por Guillermo Olivera Díaz; [email protected]

25-4-2011

1. Tengo más de 40 años como abogado en el campo del Derecho Penal, siendo el debate para mí algo natural, pues cada día lo ejercito con el oponente en los estrados judiciales. Es civilizado, entonces, contraponerse aunque sin argumentos, mejor con ellos; no lo es, cuando creen, suponen o imaginan que el sentimiento del odio me motiva. Nada más erróneo que eso.

Los que reclamamos sanción para el culpable como ALBERTO KENYA FUJIMORI y también para su hija KEIKO, porque delinquieron al alimón, no es por odio rastrero o venganza disimulada, ni cosa parecida. Estos apuntan a la persona, mientras que el Derecho Penal castiga a los actos. Todo delito es un hecho ilícito, no un individuo, por más vil que fuese.

Para otros delincuentes, que no llegaron a Presidente, ni a ser candidatos para serlo, es normal la aplicación de la sanción penal. Aquí no se habla de odio, ni venganza. Es la misma carcelería que se le inflige al que roba una gallina en el campo, un cordero o una vaca (abigeato se le llama), como al que sustrae millones del fisco, acecha a su víctima y mata sin piedad desde el poder político.

2. Monto de pena y dosimetría penal.- Todos escuchamos que las condenas que impone la dogmática penal son en años: 5, 10, 15 o más tiempo. Y que a don Alberto le tocó 25.

Se trata de 25 años de pena por crímenes de lesa humanidad (asesinato, secuestro, entre otros), que subsume a varias penas menores por muchos delitos de corrupción que el mismo FUJIMORI aceptó haberlos cometido, por eso se sometió a la llamada “CONFESIÓN SINCERA” (“acepto que los he realizado”, hubo de decir). Confesó el peculado de millones de dólares del fisco.

Tal monto de pena es una suerte para él, pues en Estados Unidos las penas se acumulan y en su caso pasarían los 100 años, hasta podrirse. En Perú esos 25 se explican porque fueron delitos de los años 90; si fueran los de ahora la pena iría hasta los 35.

Como se advierte esos disímiles espacios de tiempo no los ha establecido el odio visceral, ni la venganza rastrera, sino la dosimetría penal. La ciencia penal y no la conciencia impura.

3. También a Keiko.- En mi calidad de abogado penalista, a raíz de que fui asesor del Congreso en el llamado “CASO KOURI” (acusación contra el ex congresista Alberto Kouri Bumachar) el año 2000, y por lo tanto conocí las andanzas delictivas de los FUJIMORI con MONTESINOS, también he denunciado a KEIKO FUJIMORI, predilecta de pocos, por encubrimiento de narcotráfico, porque gestionó ante su padre y consiguió el año 2000 un ilegal “Derecho de Gracia”, en favor de 2 personas entonces procesadas por Tráfico Ilícito de Drogas, con cuya gracia presidencial fujimorista se les cortó el proceso penal y se les puso en inmediata libertad.

Tiempo después las hermanas favorecidas MARTINEZ MORENO, hijas de "Olluquito", también procesado por narcotráfico, le entregaron el bonito donativo de 10,000 dólares USA que KEIKO aceptó haberlos recibido y deglutido.

Por esta "confesión sincera" (figura procesal cara a su encarcelado padre) debería estar en la cárcel y no de candidata. Encubrir procesadas por narcotráfico es delito severo.

La 3ª. Fiscalía Provincial Penal que tiene a su cargo los delitos de corrupción de funcionarios en Lima ha declarado prescrita la acción penal porque han pasado más de 10 años, sin advertir que al

ser denunciado el mismo ilícito el 5-12-2000 y haber actuaciones fiscales se ha interrumpido la prescripción, en cuyo caso se alarga hasta los 15 años; ergo, la acción penal no ha prescrito.

Será la 5ª. Fiscalía Superior que absuelva el grado, que despacha el doctor OSCAR MIRANDA ORRILLO, la que revoque el desbarre inferior y ordene se investigue a KEIKO. Por el monto de pena concernido debe merecer un mandato de DETENCIÓN.

4. ¿Con qué dinero estudió KEIKO y sus 3 hermanos en el extranjero?.- Con la demagogia que gastan los dictadores de baja estofa, siempre le escuchamos decir al padre de KEIKO que solo ganaba 2,000 nuevos soles como Presidente.

¿Cómo pagó, entonces, las costosas pensiones universitarias cercanas a un Millón de Dólares USA de sus 4 hijos en Estados Unidos durante 4 años completos de estudios? La respuesta la tiene su socio MONTESINOS, que de vez en cuando advierte delatarlos. No lo hace porque también espera la segunda vuelta electoral del 5 de junio 2011. KEIKO, ¿HA JURADO NO INDULTARLO?.

Por estos estudios ilícitos la Fiscalía de la Nación investiga a la candidata presidencial. Siendo alta su alcurnia en el mundo de la desobediencia a la autoridad se zurra en las notificaciones a comparecer. La convocante Dra. Gladys Echaíz se enmudece y queda maniatada.

5. Confesión personalísima.- Me parece escuchar a KEIKO, entre dormida y despierta, pero en plena campaña electoral, estar susurrando a su fina almohada de plumas de ganso que anida y con abigarrada prensa reporteril, financiada por don Alberto, en torno suyo:

(1) "NO ME TEMBLARÁ LA MANO PARA INDULTAR A MI PADRE" (uy, uy…pero esta frase no da votos en ballotage). "Sus gravísimos delitos, que de algunos está confeso, NO ME IMPORTAN". "Son una fruslería, una INSIGNIFICANCIA, pues de todos ellos yo misma soy también capaz, como el Mersault de CAMUS". "25 años de cárcel me matan, como a él. Como futura Presidente del Perú, sin saber cómo, no lo puedo ni voy a permitir. Todavía no me conocen". "Lo necesito al chino como Asesor de Lujo, sin eros encadenado como hoy está”. "Su torcida savia nunca dejará de ser sabia. Se le quita el veneno y listo".

(2) “Ensayaré otra que sí dé votos”: JURO QUE NO LO INDULTARÉ”. “To be or not to be” (ser o no ser), esa es la antinomia KEIKO, creíble por intonsos”.

6. Derecho Penal sanciona, no odia.- El 05-12-2000 denuncié a Keiko ante la entonces Fiscala de la Nación por encubrimiento de narcotráfico; también al padre, sin conocer a ambos. Como asesor del congresista César Acuña Peralta también denunciamos a Alberto Kouri Bumachar.

Ella salió ilesa al archivarle la denuncia y el desventurado Alberto fue denunciado ante el Congreso de la República por acuerdo de la Fiscalía Suprema respectiva.

El 07-03-2011 reactivé la denuncia contra KEIKO, pues recientemente fue conocido que recibió 10,000 dólares USA de las 2 beneficiadas con el ilícito derecho de gracia que les cortó el proceso penal por narcotráfico a los 40 días de su detención. Está confesa de dicha recepción del donativo.

¿Ejercitar el Derecho Penal desde hace 40 años, también contra otros capitostes que hacen negación de la política, es acaso una manifestación de odio o venganza contra quienes no conozco, ni me he cruzado en su camino en forma alguna? Sin odios, ni venganzas. Profeso el Derecho Penal.