por Guillermo Olivera Díaz; [email protected]

29-3-2011

1. Está a cargo de investigar la obtención fraudulenta del DNI 06477277 de PPK la Sub Gerencia de Depuración de Identificación-Línea de Habilitaciones y Cancelaciones del RENIEC, que ya admitió a trámite mi solicitud de impugnación. Noto que imprimió prisa en su inicio; pero está remolona o morosa en su prosecución.

El día de ayer conversé con el doctor MARCO ANTONIO LLERENA ZUMAETA, Supervisor a cargo de las investigaciones y del destino de la candidatura presidencial del impugnado. Lo llamé una y mil veces a su teléfono 315-4000, Anexos 1577, 1573 y 1576, no me podía atender ya que siempre estaba ocupado, en reuniones de trabajo, hasta que por fin fue posible una conversación llena de respeto y cordialidad, como corresponde.

¡Me confirmó que el denunciado Kuczynski ya fue notificado!. Se le ha corrido Traslado de mi solicitud, remitiéndole copia de ella y sus recaudos, ante lo cual el cuestionado tiene que obligatoriamente presentar sus descargos. Se terminaron las tediosas mecidas de PPK, gracias al trámite presuroso que comenzó RENIEC.

2. Velocidad y morosidad inusitadas.- Habiendo hecho el pedido el miércoles 23-3-2011, 11.20 am, con una premura razonable se me hizo saber la admisión a trámite el viernes 25-3-2011, con un solo día de intervalo e inmediatamente se notificó a PPK. Tal debe ser el brío de la administración pública.

En cambio, la Fiscalía de la Nación hasta ahora no ha dictado un primer pronunciamiento, pese a que han transcurrido más de 15 días, frente a mi denuncia penal, por encubrimiento de narcotráfico, formulada contra KEIKO FUJIMORI HIGUCHI, otra cuestionada candidata.

Término inexistente.- Sin embargo, se ha concedido el lapso de ¡15 días! para que PPK presente las explicaciones o descargos a que está obligado. Este excesivo plazo supera largamente al que el Código Procesal Civil contempla en los procesos abreviados, sumarísimos y de ejecución, que van de 5 a 10 días hábiles. ¡RENIEC lo ha favorecido para explicarse!

Resulta sumamente grave que esos 15 días dados a Kuczynski no los contempla el Texto Único de Procedimientos Administrativos (TUPA) del RENIEC, aprobado por Resolución Jefatural N° 857-2010 del 29 de setiembre del 2011. El doctor Llerena Zumaeta, a cargo de la investigación contra PPK, no me convenció cuando me dijo que una “norma interna” lo establece, sin señalarme cuál era.

Por lo tanto, sus descargos los presentará el impugnado Kuczynski después del 10 de abril, cuando ya sepa si pasó o no a la segunda vuelta de la presente elección presidencial y congresal. El término de 15 días concedido, sin que norma conocida lo instituya, lo favorece. El elector tenía derecho a conocer los descargos del impugnado antes del día de las elecciones. ¿No es acaso cierto que el Voto Informado es un norte?.

3. RENIEC hace madrugar a PPK para iniciar el trámite de renuncia a su nacionalidad norteamericana.- Notificado oficialmente por RENIEC el día de ayer lunes 28 y enterado del texto de mis cuestionamientos, con su Declaración Jurada que suscribe en Miami, el 14-4-2000, donde afirma que NO ES PERUANO, el sueño de Kuczynski debe haber sido con sobresaltos.

No pudo soportar una noche más. Con la velocidad de un rayo consiguió cita con la propia Rose M. Likins, Embajadora de USA en Lima, por teléfono o como sea. ¡Ya tenía tiempo, que antes no, para llenar los indeseados formularios, pese a la campaña electoral!

¡A las 7 y 30 minutos de la mañana, de hoy martes 29 de marzo 2011, por fin compareció PPK a formalizar el inicio del trámite de renuncia a su postiza nacionalidad norteamericana!

¿Pretende dejar de ser norteamericano para luego recuperar la nacionalidad peruana perdida? ¿Está enterado que RENIEC le cancelará su DNI, con lo cual no puede ser llamado como Ministro de Economía por un supuesto Toledo-vencedor?

Cualquiera sea la actitud nefanda del personaje en cuestión, recordemos que él no da puntada sin hilo. La crematofilia es su arraigada y encallecida motivación; el poder ultramontano lo regodea, es su única savia vital. ¡No voten por él!