por Guillermo Olivera Díaz; [email protected]

27-7-2011

La empresa MOVISTAR, es decir la ex Telefónica, quiere 20 años más de concesión, sin competir con otros postores. ¿A cambio de qué para los usuarios y el país?

La otra empresa CLARO, dentro de su silente concesión competidora, obliga a sus clientes que un USB para captar Internet inalámbrica, de menos de 50 dólares de precio en el mercado, le paguen más de CUATROCIENTOS DOLARES USA ($400.00), si acaso los usuarios se retiran antes del año del servicio contratado por la calamidad bradipsíquica de su Internet.

Este es un clarísimo abuso del derecho de quien presta un servicio de Internet como CLARO.

Me ha llegado de este gigante CLARO el Recibo N° T001-39238860 por S/.564.64 cuyo concepto dice: “Reintegro de Precio del Equipo”. ¿De cuál equipo? Del USB en cuestión, pues pedí la rescisión del servicio, por escrito, por pésimo: se iba la señal a cada rato, inesperadamente, y me dejaba colgado sin Internet, los llamaba y me tonteaban, no me llegaban los recibos y al no pagar uno de ellos me cobraron mora cercana a 20 nuevos soles. Hasta me dormía esperando que llegara la bendita señal de Internet.

Claro, este no es un servicio; sino un reverendo perjuicio, que no se lo deseo a nadie, y que lo ocasiona CLARO. Más claro ni el agua cristalina.

¡Un pequeño adminículo llamado USB con 800% de sobre precio!. ¿Me cobrarán en juicio, pues he decidido no pagarlo, sino más bien reconvenirlos para que me indemnicen.

Ollanta Humala, que busca honestamente transformar el país: ¿conocerá estos pormenores y otros sesgados de las empresas de telecomunicaciones como CLARO y MOVISTAR?

Documentos adjuntos