A no pocos lunáticos gustaría de arrinconar al resto y simplemente fusilarle so pretexto que no comparte sus puntos de vista. Y eso ocurre en todos los extremos: desde el acérrimo dogmático de ideologías anacrónicas de la siniestra, hasta el arrogante y pleno en recursos de la diestra que desdeña y ningunea a los que menos tienen como si eso fuera una “culpa” o un “defecto”. Los cabos se juntan en su improductiva necedad y miopía. Repitamos con entidad imbatible: ¡Perú es de todos los peruanos!

La política es como un avión que requiere de un ala izquierda, un ala derecha y un centro. Sin alguna de estas partes, capota y ¡sanseacabó! Es decir, la sociedad requiere de la comprensión que el juego democrático camina por el debate integrador y ecuménico alzando el nivel de contribución de cada quién y concordando metas comunes e irrenunciables: verbi gracia, Perú.

El miércoles 30 de marzo Gestión publicó en la sección El destaque (p. 2), con el título: BM: Crecimiento no ha creado las mismas oportunidades para todos los peruanos y bajo la autoría de Alfredo Prado G., los siguientes reveladores párrafos:

“El Perú es uno de los países latinoamericanos que más ha crecido en la última década. Su Producto Bruto Interno (PBI) per cápita aumentó a una tasa promedio de 3.8%, solo superado por Panamá que reportó un aumento de 4%. Este crecimiento se ha dado en un marco de estabilidad macroeconómica, creando condiciones para mejorar el bienestar de la población, señala el documento “Perú en el umbral de una nueva era”, publicado por el Banco Mundial (BM)”.

“Sin embargo, la entidad multilateral sostiene que a pesar de los avances, el Perú sigue atrás de otros países de la región en cuanto a los niveles de pobreza y desigualdad. “El Perú ha logrado muy buenos avances en la última década en la reducción de la pobreza así como en otros indicadores sociales, pero los niveles de estos indicadores siguen bajos para el nivel de ingreso del país”, refiere.”

“Según el banco, las mayores caídas de los índices de pobreza en los últimos años se ha producido entre los residentes de zonas urbanas marginales, la misma que está asociada a la posibilidad de acceder a un mercado de mano de obra más dinámico y con algunos mejores ingresos y oportunidades de empleo. Mientras que aquellos hogares vinculados exclusivamente a la agricultura han visto solo pequeñas reducciones en sus niveles de pobreza. “Así, la pobreza sigue siendo un problema particularmente grave en la sierra rural, donde el 66% de la población es pobre y un tercio vive en la extrema pobreza”, subraya”.

“Además, el banco muestra que en Perú sigue existiendo grandes desigualdades rural-urbanas, a la vez que un alto porcentaje de la población es vulnerable de caer en la pobreza. Si bien la desigualdad del ingreso en Perú –medida por los coeficientes de Gini o de Theil- ha caído en los últimos cinco años, empero, esta reducción habría sido moderada, sobre todo si se compara con la observada en otros países de la región como Brasil”.

“Brecha.- Asimismo, el BM revela que en el país se ha ampliado la brecha de ingresos entre los ricos y los pobres. “Si bien los ingresos de los más pobres han crecido, lo que explica la caída de la tasa de pobreza a nivel país, también es cierto que los ingresos de los deciles superiores crecieron moderadamente más”, precisó”. (Hasta aquí la cita).

¿Compete la eliminación gradual de ese desequilibrio de ingresos sólo a algún sector? Me temo que no, involucra un nuevo acuerdo o pacto social en que los inversionistas comprendan que NO pueden hacerse ricos en 10 ó 15 años sino en el horizonte de 25 ó más años, castigando su utilidad y compartiendo réditos con sus trabajadores y en la construcción de obras sociales que aseguren una continuidad razonable de trabajo. Hasta hoy la parte del león se la han llevado quienes sostienen con dogmatismo aborrecible el seguimiento impoluto de las draconianas “reglas” existentes. ¡Sólo un pueblo capaz de renegociar el pacto social, capital, Estado y trabajo, será merecedor de mejores y más estupendas realizaciones en el tiempo!

Ni el odio despiadado e irracional de los de abajo por los de arriba y, tampoco, la insolente y desdeñosa mirada de los de arriba hacia los de abajo. Unos y otros olvidan que al Perú lo construyen todos, cada quien en su puesto pero con dignidad, impuestos de que hay muchísimo que hacer pero los derroteros de la explotación inmisericorde sólo alimenta peligrosos núcleos que no edifica nada.

¡Atentos a la historia, las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder, el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Rompamos el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

¡Sólo el talento salvará al Perú!

Lea www.voltairenet.org/es hcmujica.blogspot.com Skype: hmujica