En el magnífico tomo de 600 páginas que le ha dedicado Constante Traverso Flores, Los peruanos, historia de la exclusión social en el Perú y que presenta hoy viernes 15 a las 7 pm. en la Casa Museo Ricardo Palma de Miraflores, el autor propone como viga central su tesis que la “inclusión no es una frase, hora de replantear el Estado”.

Afirma que la reconciliación nacional no puede ni debe de darse entre lo que representa el autoritarismo, la corrupción y la democracia, sino del Estado peruano con todos los pueblos, especialmente con aquellos que poblaron este territorio desde hace más de 7 mil años.

Agrega que el autoritarismo corrupto de los años 90, trastocó los valores, pisoteó la cultura, y desideologizó a los peruanos. Los verdaderos demócratas tienen como tarea inmediata, la construcción de instituciones virtuosas, y la consolidación de liderazgos castos, que permitan afianzar la democracia.

Para Constante Traverso Flores, el gobierno electo, conducido por el comandante Ollanta Humala -en su Mensaje a la Nación de 28 de julio- debe pedir perdón, a nombre del Estado peruano, a los pueblos quechua, aymara, chanka, wuari, shuar, y otras etnias de la selva; por todos los abusos, atropellos, y olvidos cometidos en casi 200 años de República.

Constante Traverso sostiene que la inclusión social en el Perú será un largo proceso de varias generaciones, que pasa por gestos como el que propone, por la construcción de un modelo basado en la democracia social y económica, con libertad política; sustentado en una Constitución que armonice la democracia con la justicia social, corrigiendo las desviaciones del egoísmo económico, resaltando que el Estado de derecho debe ser un servidor de la sociedad y no su amo.

El grueso tomo de atractiva y amigable presentación gráfica, como en las mejores capitales del mundo, se denomina como un trabajo periodístico de investigación y análisis de la historia peruana, escrito en un lenguaje sencillo, desde un ángulo crítico que cuestiona algunos hechos hasta hoy conocidos, como se lee en la contracarátula.

Acercar al periodismo con la historia, las letras con la pudorosa Clío, mil veces violada en nuestros pagos, no parece tarea sencilla en nuestros días. No obstante de la cultivada y perversa “falta de memoria” en que se ha educado a casi todas las generaciones peruanas, Traverso puntualiza aportes, nombra a personas y evita el trasiego de odios impostados o antipatías por razón de las posiciones ideológicas. Las citas a textos de Víctor Raúl Haya de la Torre, Víctor Andrés Belaunde, José Carlos Mariátegui y otros estudiosos, nacionales y foráneos, enriquecen la vasta gama temática en que ha incurrido el autor.

Reafirma Traverso que el gobierno será legítimo por la forma como se origina y por la calidad ética y virtuosa de sus mandatos. Con la creación de mercados internos, la incorporación de trabajadores y campesinos al sistema laboral, en planillas, con seguridad social y una jubilación. También es importante la construcción de vías de comunicación, de infraestructura de agua, desagüe, electrificación, telefonía e internet.

Por último, agrega Traverso: “La inclusión no es una frase, es una serie de hechos que nos debe llevar a replantear el Estado peruano, multicultural, multiétnico, y de esta forma definir que los peruanos somos todos los nacidos y afincados en este territorio: los blancos, los asiáticos, los negros, los quechuas, los aymaras, los chankas, y las etnias de la selva”.

Documentos adjuntos