunca trabajó en su vida!

Esta naturaleza de pamplinas debieran ser combatidas a troche y moche. Aquí queman las papas, no en el exterior. Aquí es donde uno se faja con la estulticia contemporánea del gobierno fujimorista que heredó los desmanes de García Pérez. Aquí es donde hay que, día a día, buscar el pan y no en estos actos circenses y casi ridículos.

Monserga resobada

Alguien, de cuyo nombre no me acuerdo, ha insinuado que tengo que ver con el SIN y ha dicho lo propio de Raúl Villanueva.

1) Estoy seguro que el señor Villanueva, prolífico visitante de Tumi, podrá defenderse con la sobriedad acostumbrada.

2) En cuanto a mí se refiere, sólo puedo exclamar que desafío a quien lanzó esa afirmación a probar en cualquiera de mis notas referencias elogiosas o panegíricas hacia esa organizacion cívico-militar.

3) Lo afirmado sobre el liderazgo patotero de Alan García durante su gobierno no ha sido desmentido.

4) Su proverbial pusilanimidad le hizo tomar las de Villadiego en cuanto sintió que su augusta persona corría peligro y zafó raudo a Colombia. Acabo de estar por esa tierra hermana y allí se conoce al ex-presidente muchísimo y no precisamente por ser un esforzado hombre de trabajo, sino porque vive a cuerpo de rey, ¡sin trabajar!

5) ¿Que la "oposición" es debilitada por mis modestos argumentos?

Absurdo. Primero, la oposición es un mosaico de mil vertientes. Nadie se pone de acuerdo. Como no saben ni a dónde apuntar, se les ha ocurrido, con el patrocinio increíble de La República, poner de guerrero frontal a García Pérez. Lo que ignoran o pretenden convenientemente olvidar es que este megalómano sólo piensa en él y en nadie más que en él.

6) Ha poco escribí sobre la brillante estupidez promovida por un grupo de colegas enjuiciando al majadero argentino Faisal por colocar una página en Internet conteniendo vituperio y medio. Sostuve que en Internet no hay leyes y que los tribunales no tienen competencia para regular este nuevo medio de comunicación. Fernando Rospigliosi de Caretas, engalanó las páginas de la Asociación de Internautas Latinoamericanos con un sesudo análisis de 7 líneas que también fue traducido al portugués. Y pensar que a este caballero muy bien remunerado se le reputa como uno de los exégetas de la política nacional. Y pocos días después El Comercio nos dio la razon, no hay cómo enjuiciar los contenidos en Internet.

7) Dijimos que el proceso de judicialización de la política ha envilecido la vida nacional, todas son demandas, querellas, apelaciones, pero no hay pueblo, no hay savia popular, hay orgullos y vanidades heridas. Recuerdos y reminiscencias de cuando podían, a dedo, señalar esto o lo otro. Pero, bases, popularidad, nada.

8) Lo medular del texto en torno a García Pérez subsiste con solidez. Fue jefe de una patota. Es un hombre enamorado de sí mismo. Sin rasgo alguno de generosidad. Insolente y manipulador tiene a un grupo de personas alrededor que no tiene más ambición mediocre y presupuestívora que colmar algún peldaño del poder, pero se olvidaron que al poder sólo se llega por la consciencia y el corazón. Y la miserable gestión de García Pérez entre 1985-1990, no puede ser olvidada por declaraciones insólitas que "por ser de izquierda y favorecer al pueblo, se cometieron yerros". Equivale a decir: "quise dispararle a las piernas pero me equivoqué y le di en la cabeza, pero esa no era mi intencion! ¡Qué imbecilidad!

9) A cualquiera de los rábulas organizadores de un Comité de Solidaridad con AGP reto a que discutan y argumenten ¿Es que los compañeros necesitan de comités extranjeros muy bien pagados para que defiendan a García Pérez? La verdad es que el presidente honorario de la Internacional Socialista es quien organiza su propio biombo de tontos útiles.

10) Al Perú se le ama no con discursos inflamados de cháchara, sino con verdades de a puño como decía Luis Heysen. Se le construye en la vida diaria haciendo obras, generando exportaciones, despreciando a los idiotas mediocres encaramados en los principales puestos de gobierno. Echando al cementerio de los cadáveres políticos, a los coimeros, aprovechadores, miserables que mercadean con la pobreza sempiterna del pueblo peruano. Destruyendo los gérmenes de ignorancia esparcidos por la televisión, diarios y revistas áulicas del régimen y que pretenden hacer creer que todos los peruanos somos badulaques y que nos tragamos el sapo de que quienes ayer fueron primos hermanos, uña y mugre, del gobierno, hoy son redivivos defensores de la libertad de prensa. ¡Dios, que disparate!

11) Desde mi puesto de periodista comprometido con la libertad de prensa, amante enamorado de las causas de justicia, escriba ocasional en las listas del Perú y otras de Latinoamérica Morena, mi voto porque enriquezcamos el debate y que las nuevas generaciones no hurguen en las medias tintas y estupideces fabricadas en moldes, sino que naveguen en la generosa mar de conocimientos que herramientas como Internet proveen a diario y a cada segundo.